Sociedad
S√°bado 11 agosto de 2018 | Publicado a las 15:43
Casos de abuso y acoso sexual: ¬ŅPor qu√© no negarse es distinto a un "s√≠"?
Publicado por: Fabián Barría
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En las √ļltimas semanas hemos conocido las denuncias de acoso y abuso sexual contra conocidos miembros del espect√°culo nacional. Herval Abreu y Nicol√°s L√≥pez, entre ellos.

En concreto, en primera instancia la revista Sábado reveló siete denuncias contra Abreu, director de teleseries chilenas. Más tarde, otras 11 fueron publicadas por el mismo medio en contra de López, director de cine.

Estos casos habr√≠an ocurrido en distintos a√Īos y en variadas circunstancias. Fiestas, hoteles y departamentos, castings son los principales contextos.

Sebasti√°n Beltr√°n | Agencia UNO
Sebasti√°n Beltr√°n | Agencia UNO

Por eso fue que algunos internautas salieron al paso en las redes sociales, muchas veces cuestionando el tiempo que hab√≠a pasado entre los hechos y las denuncias, y otras pregunt√°ndose sobre c√≥mo es que no pudieron negarse con “fuerza” a ser abusadas o acosadas.

Mismas preguntas que se hizo el pol√©mico juez del caso espa√Īol La Manada, en que cinco abusadores sexuales resultaron libres luego que el magistrado considerara que la v√≠ctima no se neg√≥ a ser violentada por los sujetos.

“La expresi√≥n de su rostro es en todo momento relajada y distendida y, precisamente por eso, incompatible a mi juicio con cualquier sentimiento de miedo, temor, rechazo o negativa”, reza el fallo judicial.

Consentimiento

En entrevista con BioBioChile, la psic√≥loga Ana Mar√≠a Salinas, directora del Servicio de Psicolog√≠a Integral SPI y Diplomados del √Ārea Cl√≠nica de la Facultad de Psicolog√≠a de la Universidad del Desarrollo de Santiago, explic√≥ qu√© es el consentimiento, qu√© ocurre con una persona que est√° siendo violentada, y por qu√© se producen demoras en una eventual denuncia.

No negarse es distinto de consentir. El consentimiento implica un acto voluntario expl√≠cito. En tanto el no negarse podr√≠a estar relacionado con el tipo de v√≠nculo que se instala en el marco de la relaci√≥n abusiva y que implica la percepci√≥n por parte de la v√≠ctima de no tener otra posibilidad de reaccionar, dada su posici√≥n inferior en la relaci√≥n”, comenz√≥ la experta.

Contexto | Kat Jayne | CC
Contexto | Kat Jayne | CC

La especialista, adem√°s, detall√≥ que los abusos sexuales se dan en un proceso de vinculaci√≥n, progresivo o no, que ocurrir√≠a en un tiempo determinado, y que se produce entre personas que son parte de una jerarqu√≠a. “El abuso sexual implica un proceso en el que la viŐĀctima se ve sometida, atrapada y acorralada“, afirm√≥.

Esto, pues seg√ļn continu√≥, “el agresor utiliza un modo particular de relacionarse con ella, puede utilizar o no la violencia fiŐĀsica expliŐĀcita, solo amenazas o puede usar la violencia emocional solamente, desplegando su poder”.

Es esta actitud la que, en algunas v√≠ctimas, produce un actuar limitado. “Esto restringe la capacidad de respuesta de la v√≠ctima, que generalmente se queda sin repertorio de reacci√≥n para enfrentar las distintas situaciones abusivas”, sentenci√≥.

Por otro lado, el doctor Martin Antony, profesor de psicolog√≠a de la Universidad de Ryerson, Canad√°, indica que ‚Äúparalizarse es una respuesta com√ļn a una amenaza que vemos en mam√≠feros y no s√≥lo en humanos‚ÄĚ, coment√≥ en una entrevista para la revista VICE. Asimismo, agrega que esta par√°lisis es breve y ocurre en situaciones de estr√©s o p√°nico, y que tendr√≠a que ver con la capacidad que tenemos las personas de analizar las situaciones para evitar tomar decisiones impulsivas.

Otro punto importante es el que plantea Karlene Moore, terapeuta y abogada del Centro de Crisis por Violación de Toronto, quien coincide en que generalmente los victimarios son personas que la víctima conoce y que ese mismo hecho contribuye a la reacción de parálisis.

Por √ļltimo, Antony explica que esta par√°lisis tambi√©n puede funcionar como m√©todo de defensa, pues cuando la v√≠ctima ya no puede hacer nada para escapar, prefiere ensimismarse para evitar exponerse a un riesgo mayor. ‚ÄúY en ese momento, si no puedes escapar f√≠sicamente, puedes hacerlo mentalmente. Ese escape mental te puede proteger del dolor que experimentas en esa situaci√≥n‚Äú, agrega.

ARCHIVO
ARCHIVO

¬ŅExisten patrones?

Salinas fue enf√°tica en explicar que desde la psicolog√≠a se han analizado las formas de ser de acosadores y abusadores sexuales, pero que no existe uno en espec√≠fico que sea transversal. “No existe un perfil que se pueda constatar por ejemplo en una evaluaci√≥n psicol√≥gica“, afirm√≥.

Y es que de acuerdo a sus palabras, “m√°s bien lo que se da es una relaci√≥n entre dos personas en la que se evidencia una manera especial de vincularse, que implica el ejercicio del poder y la instrumentalizaci√≥n del otro a modo de objeto, y un otro que se somete a prop√≥sito de vulnerabilidades psicol√≥gicas“.

Con todo, la experta llam√≥ a “estar atentos a las caracter√≠sticas de la pareja”. Especific√≥ que “en una relaci√≥n amorosa sana, ambos se ven beneficiados. Hay equidad, reciprocidad y cuidado. Por el contrario, en una relaci√≥n donde hay violencia, hay desigualdad en todo √°mbito, ejercicio de poder, control y falta de cuidado”.

Contexto | Pablo Ovalle Isasmendi | Agencia UNO
Contexto | Pablo Ovalle Isasmendi | Agencia UNO

Un ejemplo de esto √ļltimo, seg√ļn manifest√≥, es que un “agresor restringe las relaciones sociales de su pareja, y hay celos y control de distintos √°mbitos de la vida”.

Salinas sentenci√≥ que respecto de estos casos, “se genera alarma y/o discusi√≥n cuando se conocen casos de impacto, no obstante, el resto del tiempo el fen√≥meno del sometimiento y la violencia sexual en contra de las mujeres pasa desapercibido“.

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

Las playas de Isla de Pascua son las más contaminadas con residuos plásticos en el país

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora