Desde pequeños, a muchos chilenos se les enseña que uno de los símbolos patrios más importantes es el escudo nacional, el cual lleva impresa la frase “Por la Razón o la Fuerza” en el centro, entre el huemul y el cóndor.

Sin embargo poco se sabe de la historia de esta consigna, que está ligada al proceso de Independencia Nacional y que en 2020 cumplió ya 100 años como parte de los emblemas nacionales.

Todo partió cuando el Ministerio de Guerra y Marina realizó, el 08 de septiembre de 1920, el denominado Decreto 2271; el cual inicaba cómo era el modelo oficial del escudo nacional de la incipiente República de Chile.

No obstante, de acuerdo a la Biblioteca del Congreso Nacional, hacia 1918 ya se estaban inscribiendo las primeras monedas nacionales que tenían impresa la frase, aunque algunas iban más allá e indicaban: “Por la razón y por la fuerza”.

En ese entonces, según se indica, se entendían estas palabras como una conformación más moderna del lema “Aut consilio aut ense”, el cual se traduce al Español como: “O por consejo o por espada”.

Primer escudo nacional

Todas estas acciones fueron ratificadas por el presidente Eduardo Frei Montalva hacia 1967, bajo un decreto supremo que respaldaba lo que había sido expuesto por Ministerio de Guerra y Marina.

Sin embargo, esta situación no ha estado ajena a polémica, ya que hace no mucho incluso existieron acciones que tuvieron como objetivo reemplazar esta frase por otra que, en opinión de los autores, tuviera mayor consenso dentro de la comunidad y fuera menos “bélica”.

Quien llevó a cabo esto fue el exsenador Nelson Ávila, quien en 2004 quiso realizar un cambio por la vía parlamentaria para reemplazar la frase actual por una que decía: “Por la fuerza de la razón”.

En aquel proyecto de ley, el propio parlamentario planteó sus cuestionamientos a la utilización de un lema de casi 100 años en la sociedad actual. Haciendo referencia además a las relaciones internacionales.

“El lema ‘Por la razón o la fuerza’ es evidentemente, muy agresivo. Incurre en dos manifestaciones simultáneas de intolerancia: creer tener la razón y si esta no es aceptada, conferirse el derecho de imponerla por la fuerza”, expuso en ese entonces.

Otra versión del escudo de Chile

“Hace presumir que si no se aceptan las decisiones de Chile, éste puede recurrir a la fuerza, lo cual es absurdo en el contexto actual. Se trata de un lema desafiante y provocativo. Ha sido cuestionado porque representa una paradoja irracional”, agregó.

“Aquello que se establece por la razón, no puede estar acompañado por la fuerza o ser reemplazado por ésta, ya que son conceptos totalmente antagónicos”, concluyó.

En ese periodo, el proyecto estuvo en discusión por varios meses, pero finalmente no prosperó por falta de quórum al interior del parlamento.

Hasta el día de hoy no han existido más esfuerzos del Ejecutivo o Poder Legislativo por cambiar este refrán, o adaptarlo a un contexto más actual.

Por otro lado, hay que señalar que el Escudo de Chile fue oficialmente adoptado hace 186 años, un 26 de junio de 1834. En muchas ocasiones, antes de la adaptación de la reseña actual, se utilizó simplemente con el título: “República de Chile”.