Nacional
Jueves 21 junio de 2018 | Publicado a las 08:23 · Actualizado a las 10:22
Tomas feministas en la UdeC: desatando un nudo ciego
Publicado por: Cristi√°n Valdebenito
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúPresentamos nuestras disculpas p√ļblicas a toda la comunidad universitaria y, en especial, a las estudiantes movilizadas‚ÄĚ, es parte del comunicado oficial de la Universidad de Concepci√≥n que alude a uno de los hechos que terminar√≠a marcando un distanciamiento evidente entre Rector√≠a y el cuerpo docente de Medicina, una de las facultades en toma m√°s emblem√°ticas de la casa de estudios superiores penquista.

Las disculpas de la Universidad eran la culminación de una situación que comenzó a vivirse a las 10:00 horas del viernes 15 de junio cuando un grupo de docentes, encabezados por el Decano de Medicina, ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción para conversar respecto a las motivaciones que sostenían el movimiento.

Los patos de la tradicional laguna del Campus de la Universidad de Concepci√≥n se vieron sorprendidos por los gritos de las ‚Äúmujeres autoconvocadas‚ÄĚ exigiendo la presencia del rector. Hab√≠a sido un viernes tenso. Eran las 12:30 horas y los puntos de encuentro entre las partes parec√≠an separarse cada vez m√°s.¬†

Dos horas antes, un grupo de aproximadamente 30 acad√©micos, encabezados por el decano, Ra√ļl Gonz√°lez, lleg√≥ hasta el exterior de la toma de Medicina para conversar sobre la ocupaci√≥n y sus motivaciones.

Al llegar al lugar encontraron la puerta abierta e ingresaron hasta el hall de la Facultad. Aquí se generan dos versiones contrapuestas que terminarán enfrentando a la Rectoría con una de sus dependencias más tradicionales.

Una parte de la historia, la de los profesores protagonistas, quienes aseguran intentaron establecer un diálogo con alguien en la toma, sin embargo, dicen, no hubo respuesta. 

Tras una serie de tratativas para establecer un diálogo, de buena forma, se logró reunir a un grupo de alumnas con los profesores, en una conversación que no llegó a buen puerto y que se tradujo en consignas muy generales y difíciles de establecer en un marco cuando en la propia Facultad, unas tres semanas antes, se habían reunido de forma triestamental, académicas, funcionarias y alumnas en una Jornada de Equidad de Género y Diversidad, todo esto incentivado por el propio Decanato. 

Pero tambi√©n est√° la versi√≥n de las estudiantes. Seg√ļn cuentan, se encontraron con sus profesores, exigiendo nombres y grabando a quienes estaban en la toma para- cuenta una estudiante- amedrentar en lo acad√©mico a quienes estaban en el lugar.

Se dice que algunas alumnas terminaron llorando, en una acci√≥n que seg√ļn declararon m√°s tarde fue violenta, si no en lo f√≠sico, s√≠ en lo psicol√≥gico para quienes estaban en la toma a esa hora.

La llegada de los docentes a la Facultad se había discutido previamente en una asamblea realizada en el Auditorio del Edificio de Anatomía, hasta donde llegó un centenar de personas entre profesores y administrativos, donde las diferencias también se hicieron sentir.

Fue 50 y 50… los unos manifestando que no era necesario asumir esta actitud frente a un movimiento que ten√≠a sentido real en la realidad de las mujeres d√≠a a d√≠a; los otros, considerando que es su leg√≠timo derecho a entrar a su lugar de trabajo, derecho que estaba siendo vulnerado por la toma de la Facultad.

Lo cierto es que tras la acci√≥n de los docentes, un encuentro pactado entre las ‚Äúmujeres autoconvocadas‚ÄĚ y el rector Carlos Saavedra, no se realiz√≥. Lo que oblig√≥ a su vez a suspender una asamblea extendida en la Facultad de Ciencias Jur√≠dicas y Sociales.

