Internacional
Jueves 11 junio de 2020 | Publicado a las 15:09 · Actualizado a las 15:31
El silencio de Trump sobre la violencia racial en el reinicio de la campa√Īa electoral
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, deb√≠a hablar este jueves sobre el racismo y la violencia policial en un foro en Texas despu√©s de haber evitado en gran medida el tema que ha sacudido al pa√≠s en las √ļltimas semanas.

Aunque alab√≥ el trabajo de la polic√≠a y el ej√©rcito con reiterados tuits en apoyo de la “ley y el orden”, el mandatario republicano se mantuvo muy discreto sobre la indignaci√≥n, la ira y la necesidad de un cambio que se apoder√≥ de decenas de millones de estadounidenses despu√©s de la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo las rodillas de un oficial de polic√≠a blanco.

Notoriamente callado durante el funeral el martes en Houston, donde su probable rival dem√≥crata Joe Biden se expres√≥ en un tono muy personal por video, Trump, reacio a respaldar las manifestaciones, ha estado mucho m√°s discreto sobre su campa√Īa electoral.

Cayendo en las encuestas a menos de cinco meses de las elecciones, el inquilino de la Casa Blanca anunció el miércoles una serie de actos proselitistas: en Oklahoma, Florida, Arizona y Carolina del Norte.

“Habr√° uno enorme en Florida, todos ser√°n grandes”, dijo, visiblemente entusiasmado de reencontrarse con las gradas y el aroma de su victoriosa campa√Īa de 2016 a la que se refiere regularmente.

Su manejo de la pandemia de coronavirus, que se ha cobrado unas 113.000 vidas en Estados Unidos, as√≠ como su respuesta a las enormes manifestaciones de “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan) en todo el pa√≠s,
han sido juzgados negativamente por la mayoría de los estadounidenses.

Seg√ļn el promedio de las encuestas del sitio FiveThirtyEight, la proporci√≥n de estadounidenses que tienen una opini√≥n favorable de Trump est√° en constante declive desde hace tres semanas. Actualmente se ubica en 41,1%, frente al 44,1% el 15 de mayo.

Falta para las elecciones, dijo Geoffrey Skelley, analista del sitio, con lo cual el multimillonario republicano puede esperar un “rebote”.

“Pero cuanto m√°s se acerca su √≠ndice de popularidad a la marca del 40%, m√°s dif√≠cil es imaginar c√≥mo podr√° atraer suficientes votos para ser reelegido”,
advirtió.

Las opciones de Trump

En Washington resuena desde hace varios d√≠as la idea de que se viene una fuerte iniciativa presidencial para recuperar el control. ¬ŅDiscurso solemne sobre la discriminaci√≥n racial? ¬ŅDecreto para una mejor supervisi√≥n policial?

Se han mencionado diferentes vías, pero ninguna se ha confirmado por ahora. Y el misterio permanece sobre los posibles anuncios que el presidente estadounidense podría hacer durante la mesa redonda programada en Dallas a las 15:00 (16:00 de Chile).

“Desde hace semanas, el presidente evit√≥ a toda costa una conversaci√≥n fundamental sobre el racismo sist√©mico y la brutalidad policial”, lament√≥ Joe Biden, su probable rival dem√≥crata para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

“El viaje a Texas no cambiar√° nada”, agreg√≥,
lamentando que el 45¬ļ presidente de la historia de Estados Unidos nunca haya tratado de “ofrecer un mensaje de sanaci√≥n a un pa√≠s en luto”.

Estos días se han multiplicado los llamados a un profundo cambio de cultura dentro de la fuerza policial estadounidense.

“Por favor escuchen el clamor que viene de la calle”, dijo el hermano de George, Philonise Floyd, al Congreso, implorando a los legisladores que adopten reformas significativas.

El proyecto de “Ley de Justicia y Vigilancia”, respaldado por m√°s de 200 legisladores, principalmente dem√≥cratas, prev√© crear un registro nacional para los oficiales de polic√≠a que cometen errores, facilitar los procedimientos legales contra los oficiales y repensar su reclutamiento y la capacitaci√≥n de los efectivos.

Pero el futuro del texto en el Senado, donde los republicanos son mayoría, es muy incierto.

Por el momento, Trump se jacta de símbolos a los que la parte más conservadora de su electorado es particularmente sensible.

Dijo que se oponía categóricamente a la idea de renombrar bases militares bautizadas con nombres de generales confederados, una idea sobre la cual el Pentágono había dicho que estaba abierto a discusión.

No es la primera vez que Trump se pone de ese lado en este tema delicado en Estados Unidos, donde algunos ven en los homenajes a los sure√Īos, que eran favorables a la esclavitud, una celebraci√≥n del pasado racista.

Pero prueba de que la onda expansiva causada por la muerte de George Floyd tiene consecuencias, la serie NASCAR de automovilismo anunció el miércoles que prohibirá la exhibición de la bandera confederada en sus carreras.

Sus fan√°ticos est√°n muy presentes en muchos estados del sur que son bastiones del Trump.

Tendencias Ahora