Notas
Descenso de River Plate refleja decadencia en f√ļtbol argentino
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El descenso del legendario River Plate a la segunda divisi√≥n de Argentina reafirma la decadencia del f√ļtbol dom√©stico, que sufre por la ida en masa de los mejores jugadores a las ligas de Europa y humilla a millones de hinchas en un pa√≠s donde este deporte es cuesti√≥n de estado.

Perder la categor√≠a hundi√≥ en el dolor a los fan√°ticos de los ‘Millonarios’, que lloraban o miraban estupefactos como su amada instituci√≥n, la m√°s ganadora a nivel local con 33 t√≠tulos y 110 a√Īos de historia, bajaba el domingo a la B Nacional (segund divisi√≥n) tras una repesca con Belgrano de C√≥rdoba en la que perdi√≥ 2-0 en el partido de ida y empat√≥ 1-1 en la revancha.

Tan Monumental como su famoso estadio fue el desencanto de los simpatizantes comunes y triste la ola de violencia desatada en las calles por los temibles ‘barrabravas’ del club, que cuentan varias muertes en su prontuario, aunque en esta ocasi√≥n s√≥lo hubo heridos, m√°s de 50, y 90 detenidos en los desmanes.

Pero así como el Gobierno y el país entero esperaban los disturbios si se producía el descenso, y para ello se había previsto el mayor operativo policial de la historia futbolera, también era la crónica de una muerte anunciada el vaciamiento económico y deportivo de la entidad.

S√≥lo alcanza con nombrar a tres de sus ex jugadores, Esteban Cambiasso (Inter de Mil√°n, Italia), Javier Mascherano (FC Barcelona, Espa√Īa) y Gonzalo Higua√≠n (Real Madrid, Espa√Īa), como muestra en miniatura de su colosal √©xodo de jugadores a cambio de multimillonarias sumas de dinero por sus transferencias.

Se necesitan varias p√°ginas para recordar la n√≥mina completa de la fuga de talentos de River, que negoci√≥ los pases de Hern√°n Crespo, Mat√≠as Almeyda, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Pablo Aimar, Javier Saviola, Andr√©s D’Alessandro, Fernando Cavenaghi y Maxi L√≥pez, entre otros.

“Desde hace tiempo River perdi√≥ identidad. Esto es horroroso. Es un da√Īo muy grande a la historia de River”, dijo el ex defensor riverplatense Jorge ‘Pipa’ Higua√≠n, padre del ‘Pipita’ Higua√≠n.

Durante una d√©cada, hasta 2006, en las arcas del club ingresaron 228 millones de d√≥lares, cifra que se increment√≥ en el √ļltimo lustro, pese a lo cual las planillas contables internas arrojan un pasivo en el √ļltimo ejercicio equivalente a 52 millones de d√≥lares.

Argentina tiene una cantera riqu√≠sima para la producci√≥n de jugadores y el semillero no para de arrojar frutos cada d√≠a, pero nadie puede soportar semejante hemorragia de buenos jugadores sin caer en el nivel menos que mediocre de los √ļltimos campeonatos locales.

“River vendi√≥ mal y compr√≥ peor. Fue entonces cuando se empezaron a incubar los huevos de esta serpiente”, dijo el soci√≥logo Sergio Berensztein.

River es un reflejo de la crisis porque la venta de jugadores argentinos transferidos a Europa creci√≥ un 825%, con un crecimiento exponencial en la √ļltima d√©cada, seg√ļn un estudio de Gerardo Molina y Asociados/Euromericas Sport Marketing.

El pa√≠s sudamericano export√≥ 2.204 jugadores al exterior, para jugar en clubes de las seis ligas mas importantes de Europa, que son Espa√Īa, Inglaterra, Alemania, Italia, Francia y Holanda, seg√ļn la consultora.

Otros emigraron a Rusia, Ucrania, Turqu√≠a, Rumania, Grecia, Portugal, Suiza y Emiratos √Ārabes, mientras que Brasil export√≥ en igual per√≠odo 1.374 jugadores.

“Los clubes argentinos no pueden competir econ√≥micamente con los millonarios presupuestos con que cuentan las estructura de los equipos de Europa”, coment√≥ el director de la muestra, Gerardo Molina.

El analista dijo que “esta situaci√≥n genera mayores ingresos pero van en desmedro de una p√©rdida de calidad y competitividad. El campeonato argentino fue perdiendo atractivo”.

La decadencia tambi√©n se expresa en que la naci√≥n donde el f√ļtbol es una pasi√≥n rayana con el fanatismo, la selecci√≥n mayor no gana una Copa Am√©rica desde Ecuador-1993 ni un Mundial desde M√©xico-1986.

Y le toc√≥ a River y le podr√≠a tocar a los dos ‘grandes’ que no descendieron nunca, Boca Juniors e Independiente, cuyo nivel de juego lejos est√° del que tuvieron en toda su historia.

Tendencias Ahora