Internacional
Domingo 22 julio de 2018 | Publicado a las 15:46
Inculpan a colaborador de Macron que golpeó a manifestantes en Francia
Publicado por: Felipe Delgado La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El colaborador en seguridad del presidente Emmanuel Macron, Alexandre Benalla, despedido por golpear a manifestantes y usurpar funciones policiales el 1 de mayo, fue inculpado judicialmente este domingo, agravando una crisis política.

La justicia anunci√≥ que inculp√≥ por el cargo de “violencia en reuni√≥n” a Benalla y a Vincent Crase, empleado del partido presidencial LREM, y ambos reservistas de la gendarmer√≠a.

Tambi√©n fueron citados ante un juez de instrucci√≥n tres polic√≠as, sospechosos de haber entregado a Benalla im√°genes de c√°maras de seguridad, y que fueron acusados del delito de “desv√≠o de im√°genes de un sistema de video protecci√≥n” y de “violaci√≥n de secreto profesional”,

Los cinco inculpados fueron colocados bajo control judicial.

Los incidentes ocurrieron el 1 de mayo durante las manifestaciones por el D√≠a de los Trabajadores en Par√≠s, cuando Benalla y Crase, que acompa√Īaban como “observadores” a la polic√≠a, fueron filmados cuando golpeaban y zarandeaban a manifestantes.

El hecho llevará el lunes al ministro del Interior, Gérard Collomb, ante una comisión de la Asamblea Nacional para explicar el caso.

La mujer y el hombre agredidos durante esas manifestaciones pidieron ser interrogados posteriormente por los investigadores que llevan el caso.

Desde principios de la semana pasada cada d√≠a surgen nuevas revelaciones sobre los privilegios con los que contaba Benalla, que a sus 26 a√Īos era adjunto del jefe de gabinete de la presidencia y se ocupaba de tareas de seguridad, con una oficina en el Palacio del El√≠seo y credencial para acceder a la sede de la Asamblea Nacional (Parlamento).

Mientras tanto, el presidente Macron sigue sin romper su silencio, enfrentado a la crisis política más grave desde su elección en mayo de 2017.

Seg√ļn el semanario Le Journal du Dimanche, Emmanuel Macron habl√≥ por tel√©fono con Benalla -que fue despedido el viernes-, despu√©s de la revelaci√≥n de este caso hecha por el diario Le Monde.

El portavoz de la presidencia, Bruno Roger-Petit, afirm√≥ el jueves que despu√©s del 1 de mayo Benalla fue “separado de sus funciones en materia de organizaci√≥n de seguridad de los desplazamientos del presidente”. El mismo, no obstante, aparece en varias im√°genes recientes acompa√Īando a Macron o a la pareja presidencial, especialmente el 13 de julio en la localidad de Giverny, en Normand√≠a, noroeste de Francia.

“Emmanuel Macron deber√° rendir cuentas a los franceses”, dijo Laurent Wauquiez, l√≠der del partido opositor de derecha Los Republicanos, mientras que el l√≠der de la izquierda radical, Jean-Luc M√©lenchon, consider√≥ que el caso estaba “al nivel del Watergate”.

“Caso Macron-Benalla”

Seg√ļn el portavoz del partido en el poder La R√©publique en Marche (LREM), Gabriel Attal, si el presidente se pronunciaba “sobre este caso, iba a encontrar en todas partes comentaristas indignados por el peso potencial de sus palabras en las investigaciones que est√°n en curso”.

“Dir√≠an que (sus palabras) interfieren”, consider√≥ tambi√©n Marc Fesneau, jefe de los diputados centristas MoDem (aliado de LREM), en declaraciones el domingo a France Info.

El primero en dar explicaciones ser√° el ministro del Interior Collomb, esperado el lunes en la ma√Īana ante la comisi√≥n de Leyes de la Asamblea.

Seg√ļn el diario Le Parisien, el s√°bado hubo un almuerzo para discutir la crisis con Emmanuel Macron en el palacio presidencial del El√≠seo, que reuni√≥ a Collomb y a la ministra de Justicia, Nicole Belloubet.

Desde el jueves, el Parlamento fue escenario de una pulseada sobre este caso que el jefe de Los Republicanos Christian Jacob ya bautiz√≥ como “el caso Macron-Benalla”.

Este domingo, el gobierno decidi√≥ suspender la revisi√≥n constitucional actualmente en curso, para ulteriormente “retomarla en condiciones m√°s serenas”.

En un clima de tensiones gran parte de la oposici√≥n exige explicaciones del m√°s alto nivel del Gobierno y reclaman la comparecencia del primer ministro √Čdouard Philippe o “al menos” del secretario de Estado de Relaciones con el arlamento, Christophe Castaner.

“Si Macron no da explicaciones, el caso Benalla se convertir√° en el caso Macron”, escribi√≥ por su parte en Twitter Marine Le Pen, la presidenta del partido de extrema derecha Reagrupamiento Nacional.

Tendencias Ahora