Internacional
Jueves 17 enero de 2019 | Publicado a las 11:32 · Actualizado a las 11:47
Niña de 12 años resultó embarazada tras ser violada por vecino de 60 en Argentina
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

Una niña de 12 años resultó embarazada tras ser violada por un vecino de 60 en la ciudad argentina de San Pedro de la provincia de Jujuy, desatando una serie de manifestaciones por parte de la Iglesia Católica y grupos provida, que rechazaban que la menor se practicara un aborto.

El caso se dio a conocer el pasado 11 de enero, luego que la niña presentara malestares en su abdomen y sus padres la llevaran a un centro médico jujeño, donde confirmaron el embarazo de 23 semanas de gestación producto de la violación de un vecino de 60 años, que no se atrevió a revelar.

De acuerdo a diario Clarín de Argentina, el vecino de 60 años amenazó a la niña con asesinar a sus padres y a ella, por lo que ocultó la violación y el posterior embarazo.

“Mi hija me contó que un día estaba jugando afuera y el vecino le pidió ayuda para meter una mesa a su casa. Ella fue y el hombre la agarró, le tapó la boca y la metió para adentro. Abusó de ella y la amenazó que iba a matarla a ella y a toda la familia si le contaba a alguien”, reveló la madre de la menor.

Tras confirmar el embarazo, la niña fue internada en el hospital Doctor Héctor Quintana, en San Salvador de Jujuy, donde está a la espera de que sea sometida el viernes a la interrupción de su embarazo, tal como confirmó el gobernador de la zona, Gerardo Morales.

“Vamos a cumplir inmediatamente el fallo de la Corte y el articulo 86 inciso 2 del Código Penal. El caso de esta niña de 12 años entra diría casi en las 3 causales que prevé el código que autorizan y legalizan la interrupción del embarazo. Con lo que he dado las instrucciones para que en lo inmediato se actúe”, indicó Morales al canal TN.

Manifestaciones

El caso de la niña también generó reacciones en grupos provida y la Iglesia Católica, que intentaron frenar que la menor se acogiera a la legislación argentina, que permite la interrupción del embarazo en caso de violación.

Aunque se encontraba en Roma, el obispo de Jujuy, César Fernández, se refirió al caso y emitió un comunicado pidiendo salvar “las dos vidas”.

“Rogamos que el caso se resuelva de la mejor manera, sin aumentar dolor al dolor, salvando las dos vidas (…) Una oración para que prevalezca la vida sobre la muerte”, declaró.

Incluso, a las afueras del hospital donde la niña está internada se registraron peleas entre grupos a favor y en contra del aborto, por lo que debió intervenir la policía en el lugar.

Tendencias Ahora