Notas
27F: Cuando los casi no bastan
Publicado por: Fundación Terram
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A tres a√Īos del 27F, casi hemos instalado todos los letreros para se√Īalizar las v√≠as de evacuaci√≥n en caso de tsunami, casi hemos hecho lo mismo para las erupciones volc√°nicas, hemos comenzado a implementar el sistema de alerta a trav√©s de tel√©fonos celulares y avanzamos en la creaci√≥n de la nueva Agencia Nacional de Emergencia que avanza lento por las salas del Parlamento.

En efecto, muchos casi, iniciativas que ni siquiera se acercan a su t√©rmino e incluso la ‚Äúprivatizaci√≥n‚ÄĚ de una de las iniciativas estrella es el no tan alentador panorama de este tema de vida y muerte: la prevenci√≥n y preparaci√≥n para los otros desastres naturales que inevitablemente seguir√°n afectando nuestro pa√≠s.

Por lo menos se han adoptado algunas medidas de sentido com√ļn, como la habilitaci√≥n de las oficinas de la Oficina Nacional de Emergencia las 24 horas del d√≠a y no s√≥lo en horario de oficina, como era anteriormente; la entrega de sistemas de telefon√≠a satelital; la coordinaci√≥n con los sistemas de comunicaciones del Ej√©rcito y ejercicios permanentes para probar su operatividad (lo que asegurar√≠a que no se repita el bochornoso hecho de que pre 27F los tel√©fonos satelitales no se sab√≠an utilizar y/o estaban guardados en sus cajas) y la coordinaci√≥n con los medios de comunicaci√≥n.

Adem√°s, al parecer el personal del SHOA ha aprendido a detectar adecuadamente y avisar correctamente los eventos de emergencia que vienen del mar, y la Fuerza √Ārea para la pr√≥xima vez no demorar√≠a horas en poner disponible una nave al Presidente o Presidenta de la Rep√ļblica.

Veamos algunos ejemplos aparecidos recientemente en el matutino mayor, que daba detalles del nivel de avance de algunas iniciativas. ¬ŅC√≥mo se justifica que a tres a√Īos del terremoto s√≥lo est√©n instalado el 70% de los letreros para evacuar en casos de tsunami y erupciones volc√°nicas? No debiera ciertamente ser una iniciativa muy costosa.

¬ŅY que tal la calidad de la informaci√≥n? En el pueblo de Santa B√°rbara, por ejemplo, el letrero existe: Mapa de Riesgo, Comuna de Santa B√°rbara, dice el letrero, pero ¬°el resto se encuentra vac√≠o!. ¬ŅSer√° este letrero parte del 99,99% (curiosa cifra) de se√Īal√©tica que seg√ļn las autoridades estar√≠a habilitada entre las regiones I y VIII?

Y ¬Ņpor qu√© s√≥lo algunas de las sirenas para alertar de tsunamis est√°n funcionando? En la regi√≥n del Maule, por ejemplo (donde hubo la mayor cantidad de v√≠ctimas por el tsunami), s√≥lo estar√≠an instaladas 8 de las 17 planificadas.

Otra tarea prometida pero no cumplida es quiz√°s aun m√°s preocupante. Es lo que sucede con el sistema de alerta temprana por mensajes de texto, que la prensa informa que ‚Äúseg√ļn las autoridades y expertos son el medio m√°s seguro y fiable en medio de una crisis‚ÄĚ.

El a√Īo 2010 el Gobierno, a trav√©s de la Subtel, anunci√≥ que para fines del 2011 estar√≠a operativo un sistema que permitir√≠a que los habitantes de regiones y/o sectores muy precisos recibieran en sus celulares un mensaje de texto alertando de un evento de emergencia. Se anunci√≥ al poco tiempo la licitaci√≥n a una empresa israel√≠.

Excelente iniciativa para un pa√≠s con la penetraci√≥n de telefon√≠a celular que tiene el nuestro y con una tecnolog√≠a que no debiese caerse con los terremotos. Pero hoy, a tres a√Īos del terremoto y a dos a√Īos del plazo anunciado inicialmente, descubrimos que, seg√ļn la reciente evaluaci√≥n aparecida en la prensa ‚Äúel sistema de alerta masiva v√≠a celulares (SAE) es actualmente compatible s√≥lo con el 10% de los equipos‚ÄĚ, y que no se sabe cuando se alcanzar√≠a al 75% de los usuarios.

M√°s preocupante a√ļn es que una instituci√≥n privada, por un costo, bajo, pero costo al fin, estar√≠a ofreciendo el servicio que fuera licitado por el gobierno. El a√Īo reci√©n pasado la ONG Red Nacional de Emergencia anunci√≥ su sistema de alerta basado en los avisos de las autoridades por el m√≥dico precio de $150 pesos semanales (7.200 anuales). Pero, ¬Ņes que no pag√≥ el gobierno una cifra millonaria a una empresa extranjera para que fuera implementado este sistema que deb√≠a estar funcionando a fines del 2011 y que ser√≠a gratuito para el usuario? ¬ŅNo ser√≠a esto lisa y llanamente un ejemplo de privatizaci√≥n de los servicios de emergencias?

No basta entonces con lo hecho hasta ahora. Todos sabemos que es un asunto de vida y muerte, de manera que no est√° dem√°s seguir exigiendo que el Gobierno cumpla con una de sus principales obligaciones, que lamentablemente no cumpli√≥ en el desastre que nos aterr√≥ hace tres a√Īos.

Por Cristian Opaso, Periodista Colaborador Fundación Terram

Tendencias Ahora