La Federación de Trabajadores del Cobre acusó que es responsabilidad del Estado que Codelco no pueda invertir adecuadamente en descontaminación, indicando que las utilidades que produce la estatal son extraídos por éste, situación que se refleja en la deuda de más de 15 mil millones de dólares que mantiene la empresa.

Así lo dio a conocer Juan Olguín, presidente de la federación, quien también apuntó al 10% que aporta Codelco a las Fuerzas Armadas.

“Codelco ha aportado en la historia más de 130 mil millones de dólares, y hoy día Codelco tiene 15 mil millones de dólares de deuda, eso es responsabilidad del Estado y de todos los gobiernos que han pasado que han extraído todos los recursos para que Codelco pueda tener alto estándar medioambiental”, manifestó.

Por su parte Andrea Cruces, representante del Sindicato 1 de Coldelco, emplazó a la administración de la estatal y al Estado a hacerse cargo de las inversiones que no se realizaron en su momento. Agregando que como trabajadores defenderán la planta de Ventanas para que esta siga funcionando.

Los dichos de Cruces se generaron en medio de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, donde además participó el presidente ejecutivo de Codelco, Octavio Araneda, quien se refirió a las continuas fiscalizaciones que se realizan en la planta de Ventanas.

Araneda señaló que se han realizado cerca de 200 fiscalizaciones, aproximadamente 1 por día hábil, indicando que se incrementaron aún más durante los periodos de contaminación registrados a contar de agosto de 2018.

Adicionalmente, en la exposición participó Cristhian de la Piedra, gerente de Sustentabilidad y Asuntos Externos de Codelco Ventanas, quien dio a entender que la planta tendría un correcto funcionamiento. Declaraciones que fueron duramente criticadas por el presidente de la Comisión, el senador Guido Girardi.

A la sesión estaba invitada la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, sin embargo, no participó de la instancia. Por otro lado quienes sí estuvieron presentes fueron los diferentes dirigentes de Quintero y Puchuncaví.