Internacional
Derrota de Evo Morales lo obliga a cambiar estrategia para extender su proyecto político
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con su primera derrota electoral a cuestas, el presidente boliviano Evo Morales, está obligado a cambiar de estrategia para garantizar su proyecto político más allá de 2020, cuando termine su mandato, luego de que un referendo le negó una nueva postulación para un cuarto período.

Morales, que a√ļn mantiene inc√≥lume su poder con un dominio pleno del Congreso, que le permite seguir con sus reformas, deber√° administrar su derrota, recontar da√Īos y buscar, junto con su partido el MAS (Movimiento al Socialismo) un discurso que recupere la confianza y busque consensos, seg√ļn analistas.

En un agónico escrutinio oficial, al 99,72% de actas computadas, el No alcanzó un 51,30% frente a un 48,70% del Sí, una situación irreversible. El voto rural y campesino cerró las brechas y por un momento hizo creer al gobierno que conseguirían el triunfo.

El resultado despertó el festejo de grupos en algunas ciudades como La Paz, y en los bastiones opositores de Sucre, Potosí y Santa Cruz. Pese a la aparente polarización, había calma.

Hoy est√° el pa√≠s dividido, pero es temporal. Tambi√©n depender√° del liderazgo de Morales, del partido de gobierno y de la oposici√≥n para que esta polarizaci√≥n solo sea coyuntural y el gobierno gobierne y la oposici√≥n lo deje gobernar”, consider√≥ el profesor de ciencias pol√≠ticas, Carlos Cordero.

El triunfo del No dej√≥ “el principal mensaje(..) de la unidad, es decir que el camino de la unidad es el que necesita Bolivia” para desalojar la propuesta de Morales, dijo el l√≠der opositor centrista, Samuel Doria Medina, derrotado dos veces por el gobernante en presidenciales y consciente de que la oposici√≥n no ha mostrado la unidad suficiente para ser alternativa.

Por lo pronto, Morales, quien seguramente comparecer√° ante la prensa este mi√©rcoles, no ha variado su agenda diaria. Como todas las semanas desde hace diez a√Īos, iniciar√° su trabajo a las 5 de la madrugada con una reuni√≥n con su gabinete. Por la tarde seguir√° entregando obras.

Primera gran derrota

Morales, de 56 a√Īos, comenz√≥ a gobernar en 2006 tras arrollar a la oposici√≥n en las urnas con el 54% de los votos, y revalid√≥ el cargo dos veces consecutivas, por la misma v√≠a electoral: en 2010, luego de obtener el 64% de apoyo, y en 2015 con el 61% de los sufragios.

Aizar Raldes | AFP

Aizar Raldes | AFP

La Constituci√≥n aprobada en 2009, impulsada por el propio Morales, cre√≥ la figura de la reelecci√≥n por una sola vez de manera continua, por gestiones de 5 a√Īos, es decir para los dos periodos siguientes: 2010-2015 y 2015-2020.

Para una nueva postulaci√≥n, Morales necesitaba un nuevo cambio de la ley fundamental que, esta vez, no consigui√≥. Se trata de la primera gran derrota directa que sufre, con diez a√Īos en el poder y a quien a√ļn le quedan tres a√Īos m√°s al frente del pa√≠s. Morales lleva el r√©cord del presidente con mayor tiempo en el poder en Bolivia.

“El gobierno deber√≠a convertir esta derrota en victoria, ¬Ņc√≥mo? sent√°ndonos entre todos para concertar una agenda anticrisis econ√≥mica, f√≠jese lo que le pas√≥ a Venezuela que no hizo una agenda y c√≥mo est√° ahora”, consider√≥ el soci√≥logo Iv√°n Arias.

Golpe al socialismo

El revés de Morales se suma a otros que han sufrido sus pares ideológicos que buscaban extenderse en el poder, como el caso de los Kirchner en Argentina y de la derrota del oficialismo en Venezuela, en las elecciones legislativas de diciembre pasado. También está el desistimiento anunciado por el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, de ir por otra elección.

Es una nueva derrota para el llamado ‘Socialismo del Siglo XXI’, que irrumpi√≥ en la regi√≥n hace 18 a√Īos, bajo el liderazgo del difunto Hugo Ch√°vez, que tuvo su momento de gloria en la d√©cada pasada e inicios de la presente”, consider√≥ el internacionalista peruano y profesor universitario, Francisco Belaunde.

En las √ļltimas semanas la situaci√≥n se complic√≥ para el mandatario ind√≠gena, acusado de favorecer a la empresa china CAMC, en la que su expareja Gabriela Zapata trabaja como gerente comercial. La firma logr√≥ contratos p√ļblicos por unos 560 millones de d√≥lares en Bolivia y el caso es investigado en el Congreso. Morales rechaz√≥ las acusaciones.

Aizar Raldes | AFP

Aizar Raldes | AFP

También se vio golpeado por un escándalo que involucra a líderes campesinos, algunos cercanos a él, investigados por un fraude de 2,5 millones de dólares a un fondo de fomento.

Vulnerable pero a√ļn fuerte

Para la consultora de riesgo político Eurasia Group, Morales sigue siendo relativamente popular y tiene el tiempo suficiente para ungir a un sucesor o intentar una nueva reforma constitucional para incluso tratar de presentarse a un cuarto mandato.

Para ello deberá aglutinar a su partido el MAS y evitar una pugna por ver quién lo sucederá. Sobre todo porque también la oposición quiere sucederlo.

Morales mantiene un respaldo cosechado en buena medida porque impuls√≥ el crecimiento del pa√≠s, tras nacionalizar los hidrocarburos en mayo de 2006, en manos hasta entonces de una docena de compa√Ī√≠as extranjeras, y abult√≥ los ingresos del fisco.

Con estos resultados no se cae el gobierno, pero el presidente tendr√≠a que hacer una evaluaci√≥n de los temas que necesitan atenci√≥n, como los internacionales como los contratos (de gas) con Brasil, la demanda mar√≠tima (contra Chile), donde el pa√≠s conf√≠a a√ļn en el liderazgo de Evo Morales”, consider√≥ por su parte el cientista pol√≠tico Cordero.

Tendencias Ahora