As√≠ fue como la acci√≥n se traslad√≥ a la Facultad de Ciencias F√≠sicas y Matem√°ticas junto a la “Laguna de los Patos” de la Universidad de Concepci√≥n,¬†hasta donde arrib√≥ el rector, quien meg√°fono en mano hizo la invitaci√≥n a conversar el Foro, lo que fue rechazado a gritos por las manifestantes.¬†

Esa fue la oportunidad en que se entrega el petitorio, realizando la invitaci√≥n para conversar a las 15:00 horas de ese d√≠a… se dice, que una de las exigencias de las estudiantes para iniciar el di√°logo fue que la Rector√≠a pidiera disculpas p√ļblicas por lo ocurrido en Medicina, lo que qued√≥ de manifiesto en la carta remitida a la Comunidad Universitaria por parte del rector (s) Carlos Von Plessing (el rector Saavedra viaj√≥ a China).

comunicado-disculpas-udec

Perder un peón para salvar a la reina

El escrito es duro. La Rector√≠a rechaza “toda situaci√≥n que vulnere la dignidad de las personas (…) y por lo tanto presentamos nuestras disculpas p√ļblicas a toda la comunidad universitaria y, en especial, a las estudiantes movilizadas, afectadas por los acontecimientos ocurridos en dicha ocasi√≥n”.

Varios docentes califican esta “jugada” de la Rector√≠a como un movimiento de ajedrez: ‚Äúsacrificar a un pe√≥n‚ÄĚ (resquebrajar las relaciones con una parte de los docentes de Medicina) para ‚Äúsalvar a la reina‚ÄĚ (que vendr√≠a siendo restituir el di√°logo con las estudiantes y buscar terminar de una vez con las tomas que se extienden por m√°s de un mes).

Lo concreto es que las conversaciones se retomaron con nueve representantes de las mujeres autoconvocadas y ocho representantes de la Universidad de Concepción, que ya establecieron acuerdos como la instrucción desde Rectoría a las decanaturas de las Facultadas ocupadas de la posición institucional y el trabajo sobre el petitorio, clasificando las demandas en las de despacho inmediato, corto, mediano y largo plazo. 

Las conversaciones siguieron el resto de la semana, ya con la declaraci√≥n de intenciones de establecer logros concretos en el eje tem√°tico “Hacia una Educaci√≥n no Sexista” y reanudar el trabajo acad√©mico.¬†

Mientras todo esto se discut√≠a en los pasillos de la Universidad no a todos cay√≥ bien la “disculpa p√ļblica” que emiti√≥ Rector√≠a tras el ingreso frustrado de un grupo de profesores a la facultad en toma.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

Fue el propio decano, Ra√ļl Gonz√°lez, quien respondi√≥ a trav√©s de un comunicado (adjunto) calificando la toma como “una expresi√≥n de violencia e ilegalidad” y lamentando que los docentes que conversaron con las alumnas fueran, a su juicio, “tratados como delincuentes a trav√©s de los medios de comunicaci√≥n”.

El resquemor que expresan fuera de grabaci√≥n varios docentes de Medicina luego que Rector√≠a les “quitara el piso” es evidente y se consigna como el “el mal menor que asumi√≥ la nueva administraci√≥n”.

Ciencias Sociales

Un conflicto que tiene como contexto un hecho relevante, registrado en otra de las facultades m√°s emblem√°ticas de la Universidad de Concepci√≥n. La desvinculaci√≥n hace una semana, del docente de Ciencias Sociales, Tito Matamala, investigado desde el a√Īo pasado por denuncias de acoso sexual en su contra. Para algunos, la salida de Matamala marca algo as√≠ como ‚Äúlo que no se hizo en un a√Īo se hizo en un mes‚ÄĚ, aunque para otros, era algo lisa y llanamente un ‚Äúm√≠nimo necesario‚ÄĚ.

Consultadas algunas estudiantes, coinciden en que se trató de una medida positiva, con el matiz de que mientras algunas valoran que se haya realizado más en pocos meses más que antes, otras lo determinaran como el mínimo necesario para iniciar una conversación.

Con todo, en t√©rminos de oportunidad, la Rector√≠a realiz√≥ esta acci√≥n justo antes que se iniciaran las negociaciones, atribuyendo t√°citamente a una decisi√≥n institucional la salida de Matamala y no a una exigencia de las ‚Äúmujeres autoconvocadas‚ÄĚ.

Todavía quedan cinco investigaciones en curso: tres corresponden a acosos de alumnos contra alumnas; otra involucra a un profesor por acoso contra estudiantes y una investigación contra un alumno por acoso a una profesora.

