09 enero, 2021 | Publicado a las 17:00
09 enero, 2021 | Publicado a las 17:00
Proyecto Abigail: qué hay de cierto sobre el experimento de la mujer que se convirtió en monstruo
Proyecto Abigail: qué hay de cierto sobre el experimento de la mujer que se convirtió en monstruo
Por Javier Arriagada Visitas:
Archivo
Publicado por Javier Arriagada
Visitas:

Múltiples interrogantes circulan sobre el origen del Área 51, la misteriosa zona con acceso restringido, ubicada en medio del desierto estadounidense.

La base militar se emplaza en el estado de Nevada, a unos 135 km al norte de Las Vegas. Debido a que se desconoce lo que ocurre en su interior, han surgido toda clase de teorías conspirativas, muchas de ellas relacionadas con extraterrestres y aterradores experimentos.

Es el caso del denominado “Proyecto Abigail”, uno de los primeros experimentos que supuestamente se llevaron a cabo en el Área 51.

Si bien la mayoría sabe que podría tratarse solo de una leyenda urbana, cada cierto tiempo la historia vuelve a reflotar en redes sociales con nuevos elementos propios de una película de terror.

La supuesta teoría se centra en una joven universitaria, de nombre Abigail Wester, hija de Albert Wester, uno de los empleados del Área 51, y quien estaba a cargo de varios experimentos en el país norteamericano.

De acuerdo con la leyenda, todo ocurrió a finales de la Segunda Guerra Mundial, precisamente después de que el Área 51 fuera designada como base militar y científica para el desarrollo de proyectos confidenciales.

De ese modo, la teoría apunta a que Wester y su equipo necesitaban un voluntario de confianza para su nuevo experimento, por lo que el científico habría decidido utilizar a su propia hija, según consigna el diario electrónico Vanguardia.

Si bien se desconoce el propósito del proyecto, se cree que la joven fue expuesta a distintas dosis de radiación para intentar determinar cómo afectaba a los humanos y de ese modo encontrar la fórmula para volverse resistentes a ella.

Fue así como tras dos años de experimentar con Abigail, Wester notó que había perdido a su hija. Al parecer, su piel se había vuelto gruesa y arrugada. Asimismo, sus dientes crecieron más de lo normal y adoptó un forma monstruosa.

Captura Youtube

Captura Youtube

Al ver en lo que había convertido a su hija, el sujeto habría optado por suicidarse y dejar a sus colegas la encomienda de volver a la joven a la normalidad. No obstante, luego de su deceso, los empleados del Área 51 habrían abandonado a Abigail para que muriera de hambre.

Posteriormente habría escapado del lugar, para esconderse en el desierto. De acuerdo a la terrorífica leyenda urbana, todavía se puede escuchar a Abigail rondando por Nevada.

¿Qué hay de cierto sobre esta leyenda?

En 2019, el consultor tecnológico estadounidense Edward Snowden buscó en las profundidades de las redes de inteligencia de Estados Unidos, y dentro de los documentos que abordó, estaban los del Área 51.

Sin embargo, no encontró evidencia para afirmar que el gobierno estadounidense haya tenido contacto con extraterrestres o sobre la realización de experimentos ocultos en las instalaciones del Área 51. Del mismo modo, no mencionó nada sobre el “Proyecto Abigail”.

“Yo tenía un acceso a las redes de la NSA, la CIA, los militares, todos estos grupos. No pude encontrar nada“, indicó en su podcast, según consigna CNN.

Entonces, ¿cómo se originó la leyenda de Abigail? Se cree que esta historia pudo tener su origen en una prueba científica real llamada Biosfera 2, la cual fue realizada en 1991. Su propósito era determinar en qué situaciones extremas podrían sobrevivir los humanos.

Según consigna BBC Mundo, un grupo de ocho investigadores voluntarios se encerró durante dos años en una estructura de cristal y acero. En su interior se habían recreado varios ecosistemas del planeta Tierra.

El objetivo principal era determinar si una biosfera artificial podía funcionar, incrementando reservas de energía y biomasa, preservando un alto nivel de biodiversidad y biomas, estabilizando su agua, suelo y atmósfera“, según escribieron el director del proyecto, John Polk Allen, y uno de sus participantes, Mark Nelson, en un documento con el resultado de la investigación en 1997.

Biosfera2

Biosfera2

En ese entonces, Abigail Alling fue una de las voluntarias del experimento. Sin embargo, dos años después se retiró en compañía de Mark Van Thrillo.

La escasez de alimentos hizo que los denominados “biosferanos” perdieran peso. Igualmente, al mantener bajos niveles de oxígeno existía el riesgo de que sufrieran daños cerebrales.

Por ese motivo el nombre Abigail habría sido utilizado para la creación de esta leyenda, de la cual no existen pruebas concretas, pero que sin duda genera mucho terror entre los cibernautas.

Tendencias Ahora