Internacional
Miles de catalanes salen a las calles para defender su consulta por la independencia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de catalanes se manifestaron este martes para reclamar su derecho a votar sobre la independencia el 9 de noviembre, desafiando la suspensi√≥n cautelar del Tribunal Constitucional espa√Īol de esta consulta.

El día después de esta esperada decisión, el gobierno catalán se mostró determinado a continuar adelante e inició la defensa jurídica de este proceso que ha generado un conflicto sin precedentes con Madrid.

“Hay una situaci√≥n procesal que no se puede pasar por alto pero es evidente que ayer (lunes) no termin√≥ nada”, dijo el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, pero “la determinaci√≥n del gobierno es continuar”.

El portavoz gubernamental reclam√≥ tambi√©n la movilizaci√≥n ciudadana que se materializ√≥ por la tarde con manifestaciones en las plazas de numerosos municipios, que se llenaron de gritos de “independencia” y “votaremos”.

Lee tambi√©n: Tribunal Constitucional suspende la consulta independentista de Catalu√Īa

En Barcelona, bajo un fuerte aguacero, una profesora de ingl√©s de 51 a√Īos, Montserrat Benet, se un√≠a a las proclamas entre un mar de paraguas.

“Esto no lo para ninguna ley”, dec√≠a. “Por esta raz√≥n yo, como mujer, no podr√≠a votar ahora mismo si en alg√ļn momento nadie hubiera roto la norma”.

El lunes, el Tribunal Constitucional acept√≥ los recursos presentados poco antes por el gobierno espa√Īol y suspendi√≥ cautelarmente la convocatoria, d√°ndose un plazo de cinco meses para dictar sentencia.

Esperando esta decisi√≥n “en el m√≠nimo tiempo posible”, Homs anunci√≥ la suspensi√≥n de la campa√Īa informativa de la consulta para no “poner contra las cuerdas a los funcionarios de la administraci√≥n”.

Potente regi√≥n industrial de 7,5 millones de habitantes en el noreste de Espa√Īa, con una fuerte identidad cultural e idioma propio, Catalu√Īa lleva a√Īos en conflicto con el gobierno espa√Īol, que le niega el derecho a decidir su futuro unilateralmente.

“Quien esgrime estos argumentos en realidad le est√° privando de ese derecho al que realmente le corresponde, que es el conjunto del pueblo espa√Īol”, dijo el lunes el jefe de gobierno espa√Īol Mariano Rajoy.

Una iniciativa que en su opini√≥n no se ajusta a la Constituci√≥n de 1978, pilar de la transici√≥n democr√°tica tras la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), que consagra la “indisoluble unidad de la Naci√≥n espa√Īola” y otorga la soberan√≠a nacional al conjunto del pueblo espa√Īol.

Respondiendo al grupo socialista en el Senado este martes, Rajoy se mostr√≥ “dispuesto a escuchar” la reforma constitucional propuesta por la principal fuerza de la oposici√≥n para solventar el conflicto catal√°n aunque, matiz√≥, “no es la prioridad del gobierno”.

Quique García | AFP

Quique García | AFP

Un tribunal desacreditado en Catalu√Īa

Convencido de la constitucionalidad de la consulta, el gobierno catalán pedirá el levantamiento de la suspensión e iniciará su defensa jurídica, indicó Homs.

Para Antonio Torres del Moral, profesor de derecho constitucional, “la suspensi√≥n no admite recurso porque es algo provisional”.

En su opini√≥n, el tribunal “debe actuar con rapidez para que d√© tiempo a que si valida la ley, se pueda celebrar la consulta”.

Pero entre el independentismo crecen los partidarios de desacatar una sentencia desfavorable del Tribunal Constitucional, desacreditado para muchos desde que en 2010 priv√≥ a Catalu√Īa del estatus de “naci√≥n” al recortar parcialmente un estatuto de autonom√≠a aprobado en refer√©ndum en 2006.

A partir de entonces, con el trasfondo de la fuerte crisis econ√≥mica que afect√≥ con especial virulencia a una endeudada Catalu√Īa, el independentismo se dispar√≥.

Indignados con la suspensi√≥n, miles de manifestantes vestidos de amarillo acudieron a las manifestaciones convocadas por Omnium y Asamblea Nacional Catalana, las entidades al frente de las masivas movilizaciones de los √ļltimos a√Īos que piden desobedecer al tribunal.

En Barcelona, los independentistas desbordaron la histórica plaza Sant Jaume, donde se encuentran el gobierno regional y el ayuntamiento. En un balcón, un panel digital marcaba la cuenta atrás para la consulta: 39 días, 5 horas y 52 minutos.

“¬°No hay nada que nos pueda detener! Ni mucho menos un tribunal de Madrid que no tiene ninguna credibilidad y no merece ning√ļn respeto”, asever√≥ Muriel Casals, presidenta de Omnium, acompa√Īada por representantes de los principales partidos nacionalistas.

Se√Īal de inquietud por un conflicto cada vez m√°s enrocado, la agencia de calificaci√≥n Fitch puso el lunes en perspectiva negativa la nota de Catalu√Īa, en vistas a una eventual degradaci√≥n, “reflejo de la tensi√≥n creciente” entre ambos gobiernos.

Tendencias Ahora