Notas
Estados Unidos se moviliza con fuerza para ayudar a Haití tras el sismo
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estados Unidos se moviliz√≥ para ayudar a Hait√≠, asolado por un sismo que ocasion√≥ 100 mil muertes estimadas al d√≠a de hoy. La ayuda se efectuar√° lanzando una operaci√≥n militar a gran escala tras la promesa del presidente Barack Obama de una reacci√≥n “r√°pida, coordinada y en√©rgica”.

Imagen: kobason.spaces.live.com

Muestra de la importancia concedida por Washington a la tragedia, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, canceló la gira que realizaba por el Pacífico. De igual forma lo hizo el secretario de Defensa, Robert Gates, quien debía asistir el fin de semana a una reunión de ministros en Australia.

Obama marc√≥ la t√≥nica el mi√©rcoles durante una intervenci√≥n solemne desde la Casa Blanca, anunciando el env√≠o r√°pido de ayuda y subrayando que la prioridad era la de “salvar vidas”.

Los primeros equipos estadounidenses llegaran al sitio 24 horas despu√©s del sismo, y “empezaron las operaciones” de salvamento, declar√≥ el secretario general del Consejo de Seguridad Nacional, Denis McDonough.

El Pentágono anunció el envío del portaviones nuclear Carl Vinson, así como de otros buques. Por otra parte, el navío guardacostas Foward zarpó hacia Puerto Príncipe el miércoles, y un segundo, Mohawk, debía seguirlo.

Washington también considera el envío de un barco-hospital, indicó el general Douglas Fraser, jefe de Comando Sur, y anticipó el envío de un patrullero anfibio de los marines dotado con unidades de auxilio.

En caso de ser necesario, dos mil miembros de este cuerpo militar pueden ser desplegados, principalmente para dar seguridad y ayudar a la misión de la ONU en la zona, dijo Fraser, que no excluyó el uso de la base de Guantánamo, en Cuba, en el marco de las operaciones de socorro.

Una brigada del ejército, con cerca de 3.500 hombres, fue puesta en alerta en Carolina del Norte para su eventual desembarco, agregó Fraser.

El presidente Obama mantuvo contactos para tratar la situaci√≥n con el secretario general de Naciones Unidas, as√≠ como con sus hom√≥logos mexicano, brasile√Īo y chilena, y el primer ministro canadiense, indic√≥ la Casa Blanca.

Como consecuencia del sismo que pudo haber ocasionado unos 100.000 muertos, Washington anunció la suspensión de expulsiones de haitianos clandestinos.

La atención prestada por el gobierno de Obama a la catástrofe parece estar motivada por varios factores.

Simb√≥licamente, fuertes lazos unen a la primera rep√ļblica formada por esclavos liberados y Estados Unidos, un pa√≠s marcado tambi√©n por su pasado esclavista.

Entre 40.000 y 45.000 estadounidenses est√°n instalados en el pa√≠s caribe√Īo, contra 1,2 millones de haitianos en Estados Unidos.

En el plano político interno, Washington quiere evitar un éxodo masivo hacia las costas de Florida, situadas a menos de 1.000 km de Haití, y demostrar que las distintas agencias federales aprendieron del fracaso del huracán Katrina, que reveló enormes lagunas en materia de gestión de catástrofes.

Tendencias Ahora