Sociedad
Jueves 16 abril de 2020 | Publicado a las 17:18
Zarapito voló sin parar desde Chiloé hasta Kansas: científicos rastrean el periplo de esta especie
visitas

Un zarapito de pico recto (Limosa haemastica) voló nada menos que desde Chiloé, en el sur de nuestro país, hasta Kansas, en Estados Unidos, abarcando una distancia de 9.350 kilómetros.

Durante todo el trayecto, no se detuvo a descansar ni tampoco para alimentarse, lo que entrega pistas sobre los ciclos de este tipo de aves que estacionalmente viajan entre los hemisferios sur y norte.

Los detalles de esta historia fueron dados a conocer por Ladera Sur, plataforma que trata temas relacionados a la naturaleza, ciencias y medio ambiente.

A través de un artículo publicado en su sitio oficial, se indica que un grupo de científicos se encuentra rastreando el periplo de esta especie con el objetivo de encontrar patrones de estas migraciones.

“Adem√°s, este caso evidencia la cr√≠tica relevancia de los humedales de Chilo√© para la ruta migratoria de estos animales, por lo que algunos llaman a proteger estos ecosistemas con el fin de resguardar, a su vez, a estos avezados voladores”, agrega el citado portal, que adem√°s trabaja con una red de colaboradores expertos, fundaciones y ONGs.

Tom Benson | eBird.org
Tom Benson | eBird.org

Los zarapitos llegan a nuestro pa√≠s durante la √©poca estival, y cuando en nuestro hemisferio comienza el oto√Īo, migran hacia Norteam√©rica. Precisamente eso fue lo que hizo este ejemplar macho, el cual fue marcado el pasado 18 de enero para as√≠ ser rastreado por los cient√≠ficos mediante la geolocalizaci√≥n.

Diego Luna Quevedo, especialista en Conservaci√≥n de la Red Hemisf√©rica para Reservas de Aves Playeras, explic√≥ que el zarapito de pico recto “vuela cada a√Īo desde su zona de reproducci√≥n en la tundra de Alaska hasta la isla de Chilo√© para su invernada, en un viaje que recorre una distancia estimada de 30.000 km de ida y vuelta, donde se alimenta de la rica fauna bent√≥nica existente en los humedales del archipi√©lago‚ÄĚ.

Por su parte, el director del Bird Ecology Lab de la Universidad Austral de Chile (UACh), Juan G. Navedo, detalló cómo lo hacen estas aves para realizar vuelos de tal envergadura sin detenerse.

“Son superatletas obesos. Se sobrealimentan durante varias semanas de forma previa a realizar este incre√≠ble desaf√≠o y van acumulando reservas en forma de grasas, llegando a incrementar su peso en un 30-40%. Ese es el combustible principal que les permite continuar realizando esfuerzo‚ÄĚ, precis√≥.

Adem√°s, a√Īadi√≥ el experto, tambi√©n realizan ajustes notables de su capacidad locomotora, “incrementando la masa de los m√ļsculos de vuelo y el tama√Īo del coraz√≥n”. Eso s√≠, este zarapito no es el √ļnico que ha llegado hasta cielos norteamericanos: un segundo ejemplar vol√≥ desde Chilo√© hasta la Laguna Madre, en M√©xico (8.000 km), mientras que un tercero complet√≥ 8.670 km.

Cabe se√Īalar que el estudio y seguimiento de estos zarapitos forma parte de una investigaci√≥n que es liderada por Navedo junto a Nathan Senner de la University of South Carolina. Ambos trabajan con la colaboraci√≥n de investigadoras e investigadores de postgrado de la UACh y de numerosas universidades de Chile, Argentina, Espa√Īa, Holanda y Estados Unidos, as√≠ como tambi√©n del CECPAN en Chilo√©.

En ese sentido, Navedo afirma que el objetivo es poder descifrar “algunos de los patrones de migraci√≥n de largas distancias para comprender los mecanismos fisiol√≥gicos y las adaptaciones necesarias para realizar desplazamientos sin paradas de hasta 10,000 kil√≥metros en un contexto de cambio global‚ÄĚ.

Tendencias Ahora