Nacional
Revelan las zonas de la capital que podr√≠an sufrir da√Īos similares al terremoto de M√©xico
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ingenieros determinaron que hay zonas de la capital que podrían sufrir efectos similares a los vividos en México por el terremoto del 19 de septiembre, que dejó cientos de muertos y miles de edificaciones colapsadas.

Así lo determinó un equipo de investigadores del grupo de estructuras y geotecnia, del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile, que viajó a Ciudad de México y Jojutla para estudiar el sismo magnitud 7,1 y así analizar similitudes y diferencias con nuestro país.

Recordemos que lo que m√°s llam√≥ la atenci√≥n en Chile fue que, pese a que el terremoto tuvo una magnitud menor a otros que ocurrieron en nuestro territorio en los √ļltimos a√Īos, hubo una mayor devastaci√≥n en zonas pobladas.

Francisco Hern√°ndez, profesor asistente del Departamento de Ingenier√≠a Civil, se√Īal√≥ a trav√©s de un comunicado prensa que lo que se vivi√≥ en M√©xico s√≠ “se puede extrapolar bastante” a casos ocurridos en Chile.

“Estos terremotos de intraplaca, si bien no han ocurrido con frecuencia, hay varios casos de sismos hist√≥ricos ocurridos, como el terremoto de Chill√°n (1939), Punitaqui (1997) y Tarapac√° (2005)”, declar√≥.

Por su parte, el acad√©mico C√©sar Past√©n indic√≥ que “las zonas pobladas comienzan a desarrollarse en torno a valles que tienen suelos generalmente buenos, por lo que no se ha observado tanto da√Īo como el que podr√≠a ocurrir en estructuras altas sobre suelos blandos. El tema es que ahora la ciudad se est√° expandiendo a sectores donde uno perfectamente podr√≠a encontrar suelos que son comparables, en algunos aspectos, a Ciudad de M√©xico“.

“Como las ciudades est√°n creciendo en esa direcci√≥n, se est√°n haciendo estructuras m√°s altas en esos lugares, y uno tender√≠a a pensar que se requiere hacer estudios para ver si es que existe la posibilidad de que casos como el de Ciudad de M√©xico se puedan repetir en Santiago u otras ciudades“, a√Īad√≠.

En la región Metropolitana, la preocupación se centra en Huechuraba, Lampa y Pudahuel, donde hay suelos blandos y se están construyendo edificaciones altas, sobre todo en la primera comuna.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 ya demostr√≥ que en estas zonas se observan movimientos amplificados en frecuencias bajas que generaron da√Īos significativos en algunos pasos peatonales, pasarelas, puentes vehiculares y en varias estructuras”, se afirm√≥ en el comunicado.

Hern√°ndez asegur√≥ que “el significante efecto de amplificaci√≥n de suelos en frecuencias bajas no se observ√≥ anteriormente, fundamentalmente porque la zona de Huechuraba no ha tenido estructuras muy altas, y el suelo blando con estructuras bajas genera una especie de aislaci√≥n, pero hoy en d√≠a se est√°n construyendo varias estructuras del orden de 15 pisos que podr√≠an ser bastante susceptibles a este movimiento del suelo“.

Sin embargo, los expertos aseguran que en caso de un terremoto, el impacto no debería ser tan extremo como el visto en México, aunque advierten que el tema no ha sido estudiado en la zona.

“El llamado es a decir que hay que estar atentos, hay que hacer m√°s estudios para verificar si efectivamente esas condiciones particulares est√°n cubiertas completamente por la norma (de construcci√≥n antis√≠smica). Podr√≠a haber casos particulares que la norma no cubre, por lo cual urge generar mapas de micro-zonificaci√≥n s√≠smica que considere los efectos de amplificaci√≥n de suelo”, agreg√≥ el investigador.

Todo esto fue tema de conversación en el seminario Lecciones del terremoto de Méxicorealizado este jueves donde se presentaron observaciones, mediciones y análisis de la visita a terreno a México post-terremoto.

Vale la pena mencionar que los terremotos no pueden predecirse, por lo que estos datos se entregan con el fin de informar a la poblaci√≥n ante la eventualidad de un movimiento tel√ļrico.

Tendencias Ahora