Internacional
ONU defiende el derecho a llevar burkini y condena las ordenanzas en Francia
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos defendi√≥ este martes el derecho a llevar burkini y afirm√≥ que las ordenanzas contra esta prenda de ba√Īo isl√°mica adoptadas en Francia favorecen la “estigmatizaci√≥n” de los musulmanes.

En un comunicado, el Alto Comisionado insta a “todas las autoridades locales que hayan adoptado las prohibiciones (…) a anularlas inmediatamente”.

Los c√≥digos de vestuario, como los decretos antiburkini, afectan de manera desproporcionada a las mujeres y a las chicas y socavan su autonom√≠a al negar su aptitud para tomar decisiones independientes sobre su manera de vestir“, consider√≥.

Seg√ļn el Alto Comisionado, presidido por el jordano Zeid Ra’ad Al Hussein, “la igualdad de g√©nero no se consigue limitando las libertades individuales o reglamentando la vestimenta que las mujeres decidan llevar”.

Una treintena de localidades del litoral franc√©s, principalmente en la Costa Azul (sur), prohibieron el burkini, un traje de ba√Īo integral isl√°mico, pues algunos ve√≠an en √©l una provocaci√≥n despu√©s del atentado yihadista que dej√≥ 86 muertos el 14 de julio en Niza.

El pasado viernes, la m√°s alta instancia administrativa francesa, el Consejo de Estado, suspendi√≥ una de estas ordenanzas municipales y advirti√≥ a los alcaldes que todas las prohibici√≥n del burkini tienen que apoyarse en “riesgos probados” para el orden p√ļblico.

A pesar de esta decisión, varios alcaldes decidieron seguir imponiendo multas a las mujeres que luzcan burkini hasta que sus ordenanzas no sean anuladas formalmente por las instancias administrativas.

“Polarizaci√≥n” entre comunidades

Estos decretos no mejoran la situaci√≥n de la seguridad, al contrario, tienden a alimentar la intolerancia religiosa y la estigmatizaci√≥n de personas de confesi√≥n musulmana en Francia, en particular de las mujeres”, indic√≥ la oficina del Alto Comisionado.

“Favoreciendo la polarizaci√≥n entre comunidades, s√≥lo han conseguido agravar las tensiones y podr√≠an, en realidad, minar los esfuerzos destinados a combatir y prevenir el extremismo violento, esfuerzos que dependen de la cooperaci√≥n y del respeto mutuo entre comunidades”, a√Īad√≠a el texto, que calificaba las prohibiciones de “altamente discriminatorias”.

“Adem√°s, y de esto se inform√≥ ampliamente, la forma en la que se pusieron en marcha los decretos antiburkini en algunas estaciones balnearias fue humillante y degradante”, denunci√≥.

La agencia de la ONU advert√≠a que, seg√ļn los est√°ndares internacionales de los derechos humanos, los l√≠mites a la libertad de cualquier persona para manifestar su religi√≥n o sus convicciones, incluyendo la elecci√≥n de los atuendos de vestuario, “s√≥lo est√°n autorizados en circunstancias muy limitadas, incluida la protecci√≥n de la seguridad p√ļblica, el orden p√ļblico, la salud p√ļblica o la moral”.

Para el Alto Comisionado, “cualquier preocupaci√≥n relativa al orden p√ļblico debe manejarse con el fin de apuntar contra las personas que inciten contra el odio o que reaccionen violentamente, y no contra las mujeres que simplemente quieren pasear por la playa o ba√Īarse con un vestido con el que se sienten c√≥modas”.

“Igualmente, no podemos pretender sea necesaria la prohibici√≥n de un traje de ba√Īo por razones de higiene o de salud p√ļblica”, concluy√≥.

Tendencias Ahora