Internacional
Viernes 12 junio de 2020 | Publicado a las 12:49
Bolsonaro llama a seguidores a ingresar ilegalmente a hospitales y grabar cu√°ntas camas se ocupan
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desat√≥ cr√≠ticas al pedir el jueves a la poblaci√≥n que entre a los hospitales y filme para verificar la “real” ocupaci√≥n de las camas destinadas a pacientes con el nuevo coronavirus.

“Si tienes un hospital de campa√Īa cerca, un hospital p√ļblico, encuentra una manera de entrar y filmar”, lanz√≥ en una transmisi√≥n en vivo por Facebook el mandatario de ultraderecha, que desde hace algunos d√≠as viene cuestionando el n√ļmero total de muertos por coronavirus en el pa√≠s.

“Mucha gente est√° haciendo eso [filmando dentro de los hospitales] y m√°s personas deber√≠an hacerlo para mostrar si las camas est√°n ocupadas o no. Si los gastos son compatibles o no. Eso nos ayuda”
, afirmó el mandatario, tras explicar que, de constatar irregularidades, los videos podrían ser analizados por la policía o los servicios de inteligencia.

“Seg√ļn la informaci√≥n que tenemos -puedo estar equivocado-, pr√°cticamente nadie ha fallecido por falta de respiradores o de camas en cuidados intensivos”, afirm√≥ Bolsonaro.

Desde el inicio de la pandemia, cifras oficiales han mostrado que la ocupación de las camas en los Centros de Terapia Intensiva (CTI) superó en algunos momentos el 95% en varios estados, aunque esa tasa esté disminuyendo en Sao Paulo y Rio de Janeiro, donde las autoridades iniciaron un proceso gradual de reapertura.

“Si Bolsonaro no fuera una persona mal preparada y desesperada, sabr√≠a que no precisa ordenar la invasi√≥n de hospitales
. Basta verificar los boletines que los gobiernos locales publican con el n√ļmero de camas ocupadas. Y si quiere visitar nuestros hospitales, yo mismo se los muestro”, desafi√≥ en Twitter Flavio Dino, gobernador del estado de Maranhao, del opositor Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

Otros críticos apuntaron que la actitud de Bolsonaro pone en riesgo a sus propios partidarios, por alentarlos a entrar sin autorización en lugares con alto riesgo de contaminación, como son los hospitales que tratan pacientes con Covid-19.

La curva de contagios contin√ļa en ascenso en Brasil, donde m√°s de 40.000 personas han fallecido y 800.000 personas han contra√≠do el virus.

Desde el inicio, Bolsonaro ha minimizado la enfermedad y lleva adelante una campa√Īa contra las medidas de confinamiento adoptadas por los gobernadores, pidiendo que se retomen las actividades econ√≥micas para preservar los empleos.

Su gobierno fue blanco de duras cr√≠ticas la semana pasada, tras la difusi√≥n de cifras incompletas de muertes y contagios, mostrando apenas los n√ļmeros de las √ļltimas 24 horas y el total de “recuperados”.

Tras un fallo de un juez de la corte suprema, el Ministerio de Salud -que siempre neg√≥ estar ocultando informaci√≥n- volvi√≥ a divulgar el n√ļmero acumulado de fallecidos y casos confirmados.

Tendencias Ahora