COMUNICADO FACULTAD DE MEDICINA
UNIVERSIDAD DE CONCEPCI√ďN A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

A raíz de los hechos ocurridos recientemente al interior de nuestra
Facultad de Medicina Universidad de Concepción, manifiesto lo
siguiente:

1.- Desde el mes de mayo y al iniciarse el movimiento feminista en nuestra Universidad, como autoridad de la Facultad de Medicina he dado pleno apoyo para dialogar y generar espacios de discusi√≥n de esta tem√°tica, porque estoy convencido y reconozco que a nivel de nuestra Universidad y Facultad existe violencia, diferentes formas de acoso y una educaci√≥n sexista, situaciones que no debemos aceptar. Por ello se apoy√≥ incondicionalmente una in√©dita Jornada Triestamental sobre Equidad de G√©nero y Diversidad y se permiti√≥ la participaci√≥n de un mayor n√ļmero de estudiantas en el Consejo de Facultad para que de esta forma el movimiento tuviese m√°s y mejores canales de expresi√≥n y difusi√≥n.

2.- En este contexto, durante la tarde del miércoles 13 de junio la Facultad de Medicina fue tomada por un grupo de estudiantas sin mayores explicaciones y el personal académico y no académico debió hacer abandono de su lugar de trabajo, acción que, sin duda, vulnera los derechos de los trabajadores y de los alumnos. Esta situación de toma se convierte en una expresión de violencia e ilegalidad.

3.- El d√≠a viernes 15 junio la Decanatura cit√≥ a una asamblea a sus acad√©micos y no acad√©micos para analizar la situaci√≥n y plantear opciones de c√≥mo continuar frente al movimiento. Las opiniones fueron divididas entre los acad√©micos de las diferentes carreras. Al finalizar la asamblea un grupo de acad√©micos, incluyendo la mayor√≠a de los jefes de carrera, algunos directores de departamento, profesores y personal no acad√©mico, acompa√Īados del decano y vicedecano, ingresaron a la Facultad en un intento de establecer un di√°logo con las personas responsables de dicha toma. A las 11:00 horas se reunieron en la sala de Consejo de la Facultad, Decano, Vicedecano y los cinco jefes de carrera con 9 estudiantas para dialogar sobre el conflicto, reuni√≥n a la que se incorpor√≥ la subdirectora de la Direcci√≥n de Equidad de G√©nero y Diversidad de la Universidad, Prof. Ximena Gauch√©, acord√°ndose establecer una mesa de di√°logo.

Deseo enfatizar que en ning√ļn momento hubo violencia f√≠sica por parte de los presentes al hacer ingreso a la Facultad, pues el esp√≠ritu nuestro fue siempre recuperar el di√°logo con las alumnas, por lo que cualquier situaci√≥n particular que se haya considerado violenta es rechazada. Como Decano de la Facultad de Medicina de la UdeC rechazo con √©nfasis la toma de sus dependencias, pues vulnera e impide el fin √ļltimo que tenemos como comunidad toda, el cual es formar profesionales de
excelencia en Salud.

4.- Es por ello que lamentamos la falta de apego a la verdad y tergiversación de los verdaderos hechos ocurridos, como la declaración por parte de una alumna a Diario EL SUR en su edición del sábado 16 de junio referente a que hubo porte de cadenas al ingreso. Asimismo, condenamos el trato recibido por nuestros académicos y autoridades, quienes, a través de los diferentes medios de comunicación, fueron mal tratados, incluso como delincuentes. No debemos olvidar que podemos pensar diferente, que las cosas pueden ser observadas con distintos puntos de vista y que nuestras opiniones pueden no ser convergentes, pero aun así que mantener el respeto entre todos nosotros es un deber indiscutible.

5.- Estoy dispuesto a seguir trabajando en los objetivos del movimiento feminista, dándole continuidad al trabajo y al diálogo triestamental que habíamos logrado en conjunto. Es por esto que hago un firme llamado a reestablecer las conversaciones en un ambiente donde prime la responsabilidad, el respeto, la tolerancia y el bien
com√ļn de toda nuestra comunidad.

DR. RA√öL GONZ√ĀLEZ RAMOS
DECANO
FACULTAD DE MEDICINA
UNIVERSIDAD DE CONCEPCI√ďN

Tendencias Ahora