La decisión fue recibida entre aplausos. Durante la jornada de este miércoles, fue retirada la censura contra la mesa de la Cámara de Diputados ingresada ayer por la tarde por la bancada del Partido Radical.

Dicha acción contra la directiva de la corporación, actualmente presidida por el diputado RN Diego Paulsen, fue concretada el martes -por el presidente de bancada PR, Alexis Sepúlveda- inmediatamente después de la votación en bloque de la oposición que respaldó la acusación constitucional contra el ahora exministro del Interior, Víctor Pérez.

Desde Chile Vamos, inmediatamente afloraron las críticas, quienes elucubraron que detrás de la votación contra el titular de la cartera había un pacto para devolver la presidencia de la Cámara a la Democracia Cristiana. Es decir, si la falange respaldaba la acusación -cosa que ocurrió-, el resto de la oposición impulsaría la censura de la actual directiva para colocar en su lugar a diputados de oposición, encabezados por un DC.

No obstante, tras la polémica votación de ayer, fue la propia DC quien negó la situación y subrayó que el PR había actuado por su cuenta.

Con todo, el retiro de la censura se pactó anoche, tras una reunión entre las bancadas de oposición que acabó cerca de la medianoche, donde la DC y el PPD pidieron algo más de tiempo, pues públicamente se hicieron los desentendidos respecto a la idea de censurar a la mesa.

En ese contexto, la diputada Humanista Pamela Jiles, señaló este miércoles su satisfacción con la decisión de echar pie atrás, pues así se evitará un retroceso en la tramitación del retiro del segundo retiro de 10% de los fondos de pensiones, para cuyo debate necesitan el respaldo de parte del oficialismo.

Eso sí, la diputada Radical Marcela Hernando aseguró que se va a insistir en la materia, pues para ellos fue grave la razón de la censura, la cual surgió luego de la votación del proyecto de educación sexual integral que se votó el 15 de octubre pasado, cuya iniciativa acabó rechazada y archivada.

En particular, en esa sesión, la mesa de la Cámara les privó de votar a la diputada comunista Camila Vallejo y a Cristóbal Urticoichea, pues al inicio de la sesión marcaron asistencia presencial y luego -al momento de votar- se conectaron por vía telemática.

“Tenemos la convicción de que una censura de este tipo tiene mérito. Otra discusión es en qué momento se presenta. Y entiendo que ahí hay distintas opiniones. La censura la retiró (el Partido Radical) para tener un entendimiento más acabado con la oposición respecto al mejor momento político. Mi opinión es que nunca está el mejor momento, pero si ellos tienen un mejor momento político para presentarlo, bienvenido sea”, señaló Vallejo tras el retiro.