Notas
Nueva Zelanda: socorristas intensifican b√ļsqueda de supervivientes
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Imagen: RTVE

Imagen: RTVE

Los socorristas neozelandeses redoblaban sus esfuerzos el miércoles para tratar de salvar a los supervivientes atrapados bajo los escombros en Christchurch, después de un violento sismo que dejó al menos 75 muertos y 300 desaparecidos, pero el estado de algunos edificios no dejaba esperanzas.

El primer ministro, John Key, decret√≥ el estado de urgencia a nivel nacional despu√©s del terremoto ocurrido este martes, el m√°s mort√≠fero desde hace 80 a√Īos en Nueva Zelanda.

Key, que creci√≥ en el sur de la isla y se describi√≥ como “orgulloso de ser un hijo de Christchurch”, prometi√≥ que la ciudad ser√° reconstruida. “Hoy, todos los neozelandeses lloran por ti, Christchurch”, la segunda ciudad del pa√≠s, con 340.000 habitantes.

Los da√Īos materiales provocados por el violento terremoto se valoran en 11.500 millones de d√≥lares neozelandeses (8.600 millones USD, 6.300 millones de euros), seg√ļn una estimaci√≥n realizada este mi√©rcoles por AIR Worldwide, empresa especializada en el c√°lculo de los da√Īos financieros para las aseguradoras tras una cat√°strofe.

Los socorristas han recuperado 75 cuerpos y unas 300 personas segu√≠an desaparecidas la ma√Īana del mi√©rcoles, indicaron las autoridades.

Durante la noche, 500 socorristas actuaron en medio de las ruinas y consiguieron liberar a una treintena de personas, indicó el comisario de policía Russell Gibson.

Los socorristas tuvieron que amputar miembros de algunos supervivientes para poder sacarlos de los escombros.

Un 40% de la ciudad segu√≠a privada de corriente el√©ctrica el mi√©rcoles por la tarde y varias r√©plicas del sismo dificultaron las labores de rescate, seg√ļn las autoridades.

Los socorristas pasan por cada edificio del centro de la ciudad y los esfuerzos se concentran en dos inmuebles, en cuyo interior se encuentran sobrevivientes que pudieron entrar en contacto con los socorristas, a√Īadi√≥ el comisario.

“Recibimos SMS y o√≠mos golpecitos de gente que se encuentra en el interior. Ah√≠ nos estamos concentrando en este momento”, dijo.

Una de las personas rescatadas fue Anna Bodkin, una mujer que pas√≥ 26 horas bajo los escombros. Los servicios de rescate consideraron su salvaci√≥n como un “milagro” que esperan que se repita, puesto que en el edificio contin√ļan personas atrapadas.

En otros inmuebles, sin embargo, la policía abandonó toda esperanza de rescatar a gente con vida, como, por ejemplo, en el edificio sede de la televisión regional Canterbury Televisión y en una escuela de idiomas para estudiantes extranjeros, donde probablemente están atrapados diez estudiantes japoneses y dos surcoreanos.

“La verdad es que creemos que no han podido sobrevivir”, reconoci√≥ el director de operaciones de la polic√≠a Dave Lawry.

En el corazón histórico de la ciudad, la catedral se ha transformado en una tumba gigante, en la cual puede haber una veintena de personas atrapadas.

“Nunca hab√≠a visto esto en Nueva Zelanda”, asegur√≥ el l√≠der de la oposici√≥n, Phil Goff, tras constatar los da√Īos. “Pens√°bamos que ten√≠amos inmuebles de primera clase”, agreg√≥, en referencia a las estrictas normas antis√≠smicas que se aplican en la construcci√≥n.

Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Corea del Sur, Taiwán y Australia enviaron especialistas para ayudar en las tareas de rescate.

Seg√ļn el jefe de los socorristas, John Hamilton, los equipos disponen de menos de tres d√≠as para encontrar supervivientes bajo los escombros.

Varios jefes de Estado, entre ellos el estadounidense Barack Obama, el franc√©s Nicolas Sarkozy y la reina Isabel II de Inglaterra (jefa de Estado de Nueva Zelanda), enviaron condolencias. El papa Benedicto XVI tambi√©n pidi√≥ “rezar” por las v√≠ctimas.

Entre los muertos hay dos irlandeses, seg√ļn confirm√≥ el gobierno de Irlanda.

El terremoto de magnitud 6,3 se produjo a las 12H51 del martes (23H51 GMT del lunes) a 5 km de la ciudad y a sólo 4 km de profundidad, seis meses después de otro sismo, también en Christchurch, de magnitud 7 que no causó víctimas.

El terremoto de este martes fue menos fuerte pero m√°s destructor porque su epicentro se encontraba m√°s cerca de la superficie terrestre y de la ciudad.

Situada en el cintur√≥n de fuego, Nueva Zelanda registra hasta 15.000 temblores al a√Īo.

El terremoto más mortífero desde que existen las estadísticas se cobró 256 vidas el 3 de febrero de 1931 en la bahía de Hawke, sur de la isla del Norte.

Supervivientes del terremoto, sus familias y muchos neozelandeses han creado un centro de gestión de crisis en internet para informar sobre el estado de las víctimas o proponer alojamiento a los supervivientes.

Tendencias Ahora