Tecnología
La silenciosa epidemia que ha acabado con la vida de medio millón de estadounidenses
Publicado por: Agencia SINC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La tasa de mortalidad en los pa√≠ses desarrollados ha deca√≠do durante d√©cadas y los EE UU no han sido una excepci√≥n. Sin embargo, hay un grupo social que ha mostrado la tendencia contraria en los √ļltimos quince a√Īos: los blancos de mediana edad con un bajo nivel de formaci√≥n. Es la conclusi√≥n de un estudio publicado por el √ļltimo premio Nobel de Econom√≠a. Las causas de este fen√≥meno se desconocen, aunque se sospecha que est√° relacionado con la adicci√≥n a los opioides.

Una gran y silenciosa epidemia est√° matando a un n√ļmero creciente de estadounidenses; los blancos no hispanos situados en la franja de edad que va de los 45 a los 54 a√Īos. El fen√≥meno ‚Äďque no tiene parang√≥n en ning√ļn otro pa√≠s y no ocurre en ning√ļn otro grupo racial o demogr√°fico‚Äď ha quitado la vida a casi medio mill√≥n de personas en los √ļltimos quince a√Īos, lo que solo es comparable a la propagaci√≥n de la epidemia del sida en los 80, seg√ļn los autores de un estudio que ha sido publicado en la revista PNAS.

La investigaci√≥n ha sido presentada por Wilson M. Compton, director adjunto del National Institute on Drug Abuse (NIDA), en el World Science Forum que se celebra estos d√≠as en Budapest (Hungr√≠a). Para Compton, ‚Äúaunque todav√≠a hay que determinar las causas de este incremento, lo cierto es que coincide en el tiempo con un mejor acceso y mal uso de medicamentos basados en opioides, el abuso de drogas y el alcohol, as√≠ como un aumento de los suicidios‚ÄĚ.

El cambio de tendencia invierte d√©cadas de ca√≠da en las tasas de mortalidad, alcanzadas a trav√©s de una mejora de la atenci√≥n m√©dica y la salud p√ļblica en los EE UU, as√≠ como en otros pa√≠ses desarrollados de todo el mundo.

Entre los a√Īos 1978 y 1998, la mortalidad de las personas de etnia cauc√°sica en la franja de edad comprendida entre los 45 y los 54 a√Īos descendi√≥ un 2% de media anual en EE UU, lo que concuerda con la tendencia en naciones ricas como Alemania, Francia, Canad√° y Reino Unido.

Sin embargo, despu√©s del a√Īo 1998, mientras que en el resto de pa√≠ses y grupos de poblaci√≥n de EE UU la tasa se mantuvo estable, los blancos de mediana edad que no han llegado a completar la educaci√≥n secundaria sufr√≠an un aumento de medio punto cada a√Īo. Toda una anomal√≠a en t√©rminos demogr√°ficos.

Esto supone un incremento de 134 muertes por cada 100.000 personas desde 1999 hasta 2014, lo que, seg√ļn los dos economistas autores del estudio, Angus Deaton ‚ÄĒganador del Nobel de Econom√≠a en 2015‚ÄĒ y Anne Caselos, “es dif√≠cil encontrar un entorno moderno con p√©rdidas de supervivencia de esta magnitud”.

Seg√ļn Compton ‚Äúen t√©rminos absolutos estas cifras significan que 500.000 estadounidenses m√°s han fallecido desde el a√Īo 1998, muertes que no se hubieran producido si la tendencia en este grupo de social y de edad se hubiera mantenido conforme a las cifras del resto de grupos sociales, as√≠ como de pa√≠ses de similar nivel de desarrollo‚ÄĚ.

La presentaci√≥n de este informe coincide con la publicaci√≥n de otro estudio ‚Äďfirmado por el propio Compton‚Äď en la revista JAMA, seg√ļn el cual se ha producido un aumento de la mortalidad y la morbilidad en EE UU durante la √ļltima d√©cada asociadas al uso no m√©dico de los f√°rmacos basados en opioides, que supone una verdadera epidemia en el pa√≠s norteamericano. Este an√°lisis viene a fortalecer una de la hip√≥tesis sugerida en el estudio publicado en PNAS.

‚ÄúEstamos viendo c√≥mo las adicciones, y particularmente aquellas relacionadas con los opioides, tienen una importancia fundamental en la mortalidad de la poblaci√≥n. No se trata de dejar a las personas que necesitan de los opioides sin acceso a los medicamentos, pero los datos muestran que hace falta una mayor regulaci√≥n que evite las sobredosis‚ÄĚ, a√Īade Compton.

Se da la circunstancia de que la investigaci√≥n publicada en PNAS fue rechazada previamente por dos prestigiosas revistas cient√≠ficas: la ya mencionada JAMA y el New England Journal of Medicine. Seg√ļn recoge el Washington Post, ambas publicaciones rechazaron el estudio por no establecer una explicaci√≥n cient√≠fica para la anomal√≠a demogr√°fica que se pone de manifiesto en el estudio.

Los autores compararon el rechazo de las revistas a ‚Äúllamar al departamento de bomberos porque tu casa est√© ardiendo y que no vayan a apagarlo porque el due√Īo no conozca la causa del incendio‚ÄĚ.

¬ŅQu√© son los opioides?

Los opioides son medicamentos que alivian el dolor. Reducen la intensidad de las se√Īales de dolor que llegan al cerebro y afectan las √°reas del cerebro que controlan las emociones, lo que disminuye los efectos de un est√≠mulo doloroso. Los medicamentos que pertenecen a esta clase incluyen la hidrocodona (por ejemplo, la Vicodina), la oxicodona (por ejemplo, el OxyContin y el Percocet), la morfina (por ejemplo, el Kadian y la Avinza), la code√≠na y otros medicamentos relacionados.

Lee más: Los medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

URL CORTA: http://rbb.cl/d56s
Tendencias Ahora