Expertos pidieron a las autoridades flexibilizar el retorno a clases presenciales en 2021, sujeto a la situación sanitaria del país, y señalaron que el Ministerio de Educación debe implementar programas de trabajo en cada establecimiento, conociendo su realidad local.

Para el próximo 1 de marzo está fijado el inicio del calendario escolar 2021, el que estará enfocado en la presencialidad y el reforzamiento de contenidos que pudieron haberse perdido a causa de la pandemia.

En esa línea, el Gobierno ha mantenido diversas reuniones con el Consejo Asesor denominado “abrir las escuelas paso a paso”, donde se ha planteado el cómo se deben desarrollar las clases al interior de los establecimientos.

A juicio de la directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de Unesco, Claudia Uribe, debe existir una flexibilización en el ingreso a clases, especialmente por la situación sanitaria que esté viviendo el país en ese momento y afirmó que la posibilidad de retornar a la educación a distancia debe estar presente.

Por su parte, el experto en educación y docente de la Universidad de Santiago, Mario Sobarzo, señaló que será vital el trabajo que realice previamente el Ministerio de Educación con cada recinto educativo, con el objetivo de implementar diversos programas en la presencialidad, de acuerdo a su realidad local.

El subsecretario de Educación, Jorge Poblete, aseguró que, ante cualquier situación, el Gobierno mejorará con los colegios la educación a distancia, pero recalcó que el foco estará puesto en la presencialidad.

El debate se produce en medio del retroceso de la región Metropolitana a Fase 2, donde el Colegio de Profesores llamó a las comunidades a dejar de asistir a clases presenciales de sentirse “inseguros”.