Notas
OMS niega presión de farmacéuticas para declarar pandemia de gripe AH1N1
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pasó un mal trago este martes durante una audiencia ante el Consejo de Europa en la que negó haber sufrido presiones de las farmacéuticas para declarar la pandemia de gripe AH1N1.

La OMS estaba invitada a responder a las preguntas de los parlamentarios de la organizaci√≥n paneuropea en Estrasburgo (este de Francia). Hace unas semanas algunos de ellos estimaron que la pandemia era “falsa” y pidieron una investigaci√≥n.

La agencia de la ONU neg√≥ las acusaciones del epidemi√≥logo alem√°n Wolfgang Wodarg, quien la hab√≠a acusado de haber exagerado la amenaza de gripe calific√°ndola de “pandemia” bajo la presi√≥n de los laboratorios farmac√©uticos.

“Nuestros ni√Īos fueron vacunados in√ļtilmente, la OMS cometi√≥ un error grave y no merece nuestra confianza”, declar√≥.

“Los laboratorios no esperaban m√°s que eso, pese a que la enfermedad era relativamente poco severa”, afirm√≥, insistiendo en que quer√≠an “ingresos jugosos”.

Los acus√≥ de haber “utilizado sustancias con efectos poco conocidos”, exponiendo las personas vacunadas a posibles riesgos. “No se puede excluir una posibilidad de casos de c√°ncer” en el futuro, se atrevi√≥ a adelantar.

El asesor especial de la OMS para las pandemias, Keiji Fukuda, replic√≥ diciendo que la organizaci√≥n “no ha sido indebidamente influida por los laboratorios” y record√≥ que los expertos consultados “deben firmar una declaraci√≥n relativa a sus intereses privados”.

Criticado por su falta de transparencia, el n√ļmero dos de la OMS aleg√≥ que algunos datos no eran publicables por un tema legal, sin resultar muy convincente.

La definición misma de pandemia, otro de los temas sujetos a polémica, ocupó un lugar durante la audiencia.

Seg√ļn Wodarg, depende sobre todo de la morbilidad.

Para Fukuda, por el contrario, se habla de pandemia “cuando un nuevo virus se propaga en el mundo”. “No se puede saber inmediatamente cu√°ntas v√≠ctimas har√° y se necesitar√°n al menos dos a√Īos para una estimaci√≥n definitiva”, a√Īadi√≥.

Un comité de expertos de los ocho países más expuestos estimó por unanimidad que se daban todos los criterios para declarar la pandemia en junio de 2009, se justificó el consejero de la OMS.

En nombre de los fabricantes europeos de vacunas, el doctor Luc Hessel declar√≥ que entre los 38 millones de personas vacunadas en Europa los problemas constatados eran de categor√≠a “d√©bil a moderada”, sin precisar la cifra de los afectados.

La comisión de Salud encomendó al laborista británico Paul Flynn la elaboración de un informe para la Asamblea del Consejo de Europea que deberá emitir una recomendación al respecto.

La gripe pand√©mica AH1N1 mat√≥ al menos a 14.142 personas en el mundo desde su aparici√≥n entre marzo y abril en el continente americano, seg√ļn el √ļltimo balance divulgado por la OMS.

Tras la declaración de pandemia, muchos gobiernos se apresuraron a hacer pedidos de vacunas.

Pero ante el poco √©xito de la campa√Īa de vacunaci√≥n y la posibilidad de vacunar con una sola dosis, en vez de las dos previstas inicialmente, varios gobiernos, como los de Alemania, B√©lgica, Noruega y Espa√Īa, revisaron a la baja sus pedidos. Francia incluso anunci√≥ la anulaci√≥n del encargo de 50 millones de dosis.

Ante este panorama, el grupo farmacéutico suizo Novartis, que fabrica una de las vacunas contra la gripe AH1N1, advirtió a los gobiernos que sus decisiones no están exentas de consecuencias.

“La pr√≥xima vez que haya una pandemia –y la habr√°– los gobiernos que hayan sido socios fiables ser√°n tratados de forma preferente”.

Tendencias Ahora