Notas
El Vaticano exhibe por primera vez algunos de sus mayores secretos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por primera vez en su historia el Vaticano descubre algunos de sus incontables secretos, con una exposici√≥n en Roma de valiosos documentos que marcaron la historia de Occidente, entre ellos la Bula papal con la que se dividi√≥ Am√©rica entre Espa√Īa y Portugal.

La in√©dita exposici√≥n de un centenar de documentos, que salen por primera vez de los legendarios Archivos Secretos Vaticanos, lleva el t√≠tulo “Lux in Arcana” y permanecer√° abierta hasta el 9 de septiembre.

La muestra, organizada con ocasi√≥n de los 400 a√Īos de la creaci√≥n de esos archivos por el papa Pablo V, expone en el Capitolio de Roma, la renacentista sede de la alcald√≠a, importantes documentos de los siglos VIII al XX.

Montada sobre elegantes paneles negros, con un sistema multimedial did√°ctico en ingl√©s e italiano y de f√°cil acceso al p√ļblico, la muestra presenta actas, decretos, pergaminos de oro y manuscritos de numerosos pont√≠fices a lo largo de doce siglos, algunos de los cuales han suscitado curiosidad y originado leyendas sobre el poder oscuro y terrenal de la Iglesia.

Entre los documentos importantes expuestos figura el pedido dirigido a Clemente VII, en 1530, firmado y sellado por 83 lores ingleses, en el que se solicita que se anule el matrimonio de Enrique VIII con Catalina de Arag√≥n, as√≠ como la angustiosa solicitud de pago firmada de pu√Īo y letra por Miguel Angel mientras constru√≠a la bas√≠lica de San Pedro.

La muestra se abre con un documento más que impactante, las actas del juicio a Galileo Galilei (1564-1642), un grueso volumen de 87 páginas con el proceso que le abrió el Santo Uficio de la Inquisición e incluye la temblorosa firma de la abjura a sus ideas del astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano, considerado el padre de la ciencia moderna.

Muchos de los documentos expuestos cambiaron la historia, como la bula pontificia con el decreto de excomunión del teólogo y fraile alemán Martín Lutero, en enero de 1521, con el que se sella la ruptura completa con Roma, lo que condujo a guerras de religión fratricidas en Europa.

Sorprende la bula “Dictatus Papae” de Gregorio VII, publicada en 1075, con las veintisiete axiomas que establec√≠an que el pont√≠fice era el emperador del Sacro Imperio, se√Īor absoluto de la Iglesia y del mundo, y que la Iglesia romana no err√≥ ni errar√° jam√°s.

Resalta, por su incre√≠ble fragilidad, la carta escrita en una corteza de abedul por Pierre Pilsemont, jefe de la tribu de indios americanos de Ojibwe, conocidos como Chippewa, al papa Le√≥n XIII, en el que le llama “Gran maestro de las plegarias, que hace las funciones de Jes√ļs” y le agradece por sus oraciones.

Entre las maravillas que el p√ļblico puede admirar figura la carta de seda bordada con sello imperial escrita por la emperatriz china Wang, quien se convirti√≥ al catolicismo en 1650 y la llamada “bula de partici√≥n” con la que el Papa Alejandro VI conced√≠a a los reyes cat√≥licos en 1943 “todas las tierras descubiertas y por descubrir” al oeste de una l√≠nea imaginaria entre el Polo Norte y el Polo Sur.

La selecci√≥n, hecha entre los 85 kil√≥metros de documentos que conforma el m√≠tico archivo, fue “dr√°stica y dram√°tica”, admitieron los organizadores, que titularon una sala “Habemus papam” en la que se exhiben papeletas, normas y verbales que se emplean en los c√≥nclaves para la elecci√≥n del Papa.

La muestra fue inaugurada este mi√©rcoles por el n√ļmero dos del Vaticano, el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, quien reconoci√≥ que se trata de un evento especial, ya que salen excepcionalmente del palacio apost√≥lico con el fin de llegar a un p√ļblico m√°s amplio.

“Lo que m√°s impacta es la verdad hist√≥rica”, reconoci√≥ el purpurado, que autoriz√≥ exponer documentos del pontificado de P√≠o XII durante la Segunda Guerra Mundial, en los que se rinde homenaje de alguna manera a las v√≠ctimas del nazismo.

Entre ellos una carta del nuncio Francesco Borgongini-Duca al término de las visitas en 1941 a siete campos de concentración de Italia, en la que le agradece al Papa la ayuda dada a los detenidos.

Un escrito que defiende la actitud de ese pontífice, acusado por historiadores de haber guardado silencio frente a los horrores del Holocausto.

La secretar√≠a de Estado autoriz√≥ la exposici√≥n de tales documentos pese a que los archivos relativos a los a√Īos que van de 1939 a 1958 est√°n cerrados y pueden ser consultados s√≥lo en casos especiales.

Tendencias Ahora