Nacional
Martes 23 octubre de 2018 | Publicado a las 09:19 · Actualizado a las 14:04
Contralor Berm√ļdez apela a la Corte Suprema y califica de "absurdo" el fallo en su contra
Publicado por: Sebastián Asencio La información es de: Erik López
visitas

Con argumentos en un escrito de 24 p√°ginas, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) pretende revertir el fallo contra el Contralor de la Rep√ļblica, Jorge Berm√ļdez, que le ordena restituir en su cargo a la subcontralora D√≥rothy P√©rez.

Lo anterior, luego que la destituida funcionaria interpusiera un recurso de protección tras ser removida de su cargo, el cual fue acogido el 16 de octubre por la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Tras ello, el Tribunal concluyó en forma unánime que se vulneraron los derechos constitucionales de Pérez cuando se le pidió la renuncia el 22 de agosto pasado. Debido a ello, la Corte ordenó su restitución en el cargo.

Sin embargo, y debido a lo anterior, el CDE present√≥ la mencionada apelaci√≥n a dicho fallo, donde se concluye que la resoluci√≥n del tribunal de alzada contra Berm√ļdez ‚Äúincurre en una interpretaci√≥n absurda y contraria a derecho de las normas legales expresas que regulan la materia sobre la que se ha pronunciado (…) arribando a conclusiones aberrantes, inconciliables totalmente entre s√≠ (…) Debe ser revisado y enmendado con arreglo a derecho‚ÄĚ.

Pérdida de confianza y algo más

En el escrito se niega que el Contralor Berm√ļdez haya vulnerado los derechos de P√©rez por la supuesta p√©rdida de confianza tras las dos declaraciones que prest√≥ la exfuncionaria como testigo ante el fiscal Eugenio Campos que indaga el denominado caso Pacogate.

‚ÄúYerra manifiestamente el tribunal desde que presupone que la p√©rdida de confianza se produjo √ļnica y exclusivamente por haber sido citada la recurrente a declarar -lo que ha tenido lugar en dos ocasiones”, agrega la apelaci√≥n.

En ese sentido, se esgrime que la salida del cargo de Pérez no sólo fue por su declaración en el caso Pacogate.

‚ÄúLas razones de la petici√≥n de renuncia le fueron comunicadas verbalmente y se refieren a diferencias que ella misma reconoce en su recurso y a situaciones que est√°n siendo investigadas en sede administrativa y penal, a las cuales no corresponde referirse, por estar protegidas por secreto. De esta manera, no resulta efectivo que el hecho de haber sido citada a declarar como testigo en un proceso penal constituya el √ļnico motivo de la desvinculaci√≥n, como se√Īala el fallo apelado, sino que ello es una consecuencia de la p√©rdida de confianza que se produjo paulatinamente y por varias circunstancias‚ÄĚ, agrega.

Además, se apunta a que Pérez era jefa de dos funcionarios que estarían imputados en el caso Pacogate.

‚ÄúContrario a lo que la se√Īora P√©rez Guti√©rrez manifiesta, los exfuncionarios fiscalizadores de la entonces Divisi√≥n de Auditor√≠a Administrativa a que ella se refiere -se√Īores Juan Munieres Rojas y Carlos Moreno Valenzuela, ambos imputados en la aludida causa penal, s√≠ fueron efectivamente sus subordinados en dicha dependencia, de lo que dan cuenta los respectivos organigramas de la √©poca y los permisos con goce de remuneraciones e informes de precalificaci√≥n de tales ex servidores, todos autorizados o realizados por ella, en su calidad de Subjefa de la Divisi√≥n de Auditor√≠a Administrativa‚ÄĚ, se√Īala el escrito.

Fallo infundamentado

En uno de sus primeros razonamientos del escrito, el CDE impugna el fallo porque no cumplir√≠a ‚Äúel deber de fundamentaci√≥n que es exigible a toda resoluci√≥n judicial que dirime un conflicto jur√≠dico sometido a conocimiento de un tribunal‚ÄĚ.

Respecto del argumento de la resoluci√≥n, sobre la necesidad de realizar un juicio de amovilidad para remover a Dorothy P√©rez, la apelaci√≥n del CDE se√Īala que ‚Äúel cargo de subcontralor no es de carrera y, por ende, no goza del derecho a la estabilidad en el empleo‚ÄĚ.

Agrega que ‚Äúresulta equ√≠voco presentar al subcontralor y al juez de cuentas como dos cargos distintos que coinciden en una misma persona. La situaci√≥n es precisamente la opuesta: se trata de un cargo administrativo que desarrolla m√ļltiples funciones, 5 de las 6 que le corresponden son puramente administrativas y s√≥lo una es jurisdiccional. Es por ello que cuando se designa a la persona en el cargo, se la nombra ‚Äúsubcontralor‚ÄĚ y no ‚Äúsubcontralor y juez de cuentas‚ÄĚ.

La apelaci√≥n a favor del Contralor tambi√©n incluye como prueba un fallo de la misma Tercera Sala de la Corte Suprema donde reconoce en octubre del a√Īo pasado que un funcionario que ejecuta funciones jurisdiccionales, sin estar sujeto al principio de independencia, carece de las cualidades esenciales de un tribunal.

En el escrito, firmado por la presidenta del CDE, Mar√≠a Eugenia Manaud, se afirma que el fallo de la Corte de Apelaciones ‚Äúdesnaturaliza‚ÄĚ cargos de la administraci√≥n p√ļblica.

‚ÄúSiendo el cargo de subcontralor inamovible seg√ļn el sentenciador en raz√≥n de sus funciones administrativas jurisdiccionales, cabr√≠a concluir entonces que los dem√°s funcionarios que integran la administraci√≥n y que tienen encomendadas similares tareas deber√≠an ser tambi√©n inamovibles para garantizar su pretendida independencia”, precisa.

Al respecto, ser√° la Tercera Sala de la Corte Suprema, presidida por el ministro Sergio Mu√Īoz, quien deber√° resolver si fija audiencia para alegatos o resuelve ‚Äúen cuenta‚ÄĚ la apelaci√≥n, es decir, con la sola vista del expediente.

Tendencias Ahora