Nacional
Viernes 31 agosto de 2018 | Publicado a las 11:05
Mujeres se capacitar√°n por primera vez para esquilar ovejas en la Patagonia
Publicado por: Ariela Mu√Īoz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En la región de Magallanes, una tradición que históricamente era dominada por los hombres, ahora se abrirá sin importar los estereotipos: 22 jóvenes se encuentran en capacitación en la técnica de esquilar las ovejas.

En forma inédita, mujeres de Punta Arenas participan en un curso para aprender a cortar la lana de los ovinos, para luego ser lavada, hilada y utilizada en la industria textil. El éxito fue tal, que postularon unas 100 personas.

Las ovejas son protagonistas de la actividad productiva de la zona: existen cerca de 2.2 millones de unidades de crianza distribuidas en cientos de predios y estancias patag√≥nicas, seg√ļn detall√≥ El Mercurio.

Las faenas de esquila normalmente se realizan entre los meses de septiembre y enero. Aunque en mayo también hay esquila, pero sólo para rebajar la lana y preparar a las ovejas para la nieve del invierno.

Andrea Cuevas, ingeniera comercial a cargo de la capacitaci√≥n, es contratista para trabajos de esquila. Se cri√≥ en el rubro ganadero, viendo a su padre y hermanos practicar la t√©cnica, y fue a los 17 a√Īos que se interes√≥ en aprender.

Hay escasez de mano de obra para la esquila a nivel regional y es importante dar el lugar a las mujeres, que lo merecemos tambi√©n. Esta no es una competencia entre los g√©neros masculino y femenino”, explic√≥.

Más técnica que fuerza

Una oveja puede pesar entre 60 y 90 kilos, seg√ļn el volumen de lana que tenga (pueden ser hasta 4 kilos). Pedro Cuevas, instructor con 50 a√Īos de experiencia, explica que tiene que ver m√°s con la t√©cnica y no la fuerza f√≠sica.

La m√°quina para cortar la lana pesa 2,5 kilos y cada esquiladora debe preocuparse de afilar el cortador y el peine que utilizan para la faena.

La mano de obra femenina es m√°s prolija. Los j√≥venes no est√°n tan interesados en este oficio y las mujeres est√°n aprovechando los espacios”, indic√≥ Cuevas.

Asimismo lo confirm√≥ Paula Vega, una de las alumnas y estudiante de Agronom√≠a de la Universidad de Magallanes. “Tomar la oveja es f√°cil, pero hay que tomarla bien“, expres√≥ y agreg√≥ que para la m√°quina, adem√°s de t√©cnica, “hay que tener √Īeque, pero la fuerza no es tan importante”.

En las estancias ganaderas la mujer siempre se vincul√≥ con la cocina, pero de a poco ha ganado m√°s espacios en las faenas y ahora en la esquila“, sostuvo Javiera C√°rcamo, estudiante de la comuna San Gregorio.

El curso comprende 150 horas de clases teóricas y prácticas. Comenzó a principios de agosto y terminará a mediados de septiembre.

Tendencias Ahora