La plataforma Covax entregará en los próximos días su dosis número 65 millones de vacuna contra el coronavirus, mucho menos de las 170 millones de dosis previstas para esta fecha, según informa el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en un comunicado.

Unicef señala que ahora es el momento de donar las dosis sobrantes. “Hemos emitido repetidas advertencias sobre los riesgos de bajar la guardia y dejar a los países con ingresos bajos y medios sin un acceso equitativo a las vacunas, diagnósticos y terapias”, alertó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Cabe recordar que la plataforma Covax fue creada por la OMS y otras organizaciones internacionales para distribuir las vacunas global y equitativamente.

Si esas advertencias continúan sin ser desatendidas, añadió, la grave situación de países como India podría convertirse en un “precursor” de lo que pueda ocurrir en otros lugares.

Según Fore, la situación de India es trágica pero no es única, ya que los casos de contagios están disparándose en países cercanos como Nepal o Sri Lanka, y otros más lejanos, como Argentina y Brasil, donde los sistemas sanitarios ya están teniendo dificultades.

Ante esta situación, la Unicef sostiene que el mecanismo Covax es una buena alternativa, pero no la única. Por ello, hizo un llamado a los líderes de los países del G7, que se reunirán el mes próximo, para que compartan de manera urgente el exceso de dosis disponibles, una medida que considera esencial y de emergencia en este momento.

“Si bien algunos miembros del G7 tienen más dosis que otros, o algunos de ellos han avanzado en mayor medida en la vacunación nacional, un compromiso colectivo inmediato para compartir las dosis excedentes y repartir las responsabilidades ayudaría a los países vulnerables a evitar convertirse en el próximo foco de la pandemia mundial”, consigna el comunicado.