Internacional
Miércoles 22 agosto de 2018 | Publicado a las 12:14 · Actualizado a las 12:31
Sexo, secretos y dinero: los esc√°ndalos que pueden llevar a Trump ante la justicia
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una jornada complicada tuvo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el √ļltimo martes, luego que su exabogado Michael Cohen se declarara culpable de ocho cargos, incluido el de hacer contribuciones ilegales a la campa√Īa electoral.

Cohen se declaró culpable de hacer pagos secretos antes de las elecciones, entre otros a la estrella porno Stormy Daniels, que dice que tuvo una aventura con Trump.

El caso de Stormy Daniels es la primera investigación judicializada que toca a Trump. Ni las condenas por evasión fiscal y fraude bancario contra su exasesor, Paul Manafort, ni los otros seis cargos tributarios por los que Cohen se declaró culpable llegan hasta él. Sólo el pago a la actriz porno puede llevarlo -de momento- ante la justicia.

Cohen pag√≥ 130 mil d√≥lares a Daniels en plena campa√Īa electoral de 2016,
a cambio de que no revelara una serie de relaciones sexuales con el magnate ocurridas en 2006, cuando recién se había casado con Melania Trump.

En el marco de un acuerdo con la fiscal√≠a, el abogado afirm√≥ que actu√≥ “en coordinaci√≥n y bajo la direcci√≥n de un candidato a un cargo federal”, en referencia a Trump, aunque sin nombrarlo directamente.

“Tuve esta conducta con el prop√≥sito de influir en las elecciones”, le dijo Cohen al juez, con la voz por momentos temblorosa.

La artista reaccion√≥ en su cuenta de Twitter a la declaraci√≥n de Cohen, con escueto mensaje de “y ahora ¬ŅQu√© les parezco?”, para luego publicar un segundo mensaje dirigido a su abogado en las causas contra Trump: “Y gracias, Michael Avenatti”.

Seg√ļn informa diario El Pa√≠s de Espa√Īa, Avenatti lleva una demanda civil en el estado de California para anular el acuerdo de confidencialidad entre Daniels y Cohen. Aunque legalmente la acci√≥n judicial tendr√≠a poco futuro, ha significado un esc√°ndalo medi√°tico para la Casa Blanca.

La demanda auspiciada por Avenatti generó una serie de preguntas cómo si Trump sabía de los pagos o de dónde salió el dinero, y la más compleja de todas, si violó la ley de financiamiento electoral.

‚ÄúLas posibilidades de que yo interrogue al presidente acaban de dispararse‚ÄĚ, dijo el abogado el martes en una entrevista con CNN, cadena constantemente atacada por Trump, tras la declaraci√≥n de Cohen.

El caso de Stormy Daniels fue revelado en enero por el periódico The Wall Street Journal, donde contaba el acuerdo de confidencialidad entre la exestrella porno y los abogados de Trump.

En una primera instancia, Cohen negó la existencia del pago a Daniels, luego que él pagó por su silencio y que Trump no sabía nada al respecto, después se volvió a contradecir, afirmando que había realizó el acuerdo con la actriz porno y que el presidente le reembolsó el dinero. Finalmente el martes confeso que pagó a la artista por orden directa de Trump.

ARCHIVO | Agence France-Presse
ARCHIVO | Agence France-Presse

El pago a Daniels se puede estimar como una violaci√≥n a la ley de financiamiento electoral de Estados Unidos, ya que se hizo con la idea de influir en la campa√Īa electoral, por tanto se considera como una donaci√≥n personal, que supera el l√≠mite de 2.700 d√≥lares que permite la legislaci√≥n norteamericana.

Adem√°s el pago no fue informado a la Comisi√≥n de Elecciones Federales (FEC), algo que podr√≠a complicar a√ļn m√°s a Cohen, consign√≥ en su momento la cadena CNN.

El caso de Stormy Daniels no es el √ļnico de una mujer a la que hayan pagado para callar una supuesta relaci√≥n con el empresario, la ex estrella Playboy, Karen McDougal, tambi√©n confes√≥ en febrero del presente a√Īo haber firmado un acuerdo con Trump.

El caso de McDougal tuvo su punto más alto de repercusión cuando se difundió un audio de Trump -grabado sin su consentimiento- donde ordena a Cohen realizar un pago para comprar su silencio.

