Notas
Cristianos iraquíes celebran la Navidad bajo fuertes medidas de seguridad
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los cristianos de Irak asistieron a la misa de Navidad en medio de fuertes medidas de seguridad, tras la matanza perpetrada en un templo en octubre y las amenazas de muerte proferidas por Al Qaida contra esta comunidad cada vez m√°s minoritaria.

Imagen: Diario Berea

Imagen: Diario Berea

Cientos de fieles se congregaron en la iglesia de Nuestra Se√Īora de la Salvaci√≥n en Bagdad, protegidos por oficiales armados con pistolas y fusiles de combate y un muro de hormig√≥n de tres metros de altura. Todos los veh√≠culos que ingresaban eran requisados y los devotos cacheados dos veces antes de ser admitidos en el templo.

El estado de ánimo era melancólico por el recuerdo del ataque -reivindicado por el Estado Islámico de Irak, afiliado a Al Qaida- contra una iglesia siriaca católica el pasado 31 de octubre, que costó la vida a dos sacerdotes, 44 fieles y siete guardias de seguridad.

“Hace un a√Īo est√°bamos todos reunidos”, se√Īala Uday Saadala Abdal, que perdi√≥ a dos de sus hermanos en el ataque. Uno de ellos, el padre Taher, oficiaba la misa. Su madre recibi√≥ tres disparos y se encuentra actualmente hospitalizada en Francia.

“Siento que sus almas todav√≠a est√°n ac√° en la iglesia; por eso vine. Ellos me animaron a venir, a pesar del peligro y las amenazas”, se√Īal√≥ el joven de 28 a√Īos.

“Hay una gran herida en el coraz√≥n de esta iglesia, pero nuestro mensaje es el de preservar la esperanza en la vida”, afirm√≥ en su serm√≥n el arzobispo Matti Motaka, ante los 300 fieles que le escuchaban, sentados en las sillas de metal y pl√°stico con que remplazaron las bancas de madera destruidas en el ataque.

“Jes√ļs nos acompa√Īa, especialmente en las dificultades por las que ahora atravesamos”, a√Īadi√≥ el prelado.

“Hemos desplegado efectivos alrededor de las iglesias desde hace tres d√≠as y nos encontramos en estado de alerta”, indic√≥ el general Qassem Atta, portavoz de las fuerzas de seguridad en la capital.

“Puedo asegurar a nuestros hermanos cristianos que las misas podr√°n llevarse a cabo en todos los barrios de Bagdad”, a√Īadi√≥.

El primer ministro chiita Nuri al Maliki expresó el viernes su solidaridad con los cristianos iraquíes y los exhortó a permanecer en el país.

“Los intentos de eliminar a los cristianos de su pa√≠s y de su tierra constituyen un gran crimen contra la unidad nacional”, se√Īal√≥ en un comunicado.

“Los iraqu√≠es no queremos que se detenga el sonido de las campanas” de las iglesias, indic√≥ a su vez el presidente del Parlamento, Osama al Nujaifi.

A pesar de las amenazas recibidas y de los ataques, algunos de los cristianos aseguraron no tener miedo, o al menos no el suficiente como para abandonar ahora las tradiciones.

“Hay tristeza, pero no miedo. Si tuvi√©semos miedo, la iglesia estar√≠a vac√≠a. La gente est√° triste pero no temerosa, por eso est√°n aqu√≠”, asegur√≥ Fikrat Pack, un feligr√©s de 52 a√Īos.

No ha sido el caso de muchos de los cristianos residentes en Irak. Actualmente viven en este pa√≠s medio mill√≥n, frente a los entre 800.000 y 1,2 millones que hab√≠a en 2003. Cientos de miles han abandonado su tierra tras la invasi√≥n liderada por Estados Unidos, iniciada ese a√Īo, y el clima de violencia que vive el pa√≠s desde entonces.

Tendencias Ahora