Nacional
Ex ejecutivo de CMPC sab√≠a de ilegalidad de la colusi√≥n: “las consecuencias… qu√© atroz”
Publicado por: Carolina Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) liberó la declaración de 108 páginas del ex gerente general de CMPC Tissue, Jorge Morel, en el marco de la investigación de la colusión de las papeleras. En el documento se detalla el origen, la operación y el fin del cartel en el mercado del papel tissue.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía Nacional Económica, el acuerdo colusorio fue iniciado por Jorge Morel junto a Gabriel Ruiz-Tagle.

En su declaraci√≥n con fecha 17 de junio de 2015, y a la que tuvo acceso el diario La Tercera, Morel asegura que cuando la colusi√≥n con Pisa (actual SCA) iba llegando a su fin y el directorio de la papelera sospechaba, haci√©ndole preguntas del posible acuerdo contra la libre competencia, para √©l “era algo desagradable esta cuesti√≥n, porque es como una bola de nieve que va creciendo y ya uno no sabe c√≥mo reventarla”.

Morel le dijo a tres funcionarios de la FNE que ‚ÄúEl tema para m√≠ era s√ļper desagradable, porque desde siempre supe que era alguna ilegalidad juntarse, pero en el a√Īo 2002, 2003 era casi como ‚Äėya s√≠, pero no pasa nada‚Äô‚ÄĚ. Pero “a medida que fue pasando el tiempo, y sobre todo con lo de FASA, chuta, cuando le√≠a lo de FASA dec√≠a ‚Äėuy las consecuencias que puede tener esto, qu√© atroz‚Äô‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Eso s√≠, en el testimonio Jorge Morel descart√≥ que el directorio de la papelera tuviera conocimiento del acuerdo colusorio. “No, no supieron y no supieron porque yo sab√≠a que era delicado el tema. Entonces nadie me pregunt√≥”.

La guerra de precios y el inicio de todo

El ex gerente general de CMPC Tissue se√Īal√≥ que todo comenz√≥ con la guerra de precios que experiment√≥ la papelera con Pisa a comienzos del 2000. En ese periodo fue contactado por Ruiz-Tagle, quien le dijo, seg√ļn la declaraci√≥n de Morel: “Oye, la empresa m√≠a no puede continuar con estos precios‚ÄĚ.

Para CMPC, agreg√≥ el ex ejecutivo, √©sta no era una noticia agradable, pues iban a pensar que la papelera lo hizo quebrar. “Era obvio porque √©ramos muy grandes”, sostuvo.

Es as√≠ como, relata Morel, decidi√≥ sostener un encuentro con Ruiz-Tagle en el Club Las Brisas de Chicureo. Dice que lo primero que hizo fue aclararle: “‘oye no queremos, no est√° la intenci√≥n de la compa√Ī√≠a quebrarte (…) nosotros lo √ļnico que queremos es no seguir perdiendo mercado y punto”.

Del testimonio se desprende que durante las dos reuniones que tuvieron Morel y Ruiz-Tagle, acordaron repartirse el mercado. Para el ex ejecutivo de CMPC hab√≠a temor en perder mercado y caer en resultados financieros despu√©s de la guerra de precios con Pisa. “En esos almuerzos acordamos intentar volver a las participaciones de mercado del negocio anteriores a la guerra de precios y que eran de 76% para nosotros y 24% para ellos, sin considerar a Kimberly Clark, u otros peque√Īos”, precis√≥.

“Nosotros √≠bamos a subir los precios y Pisa r√°pidamente nos iba a seguir, coloc√°ndose a un nivel de precios por debajo, pero cercano al nuestro. Adem√°s acordamos seguir reuni√©ndonos”. As√≠ defini√≥ Morel el inicio del acuerdo colusorio. “Para medir las participaciones de mercado utilizar√≠amos la informaci√≥n que entregaba Nielsen (…) Luego de esto, realizamos 4 o 5 reuniones de implementaci√≥n en la bomba de bomberos de Los Dominicos”.

Las presiones y los castigos

“Cada vez que Pisa hac√≠a alguna maniobra que nos hac√≠a perder participaci√≥n, porque hab√≠an unos altos y bajos, no voy a decir qu√© (tachado) x puntos, pero x o x de repente, nosotros reaccion√°bamos s√ļper fuerte, s√ļper fuerte, o sea, nada de ambiente de amistad”, dice Morel para aclarar el rol de CMPC en la colusi√≥n.

Tras ello la Fiscal√≠a Nacional Econ√≥mica le consulta si la reacci√≥n era un castigo, a lo que Morel responde: ‚ÄúPero claro, promociones y no. Entonces este equilibrio, en promedio no era una taza de leche que yo autom√°ticamente dijera aqu√≠ est√° todo acordado, no (…) agresividades, s√≠.‚ÄĚ

SCA, “el cuco”

SCA para nosotros era el cuco. SCA y Kimberly, los cucos. Imag√≠nense, somos chilenos, nos hacemos los agrandados, pero somos chilenos todav√≠a, entonces los chilenitos entrando a Latinoam√©rica, a distintos pa√≠ses y ellos n√ļmero uno y dos del mundo”, narr√≥ el ex gerente general para describir la visi√≥n que ten√≠an de SCA.

Si bien entreg√≥ detalles de algunos acercamientos con los suecos, desestim√≥ que estos conocieran el acuerdo. “Hasta hoy yo no s√© si este se√Īor sab√≠a o no de los acuerdos de Chile. (‚Ķ) Con Jan Schiavone nunca hablamos del acuerdo, ‚Äėel acuerdo que t√ļ sabes, yo s√© que el acuerdo‚Äô, nunca”.

La versión de los suecos

En la información que dio a conocer el TDLC se adjuntan los relatos de los ejecutivos de SCA. En estos los suecos acusan presiones de parte de CMPC al momento de fijar precios.

‚ÄúEl riesgo de que CMPC, como ve√≠amos en algunos casos, reaccionara, y nos sacara del mercado, nos quitara gran parte de participaci√≥n era fuerte. Y con eso hubo que cambiar un poco las estrategias, los cambios de mix, etc.”, consigna uno de los consultados.

Otro ejecutivo interrogado relata su experiencia la primera vez que se reuni√≥n con personeros de CMPC en M√©xico. Si bien asegura que no recibi√≥ presiones directas, el tono de la conversaci√≥n fue inc√≥modo para √©l. “Sal√≠ de esa reuni√≥n con una sensaci√≥n muy clara que nos entregaron un mensaje, que era ‚Äėno piensen que pueden venir a Chile y tomar este mercado‚Äô. No lo dijeron de esa manera exacta, no s√© cu√°les fueron las palabras, pero para m√≠ fue bastante claro que quer√≠an enviarnos el mensaje que‚Ķ ‚Äėson bienvenidos en Chile pero no piensen, no sean muy ambiciosos aqu√≠, porque este es nuestro territorio‚Äô o algo en ese sentido”, dijo.

Despu√©s del encuentro en M√©xico, las reuniones entre los ejecutivos de las dos firmas se efectuaban en la casa matriz de la papelera del grupo Matte. Seg√ļn se detalla, inclu√≠an almuerzo, por lo que era una reuni√≥n informal donde se discut√≠an diferentes temas, y nada relacionado a la situaci√≥n chilena, o algo relacionado con Pisa.

Sin embargo, otro ejecutivo de SCA se√Īal√≥ en su declaraci√≥n ante la FNE, que en 2005 recibi√≥ amenazas de parte de un miembro de CMPC: “Si t√ļ no te mantienes en los mismos niveles, esto va a ser una p√©rdida permanente de dinero”.

Tendencias Ahora