Opinión
Estremecedora respuesta de ni√Īa de 8 a√Īos sobre el Sename: "son los que matan a los ni√Īos"
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En julio, una comisi√≥n investigadora revel√≥ que durante los √ļltimos 11 a√Īos un total de 1.313 menores de edad perdieron la vida mientras se encontraban bajo el amparo del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Las cifras resultan a√ļn m√°s indignantes al considerar que s√≥lo en 23 de estos casos se realizaron autopsias, lo que significa que en el 98% de los decesos se desconoce la causa de muerte.

Peor a√ļn parece conocerlas en los casos disponibles: “Causa indeterminada, traumatismo cranoencef√°lico, asfixia por aspiraci√≥n de contenido g√°strico, homicidio, suicidio por ahorcamiento, intoxicaci√≥n por mon√≥xido de carbono, carbonizaci√≥n parcial”, indic√≥ en aquel momento el diputado Ren√© Saffirio, integrante de la comisi√≥n.

No resulta extra√Īo entonces que la percepci√≥n p√ļblica sobre la labor del Sename sea funesta. Lo que s√≠ sorprende es que incluso los ni√Īos m√°s peque√Īos hayan comprendido que estar al cuidado del organismo puede ser -literalmente- una sentencia de muerte.

Un usuario de BioBioChile nos escribi√≥ para contarnos como la hija de 8 a√Īos uno de sus compa√Īeros de trabajo realiz√≥ un examen sobre las instituciones p√ļblicas. Entre ellas se encontraba el Sename.

“¬ŅA qu√© se dedica?”, a lo que la escolar respondi√≥: “Son los que matan a los ni√Īos”.

Cedida a BioBioChile
Cedida a BioBioChile

“Esta foto refleja la percepci√≥n que una ni√Īa de 8 a√Īos tiene de un instituci√≥n que, se supone, tiene por objetivo el cuidado de los menores m√°s vulnerables de nuestro pa√≠s. Es la hija de un colega, que entreg√≥ esa respuesta en una prueba que le hicieron en su colegio. ¬ŅCu√°ntos ni√Īos m√°s tendr√°n ese concepto del Sename?”, escribi√≥ nuestro usuario, quien solicit√≥ reserva de su identidad.

El caso recuerda el testimonio de la psic√≥loga Pamela Peralta, quien durante un taller de sexualidad a ni√Īas entre 10 y 17 a√Īos, obtuvo crudos testimonios de las menores, quienes le confidenciaron desde abusos sexuales hasta casos de incesto en sus familias.

“Y ah√≠ me veo yo, incapaz de sostener y contener dicho relatos, ¬Ņc√≥mo poder resignificar todo aquello si seguir√°n viviendo en las mismas condiciones y con los abusadores a√ļn cuando se hagan las gestiones y denuncias correspondientes?”, se preguntaba entonces la profesional.

Tendencias Ahora