Nacional
Miércoles 06 marzo de 2019 | Publicado a las 18:36 · Actualizado a las 18:46
Carlos Montes renuncia a presidencia del Senado y llama a reformar la institución
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras un a√Īo en el cargo, Carlos Montes (PS) renunci√≥ a la presidencia del Senado, por lo que tras el 12 de marzo asumir√° su lugar la mesa encabezada por el senador Jaime Quintana (PPD).

En su discurso de despedida recitado la tarde de este miércoles, Montes hizo un repaso de su gestión, enfatizando en la necesidad de reformar la institución.

“No podemos seguir concibiendo al Senado como una f√°brica de leyes. Es tambi√©n el principal foro pol√≠tico y centro de debate p√ļblico del pa√≠s. Tampoco podemos seguir creyendo que nuestra democracia estar√° siempre a resguardo de las amenazas del populismo y el autoritarismo”, sostuvo durante el discurso, agregando que “necesitamos un Senado y un Congreso Nacional m√°s activo, m√°s transparente, m√°s sintonizado con los problemas, m√°s din√°mico, m√°s abierto.

“En s√≠ntesis y con claridad: necesitamos reformar el Senado”, sentenci√≥. “Chile seguir√° cambiando. La pregunta es si nosotros, como instituci√≥n e individualmente, sabremos cambiar a tiempo.

Durante su intervención, habló entre otras cosas sobre los avances en la corporación en materia de género, su trabajo por facilitar la conformación de una oposición unida, y la publicación del 99% de los informes de asesorías externas desde 2015 en el sitio web.

“La actividad pol√≠tica se ha vuelto intrascendente frente a demandas complejas, ha perdido efectividad y legitimidad”, reflexion√≥. “Muchas decisiones relevantes han quedado relegadas al mercado. Otras se han trasladado a entidades privadas o multilaterales. En definitiva, gran parte de la direcci√≥n de la vida en com√ļn est√° fuera del control democr√°tico”.

“Tambi√©n ha contribuido la persistente herencia de una transici√≥n que gener√≥ importantes avances, pero que fue menos exitosa en abrir espacios al cambio, la deliberaci√≥n y la superaci√≥n de la enorme desigualdad”, continu√≥ la autoridad.

En este sentido, agreg√≥ que “lo m√°s f√°cil es mirar para el lado cuando se cree tener posiciones de poder aseguradas. No creo en eso. En el pasado, vimos debilitarse gravemente la democracia chilena. Y hemos visto en la experiencia internacional la rapidez con que se resquebrajan las bases democr√°ticas m√°s elementales para una convivencia pac√≠fica.

“Miremos la situaci√≥n de Venezuela, Nicaragua, Honduras o Brasil”, ejemplific√≥, advirtiendo que “es un error pensar que por ser una instituci√≥n republicana contamos con un mandato y pr√°cticas intocables”.

Tendencias Ahora