Región de Valparaíso
Miércoles 09 octubre de 2019 | Publicado a las 13:45
Mujer fue internada por cálculos a la vesícula y murió por error de hospital: hija será indemnizada
visitas

Una indemnización de $40 millones deberá pagar el Hospital de Quilpué, debido a la muerte de una paciente por un mal tratamiento de cálculos a la vesícula.

Lo anterior, luego que la Corte Suprema mantuviese la sentencia en contra del centro asistencial establecida en su momento por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, en una determinación alcanzada tras un fallo unánime.

A su vez, el monto en cuesti√≥n deber√° ser cancelado por el hospital a la hija de la fallecida, identificada como Mercedes Avaria Avaria, quien de acuerdo al m√°ximo tribunal del pa√≠s perdi√≥ la vida por una “falta de servicio y el tard√≠o tratamiento de la paciente con una patolog√≠a grave”.

De acuerdo a la sentencia de la Suprema, Avaria ingres√≥ al hospital de la ciudad el 11 de septiembre de 2015, tras ser derivada por un m√©dico particular con ex√°menes y ecotomograf√≠a que arrojaba un “cuadro compatible con coledocolitiasis”, siendo hospitalizada en estado grave, instante en que se le diagnostic√≥ un ‚Äúc√°lculo del conducto biliar con colangitis‚ÄĚ.

En ese sentido, el 12 de septiembre fue trasladada a la unidad de cuidados medios, momento en que -de acuerdo al documento- se registr√≥ por dos d√≠as que “se encontraba sedada y pr√°cticamente asintom√°tica”, intent√°ndose posteriormente un r√©gimen liviano, el cual no result√≥ al presentar la mujer v√≥mitos, volvi√©ndose a un r√©gimen cero.

Cuatro d√≠as despu√©s, el 16 de ese mes, pabell√≥n a fin de realizar intervenci√≥n quir√ļrgica planificada por v√≠a endosc√≥pica, la que fracas√≥ por una ‚Äúcolangitis y col√©doco litiasis‚ÄĚ, program√°ndose un segundo procedimiento para el 21 de septiembre.

Seg√ļn el documento judicial, la v√≠ctima se mantuvo “asintom√°tica por dos d√≠as y la enfermera constata abdomen sensible a la palpaci√≥n al tercer d√≠a (18 de septiembre). Al d√≠a siguiente, a las 12:20 horas se solicita evaluaci√≥n por m√©dico cirujano quien prescribe un medicamento”.

Posteriormente, el 20 de ese mes, fue vista por un m√©dico, quien -de acuerdo la ficha cl√≠nica- le encontr√≥ un ‚Äúdolor epig√°strico en faja, ictericia de escleras y abdomen muy sensible al examen en mitad superior‚ÄĚ, derivando en ex√°menes que dieron cuenta de un “compromiso importante de la funci√≥n hep√°tica”.

Segunda intervención y fallecimiento

Tras aquello, y sin otra evaluaci√≥n m√©dica, fue ingresada nuevamente a pabell√≥n el 21 de septiembre, procedimiento que fue suspendido luego que Mercedes presentara -antes de ser intervenida- una “taquicardia, alteraciones a la presi√≥n y compromiso general de la paciente”.

Luego de la confirmaci√≥n de una “taquicardia supra ventricular, extras√≠stoles complejos aberrantes y trastornos de repolarizaci√≥n”, Avaria fue ingresada a las 14:30 horas de ese d√≠a a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), falleciendo a las 20:00 horas por una ‚Äúfalla org√°nica m√ļltiple; shock s√©ptico; falla renal aguda; colangitis aguda; col√©doco litiasis; coagulaci√≥n vascular diseminada; hipertensi√≥n arterial e hipotiroidismo‚ÄĚ.

En esa misma l√≠nea, el fallo establece que durante los diez d√≠as en que la fallecida estuvo hospitalizada, √©sta recibi√≥ solo “cinco controles m√©dicos, registr√°ndose, en al menos dos de ellos, dolor abdominal”, a√Īadi√©ndose tambi√©n que se mantuvo a la mujer solamente con “sueros y tratamiento sintom√°ticos, sin antibi√≥ticos hasta el 20 de septiembre de 2015”.

Al respecto, el fallo es categ√≥rico al se√Īalar que “claramente el Hospital de Quilpu√© no otorg√≥ a su usuaria do√Īa Mercedes Avaria Avaria, la atenci√≥n de salud de manera eficiente y oportuna, que requer√≠a su patolog√≠a, ya diagnosticada y grave”.

Asimismo, el texto a√Īade que “la falta de servicio en que ha incurrido el hospital es evidente, de modo que al establecerla los sentenciadores no han incurrido en yerro jur√≠dico alguno”.

Por su parte, la defensa del hospital afirm√≥ que “la sentencia adolece de un error manifiesto al establecer la falta de servicio sin comprobar la gesti√≥n efectiva del servicio con un est√°ndar legal o razonable de cumplimiento de la funci√≥n p√ļblica”.

Adem√°s, exponen que el centro asistencial prest√≥ toda la “atenci√≥n m√©dica oportuna a la paciente” y que los funcionarios recomendaron un tratamiento concordante al estado de salud de la mujer, esper√°ndose el momento adecuado para operarla, agregando que “lamentablemente las dos intervenciones fallaron debido a la propia patolog√≠a que presentaba”.

A pesar de estos argumentos, la Corte Suprema rechazó el recurso de casación presentado por el recinto asistencial hace unos meses, con el fallo ya conocido.

Tendencias Ahora