Internacional
Viernes 22 febrero de 2019 | Publicado a las 19:06 · Actualizado a las 23:19
Linda, te voy a ser sincero: Bosé rompió a gritos su idilio con Michelle Bachelet por Venezuela
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Corr√≠a 2006 y la entonces exministra de Ricardo Lagos, Michelle Bachelet, se jugaba el balotaje contra el actual mandatario Sebasti√°n Pi√Īera para convertirse en la primera presidenta de Chile.

El asunto no pintaba f√°cil. En la primera vuelta, Bachelet se distanci√≥ c√≥modamente con 45,9% de los votos. Sin embargo las 25,4% de las preferencias de Pi√Īera pod√≠an sumarse a las 23,3% de Lav√≠n y dar vuelta el resultado. Cada voto contaba.

Fue as√≠ que el comando de la Concertaci√≥n planific√≥ un cierre de campa√Īa magistral. M√°s de 200 mil personas se congregar√≠an frente al Centro Gabriela Mistral (GAM), en la Alameda en Santiago, para un espect√°culo multitudinario, cuyo plato fuerte ser√≠a la participaci√≥n de 4 grandes de la m√ļsica hispana: Ana Bel√©n, V√≠ctor Manuel, Ismael Serrano y el propio Miguel Bos√©.

Parec√≠a una historia de amor. Bos√© apareci√≥ vestido de blanco entre los gritos de sus fans y luego de dedicarle su cl√°sica ‚ÄúTe amar√©‚ÄĚ a la candidata presidencial, se encarg√≥ de lavantar su mano en alto augurando la victoria, en una imagen que pas√≥ a la historia.

Emol
Emol

‚ÄúEstamos ac√° porque estamos hablando de libertades. Chile ha logrado anclarse a la democracia y no queremos de ninguna manera que esto se pierda‚ÄĚ, indic√≥ en la ocasi√≥n Bos√©, asegurando que no recibieron pago alguno por participar del acto pol√≠tico.

El gesto ser√≠a devuelto en 2008 cuando, ya ungida como presidenta, Bachelet recibi√≥ con honores a Bos√© en La Moneda, previo a su participaci√≥n en el Festival de Vi√Īa del Mar.

‚ÄúLinda, te voy a ser sincero‚Ķ‚ÄĚ

Las cosas sin embargo comenzaron a enfriarse en 2013. Para entonces, Bosé, nuevamente ad portas de subir a la Quinta Vergara, declaró de forma tajante que no volvería a brindar un apoyo político como hizo entonces con Bachelet.

‚ÄúYo no vuelvo a acercarme a un pol√≠tico en el resto de mi vida. Mi desencanto hacia la clase pol√≠tica es tan grande, que s√≥lo pod√≠a acercarme a un pol√≠tico a condici√≥n de que fuese de clase nueva‚ÄĚ, indic√≥ en la rueda de prensa.

Su cercan√≠a con los artistas y el pueblo venezolano se encargar√≠an de hacer el resto. Luego de un duro 2017, donde perdi√≥ por culpa del c√°ncer a Bimba, su sobrina favorita; seguido de un 2018 a√ļn peor al terminar su relaci√≥n de 25 a√Īos con Ignacio Palau, con una √°cida separaci√≥n de sus hijos incluida, Bos√© ya no estaba para sutilezas.

‚ÄúSe√Īora Bachelet, Alta Comisionada de los DD.HH. ante la ONU, le copio y le reitero: ¬Ņpara cu√°ndo va usted a actuar? ¬Ņqu√© m√°s le hace falta para ir a Venezuela e intentar parar tanto crimen y abuso de Derechos Humanos? Responda‚ÄĚ, le desafi√≥ p√ļblicamente el 8 de febrero de este a√Īo el hispano-paname√Īo a trav√©s de Twitter, luego de que la expresidenta de Chile siguiera dilatando una visita al pa√≠s caribe√Īo.

La publicación logró más de 11 mil retuiteos.

Exactamente dos semanas después, sobre el escenario del Venezuela Aid Live, dejó escapar toda su exasperación.

‚ÄúLe acaban de dar su cargo, as√≠ que Michelle Bachelet ven aqu√≠. ¬°Mueve tus nalgas y hazte valer con la autoridad que tienes o si no para esto no sirves!, ¬°fuera!‚ÄĚ, grit√≥, entre los aplausos de los asistentes.

Y aunque ‚ÄúTe amar√©‚ÄĚ segu√≠a en el repertorio, esta vez la vista de Bos√© ya no buscaba otros ojos con los que encontrarse‚Ķ

Tendencias Ahora