Internacional
Miércoles 15 abril de 2020 | Publicado a las 13:24
Bachelet exige que países de América Latina permitan el regreso de sus ciudadanos
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó este miércoles a los gobiernos de América Latina y de todo el mundo a permitir el regreso de ciudadanos pese a los cierres de fronteras por la pandemia de COVID-19.

El llamado lleg√≥ despu√©s de que cientos de bolivianos fueran bloqueados en los √ļltimos d√≠as en la frontera con Chile cuando trataban de volver a su pa√≠s.

“En virtud del derecho internacional, toda persona tiene derecho a regresar a su pa√≠s de origen, incluso durante una pandemia”, afirm√≥ Bachelet en un comunicado, en el que pidi√≥ a los gobiernos de la regi√≥n que garanticen un regreso “seguro, digno y voluntario” a sus ciudadanos.

“Cuando los migrantes desean regresar voluntariamente a sus hogares, los gobiernos tienen la obligaci√≥n de recibirlos y de velar por que tengan acceso a la atenci√≥n sanitaria y a otros derechos”, insisti√≥ Bachelet, quien record√≥ que, en general, quienes tratan de volver a sus pa√≠ses por v√≠a terrestre son los “migrantes m√°s pobres […], privados de sus ingresos” a causa del confinamiento impuesto por la pandemia.

Asimismo, la Alta Comisionada de la ONU censur√≥ que la pandemia sea causa de “estigmatizaci√≥n y discriminaci√≥n, tanto entre Estados como dentro de ellos, en muchas regiones del mundo”.

“Las personas que han contra√≠do la enfermedad necesitan que les presten atenci√≥n m√©dica, no que las conviertan en v√≠ctimas del odio y el rechazo. Todos los pa√≠ses, tanto los de origen como los de destino, tienen la obligaci√≥n de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de los migrantes”, sostuvo.

Ante el avance de la pandemia de coronavirus, Bolivia cerró su frontera el 26 de marzo, lo que dejó a unos 1.300 de sus nacionales bloqueados en Chile.

Cientos de ellos tuvieron que dormir durante d√≠as a la intemperie en el lado chileno de la frontera y sin recibir la atenci√≥n adecuada. “Eso no ten√≠a por qu√© haber ocurrido”, recalc√≥ Bachelet.

A√ļn as√≠, desde principios de mes ambos pa√≠ses est√°n cooperando para permitir el ingreso de los migrantes en Bolivia.

Una primera tanda de 480 fueron trasladados el 4 de abril a la localidad boliviana de Pisiga, donde cumplen una cuarentena obligatoria de 14 días; mientras que otros 1.000 tendrán que pasarla en la ciudad chilena de Iquique (norte) antes de poder regresar a su país.

Tendencias Ahora