Notas
Expertos del USGS explican por qué el terremoto de Nueva Zelanda fue tan destructivo
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Da√Īos del terremoto de Christchurch | Wikipedia

Da√Īos del terremoto de Christchurch | Wikipedia

Con decenas de edificios derrumbados, m√°s de 100 muertos y al menos 300 desaparecidos, el sismo de 6.3 grados que este lunes azot√≥ la ciudad de Christchurch en Nueva Zelanda fue sin duda uno de los m√°s destructivos que el peque√Īo pa√≠s haya enfrentado durante los √ļltimos a√Īos.

Pero habiendo resistido un terremoto de 7 grados sin v√≠ctimas fatales en septiembre de 2010 y con da√Īos mucho menores, ¬Ņc√≥mo es que este nuevo movimiento pudo haber causado semejantes estragos?

“El principal motivo es que este terremoto ocurri√≥ pr√°cticamente bajo Christchurch, mientras que el de septiembre pasado ocurri√≥ a 48 kil√≥metros de distancia”, explic√≥ al portal MSNBC el ge√≥logo del Servicio Sismol√≥gico de los Estados Unidos (USGS), Don Blakeman.

Otro factor que los ge√≥logos analizan es el tipo de ondas liberadas, ya que el de esta semana pudo generar ondas de frecuencia mucho m√°s alta, aunque esto a√ļn debe ser corroborado por estudios.

En tanto, el director del Centro para Terremotos de la Universidad de California del Sur, Thomas Jordan, aseguró que este sismo era una réplica del terremoto de septiembre pasado, movimientos que fueron alejándose progresivamente del epicentro.

“Lo que estamos viendo es que la actividad s√≠smica se traslad√≥ al lado contrario de la falla, algo que no es extra√Īo. Las secuencias de movimientos tel√ļricos se desplazan a lo largo de toda la estructura de la falla”, explic√≥.

Consultado sobre la intensidad de estas réplicas, Jordan indicó que, ocasionalmente, éstas pueden convertirse en terremotos por sí mismas y generar su propia secuencia de réplicas. Un esquema similar a la gran réplica que afectó la zona centro-sur de Chile el pasado 11 de febrero.

“La mayor√≠a de estas r√©plicas suelen ser peque√Īas y no generan muchos otros movimientos por s√≠ mismas, sin embargo ocasionalmente, y hasta donde sabemos de forma totalmente imprevisible, una de estas r√©plicas puede convertirse en un gran terremoto y tener su propia secuencia de r√©plicas”, se√Īal√≥.

¬ŅPudo contribuir al alto n√ļmero de muertos y heridos el que el sismo ocurriera durante el d√≠a, en plena jornada laboral? Seg√ļn Blakeman, esto es un error.

“Se trata de una norma demasiado generalista, pero tiende a haber m√°s heridos cuando la gente est√° en sus hogares por las tardes y especialmente por las noches, debido a que toda la gente est√° dentro de casas o edificios”, explic√≥.

Sin embargo, si se comparan los estragos que causó el terremoto de Nueva Zelanda con el 7.0 que destruyó casi por completo la ciudad de Puerto Príncipe en Haití en enero de 2010, otro factor es el que marca la diferencia: la calidad de las edificaciones.

“En Hait√≠, muchas de las estructuras son muy, pero muy pobres”, indic√≥ Blakeman, recordando que al estar cerca de una falla s√≠smica similar a la falla de San Andr√©s en California, las construcciones de Nueva Zelanda se realizan considerando el impacto de un terremoto.

“Y Nueva Zelanda tiene otro aspecto a considerar: est√° siendo “apretada”, especialmente desde el norte, pudiendo incluso en esta regi√≥n verse los efectos de este tipo de presi√≥n por los movimientos de placas tect√≥nicas que ocurren en esta √°rea. Eso le da un empuje adicional a la falla, que es lo que pudimos ver aqu√≠”, concluy√≥ Jordan.

URL CORTA: http://rbb.cl/5i65
Tendencias Ahora