Internacional
El dram√°tico relato de un polic√≠a que estuvo en el Bataclan: “Era el infierno de Dante”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Era “el infierno de Dante, sangre por todos lados, camin√°bamos sobre los cuerpos, resbal√°bamos en la sangre”, record√≥ impresionado uno de los polic√≠as que particip√≥ en el asalto a la sala de espect√°culos Bataclan de Par√≠s, donde murieron 89 personas tras los atentados terroristas de este viernes 13 de noviembre.

“A las 21:40 hrs (18:40 hora de Chile), recibimos las primeras llamadas telef√≥nicas dici√©ndonos que hab√≠a dos explosiones en el Estadio de Francia y tiroteos en el centro de Par√≠s”, relat√≥ el miembro de la Brigada de B√ļsqueda e Intervenci√≥n (BRI), cuerpo de √©lite de la polic√≠a francesa.

A las 22:00 hrs, el primer equipo de la BRI sali√≥ de la sede de la polic√≠a judicial, situada muy cerca de la catedral de Notre Dame, “con un poco de material” llegando a la sala quince minutos despu√©s.

“A las 22:15 est√°bamos en el hall del Bataclan”, detall√≥ el oficial en entrevista con la agencia France Presse (AFP).

Un policía de la Brigada Anti Criminalidad (BAC) fue el primero en llegar al lugar, en ese momento ya habían matado a un yihadista en la planta baja de la sala.

“Al llegar no se escuchaba ning√ļn disparo. Nos pregunt√°bamos si los terroristas se hab√≠an escapado por la puerta trasera”, cont√≥ el polic√≠a que form√≥ parte de la primera columna que entr√≥ en la sala.

“Vimos muertos en la acera y luego en la antesala”. En el sector donde los espectadores asisten al espect√°culo de pie, “hab√≠a varias centenares de personas tendidas unas sobre otras, pidiendo socorro”, recuerda por su parte Denis Safran, m√©dico de la BRI que formaba parte de la columna. “Vivos, heridos y muertos estaban mezclados”.

“Nunca hab√≠a visto algo as√≠. Una marea humana, el infierno de Dante”, insiste el polic√≠a.

“Cada vez que abr√≠amos una puerta encontr√°bamos rehenes. Y hab√≠a que verificar que se trataba realmente de rehenes”, cont√≥.

“Hubo un trabajo de limpieza muy r√°pido de parte de la BRI para asegurarse de que en la planta baja no quedaron yihadistas ni explosivos”, dice por su lado el m√©dico.

“A cada paso nos encontr√°bamos con rehenes por todos lados, entre el falso techo, bajo los canap√©s y cada vez deb√≠amos verificar que no estuvieran armados y no tuvieran bombas”, a√Īadi√≥.

“Una hora despu√©s de nuestra llegada, a las 23:15 hrs, estamos ante una puerta cerrada, detr√°s de la cual un terrorista grita. Son dos, con un cintur√≥n de explosivos que amenazan con hacer estallar. Quieren que retrocedamos, amenazan con decapitar a los rehenes, hablan de Siria”.

Un negociador discuti√≥ con ellos por tel√©fono sin tener resultados. A las 00:18 horas, lleg√≥ la se√Īal de asalto.

“Franqueamos la puerta y nos encontramos en un corredor de unos quince metros”. Entre los polic√≠as y los yihadistas, que abren fuego, est√°n los rehenes “que se tiran al suelo”.

“Avanz√°bamos bajo el fuego de los terroristas sin disparar porque hab√≠a rehenes, est√°bamos detr√°s del escudo”.

“Formamos una especie de t√ļnel humano para que los rehenes pasaran detr√°s nuestro mientras los escudos recib√≠an los tiros de los kalashnikov”, describi√≥ el polic√≠a a√Īadiendo que “cuando ya no hubo m√°s rehenes entre ellos y nosotros, iniciamos el segundo asalto”.

“De pronto vimos una sombra, disparamos y vemos caer la sombra seguida de una explosi√≥n. No sabemos c√≥mo, pero los dos yihadistas estallaron”, cuenta.

“Se hicieron estallar delante la puerta cerrada de una pieza en la que hab√≠a una quincena de rehenes que no quer√≠an creer que √©ramos la polic√≠a”, agreg√≥ a√ļn conmocionado por lo vivido, a pesar de su larga experiencia en situaciones extremas.

En efecto, los hombres de la primera columna eran los mismos que el 9 de enero pasado dieron el asalto a un supermercado kósher en París, donde murieron cuatro rehenes.

Tendencias Ahora