Sobre la confesi√≥n de Cohen, la Casa Blanca se neg√≥ a comentar sobre la afirmaci√≥n de Cohen. “Consulten al asesor externo del presidente”, se limit√≥ a decir secamente a los periodistas la secretaria de prensa, Sarah Sanders.

M√°s tarde, en un comunicado a la prensa estadounidense, el abogado de Trump, Rudolph Giuliani, dijo que “no hay acusaciones de ning√ļn delito contra el presidente en los cargos presentados por el gobierno contra el Sr. Cohen”.

ARCHIVO | Agence France-PResse
ARCHIVO | Agence France-PResse

Puntos para el fiscal Mueller

La condena a Manafort y la declaraci√≥n de culpabilidad de Cohen llevaron alivio al fiscal especial Robert Mueller, cada vez m√°s presionado pol√≠ticamente para terminar su investigaci√≥n sobre la presunta injerencia rusa en la campa√Īa electoral de 2016, que ya lleva 15 meses.

Los expertos dicen que cada victoria cuenta para el fiscal especial, quien gracias a su creciente historial de éxitos aumenta la chance de asegurar la cooperación de futuros testigos.

Con unas elecciones legislativas cruciales que se avecinan en noviembre, Trump está desesperado por convencer a los votantes de que la investigación tiene prejuicios políticos, con la esperanza de proteger a la mayoría republicana tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

Su primera reacción a los resultados de ambos casos judiciales el martes fue insistir una vez más en que no hay base para la investigación de Mueller.

Mueller tiene una batalla cuesta arriba para demostrar las acusaciones de que la campa√Īa de Trump coludi√≥ con Rusia durante las elecciones de 2016, y que el mandatario ha intentado obstaculizar su investigaci√≥n.

En el caso de Manafort, el primero que el equipo de Mueller ha enviado a juicio, un jurado encontr√≥ al exjefe de campa√Īa de Trump culpable de ocho cargos de evasi√≥n fiscal, fraude bancario y omisi√≥n de declarar cuentas en el extranjero.

Si bien la evidencia era s√≥lida, el caso se centr√≥ en transacciones de Manafort separadas de la campa√Īa de 2016 y no directamente relacionadas con Rusia.

El caso de Cohen tampoco tenía un ángulo de colusión rusa.

Aunque no se relacionen con una colusión, ambos casos subrayaron que Mueller no va tras cargos superficiales, como afirman sus críticos.

“La condena de Manafort demuestra que la investigaci√≥n de Mueller est√° lejos de ser una cacer√≠a de brujas”, dijo el congresista dem√≥crata Adam Schiff.

“Tambi√©n muestra que la campa√Īa y administraci√≥n (de Trump) estuvieron plagadas de personas con un historial de negocios sin escr√ļpulos y con v√≠nculos con intereses extranjeros”, agreg√≥.

Ambos casos demostraron que Mueller, un taciturno exdirector del FBI de 74 a√Īos, est√° trabajando de manera r√°pida y eficiente. Desde que fue nombrado en mayo de 2017, no ha hecho comentarios p√ļblicos sobre el progreso de su investigaci√≥n ni ha respondido a los ataques casi diarios del presidente.

Pero ha imputado a 33 individuos, 25 de ellos rusos, y a tres compa√Ī√≠as.

Cinco han negociado declaraciones de culpabilidad por cargos reducidos, incluido el exasesor de seguridad nacional de Trump Michael Flynn; el exvicejefe de campa√Īa y ayudante de Manafort Richard Gates; y el exasesor de pol√≠tica exterior George Papadopoulos.

En comparaci√≥n, el fiscal especial Ken Starr tard√≥ cuatro a√Īos en presentar una acusaci√≥n contra el presidente Bill Clinton en los a√Īos 90.

Michael German, exagente del FBI ahora en el Brennan Center for Justice, dijo que el veredicto de culpabilidad en el juicio de Manafort fue un importante paso adelante para Mueller.

“Cada victoria es importante para el fruto final de la investigaci√≥n”, se√Īal√≥.

“Es m√°s f√°cil obtener la cooperaci√≥n de los testigos o asegurar declaraciones de culpabilidad si se est√° buscando establecer un registro de √©xito. Pone m√°s presi√≥n sobre las personas para que cooperen con la investigaci√≥n”, a√Īadi√≥.

Tendencias Ahora