Nacional
Chillán reclama su legítima herencia y exige construcción de Parque
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El lunes reci√©n pasado los descendientes de Juan Schleyer Brandt llegaron a la Moneda para hacer entrega a la Presidenta Michelle Bachelet de una carta en la que solicitan se concrete la construcci√≥n de un parque para Chill√°n en las tierras donadas para ese prop√≥sito por su visionario antepasado hace ya casi cien a√Īos.

Representantes de la familia no cesan en su af√°n de hacer cumplir el compromiso de habilitar un gran parque en el terreno donado. El pa√Īo de nueve hect√°reas actualmente est√° loteado y no se sabe porqu√© una parte qued√≥ a disposici√≥n del Serviu.

Un parque para Chill√°n

El tiempo tiene sus bemoles. Para algunos, pasa lento, para otros, muy r√°pido. A veces, est√° a favor de uno, en otras, en contra. En relaci√≥n al Parque Schleyer, esta dimensi√≥n de la existencia ha jugado el juego del gato con el rat√≥n. Desde el a√Īo 1929, en que el Municipio recibi√≥ la onerosa donaci√≥n de nueve hect√°reas para un parque urbano, la familia Schleyer ha visto c√≥mo el reloj jugaba con los minuteros para aturdir las mentes de los ingenuos que confiaban en la √©tica y principios de los que les representaban.

Pasaronn los a√Īos y ni un brote verde asom√≥ en las tierras regaladas. En cambio, asomaron bosques enteros de decepci√≥n y melancol√≠a en los familiares de Juan Schleyer e hijos. A√Īo tras a√Īo, se echaba de menos el parque Schleyer, ese que seg√ļn las escrituras, deb√≠a construirse en un plazo determinado, de lo contrario, las tierras deb√≠an devolverse a los herederos. Y, no debemos olvidar, que las tierras eran de exclusividad para un parque y exposiciones agroindustriales.

¬ŅQu√© ve√≠amos los descendientes, asombrados de la osad√≠a y poca verg√ľenza de los administradores de turno del Municipio? Las tierras fueron loteadas y vendidas a empleados del Municipio, a constructoras, a particulares, y √ļltimamente, cedidas en comodato a pol√≠ticos o familiares de ellos para proyectos culturales o sociales, incluida una cancha de cemento en la poblaci√≥n El Esfuerzo para los que viven en la poblaci√≥n Los Lagos.

Los descendientes de Juan Schleyer Brandt decidimos tomar el sart√©n por el mango. Era mucha la deshonra, demasiada la burla, y muy poca la verg√ľenza. Las excusas abundaban en los discursos, y las acciones permanec√≠an invisibles a los resultados de las promesas y supuestas gestiones.

A conciencia de que a solas, los familiares luchar√≠amos con molinos de vientos, como hab√≠a sucedido por d√©cadas, esta vez, acudimos a personas que consideramos, est√°n realmente focalizados en el bien de la ciudad y su gente. Es as√≠ que, generamos mayor conciencia apoyados por el diputado Carlos Abel Jarpa, el concejal Juan L√≥pez Cruz y Herex Fuentes, presidente de √Ďuble Regi√≥n.

Se cre√≥ una solicitud a la presidente Bachelet para que considerara a Chill√°n dentro de las ciudades que se merecen un parque urbano y, otorgue los recursos para su construcci√≥n. Adem√°s, toda una campa√Īa de sensibilizamos a los chillanejos para que despertaran del hechizo en que quedaron cautivos: ‚ÄúChill√°n, la ciudad gris, rodeada de cemento‚ÄĚ.

A la fecha, hemos alcanzado m√°s de setecientas firmas, las que llevaremos el d√≠a lunes 06 de octubre a la oficina de partes de La Moneda. Antes, haremos una actividad en la Plaza de la Constituci√≥n para sensibilizar a los transe√ļntes santiaguinos sobre el mentado parque Schleyer.

Algunos familiares y partidarios de esta noble acci√≥n iremos con la camiseta del parque y portaremos pancartas y un lienzo alusivo a nuestra campa√Īa.

Es de suma importancia dar a conocer esta actividad a toda la comunidad de √Ďuble, puesto que, le compete en lo m√°s esencial de la vida de su gente. Se trata del Parque Schleyer, una deuda hist√≥rica que la ciudad le debe a la familia Schleyer, pero m√°s que a ellos, a todas las familias que viven en una de las ciudades m√°s contaminadas de Latinoam√©rica y de Chile. Y Chill√°n no puede seguir siendo indiferente a esto. Menos el Municipio y quienes le administran.

Todo Chill√°n debe unirse a este sue√Īo, para que se pronto una realidad tangible, compartida por todos y que les brinde bienestar y salud a todos los que puedan disfrutarlo: un parque en la ciudad, antes de que sigan llen√°ndola de construcciones de cemento, plazoletas de cemento, jardineras de cemento”.

Para firmar la carta a la presidenta Michelle Bachelet, est√° disponible el sitio www.parquejuanschleyer.cl.

Tendencias Ahora