Internacional
Jueves 25 octubre de 2018 | Publicado a las 00:47
Este jueves se define si envían a prisión preventiva por 36 meses a Keiko Fujimori
Publicado por: Valentina González La información es de: Agence France-Presse
visitas

La l√≠der opositora peruana Keiko Fujimori se sent√≥ este mi√©rcoles en el banquillo para que un juez decida si la manda a prisi√≥n preventiva por 36 meses, por recibir supuestos aportes ilegales para su campa√Īa, y lanz√≥ una reorganizaci√≥n de su partido para evitar su desplome.

La hija mayor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) compareció ante el juez Richard Concepción Carhuancho por un pedido de prisión preventiva de la fiscalía, una semana después de ser liberada por una corte de apelaciones tras permanecer siete días detenida por el mismo caso.

La audiencia se extendi√≥ hasta las 22:30 de Lima (00:30 del jueves en Chile), por lo que el juez anunci√≥ que la sesi√≥n continuar√° desde las 10:30 de este jueves en Per√ļ.

El pedido de prisi√≥n preventiva por 36 meses, el m√°ximo plazo contemplado por la ley, amenaza la aspiraci√≥n de Keiko, de 43 a√Īos, de ser candidata presidencial en 2021, por tercera vez.

La audiencia que se prolong√≥ durante toda la jornada comenz√≥ con el alegato del fiscal Jos√© Domingo P√©rez, quien afirm√≥ que dentro del partido de Keiko “hab√≠a una organizaci√≥n de facto” identificada “a trav√©s del testigo protegido”, que se encarg√≥ de recibir y encubrir aportes ilegales de campa√Īa en 2011.

Mientras el fiscal expon√≠a sus argumentos, se manifestaron afuera del tribunal activistas a favor y en contra de Keiko, cuyo partido fue el m√°s votado de Per√ļ en los comicios de 2011 y 2016, y domina el Congreso.

El fiscal P√©rez pidi√≥ tres a√Īos de prisi√≥n preventiva para 12 dirigentes y cuadros fujimoristas, a quienes acusa de haber creado una “organizaci√≥n criminal” dentro del partido, que manej√≥ 1,2 millones de d√≥lares aportados por la constructora brasile√Īa Odebrecht a la campa√Īa de Fujimori.

Tras un alegato de más de cinco horas del fiscal y un receso, le correspondió el turno a la abogada de Keiko, Giuliana Loza, quien rechazó punto por punto las acusaciones contra su clienta.

“Es falso que la se√Īora Keiko lidere una organizaci√≥n criminal que interfiere con el Congreso y el sistema de justicia”, dijo Loza.

“Keiko Fujimori nunca ha solicitado, recibido ni distribuido recursos de procedencia il√≠cita”, agreg√≥, afirmando que “no sirve la declaraci√≥n del testigo protegido”.

El pedido de prisión preventiva debe ser resuelto por el juez Concepción Carhuancho, a quien Keiko acusa de estar confabulado con el fiscal Pérez.

Keiko tambi√©n rechaz√≥ las acusaciones. “Hoy hemos escuchado una serie de mentiras dichas por este fiscal”, dijo a periodistas.

La sesión será suspendida en la noche para ser retomada el jueves, adelantó el juez.

Asume “comit√© de emergencia”

Keiko, quien asisti√≥ a la audiencia acompa√Īada por su marido Mark Vito y su hermana Sachi, adopt√≥ en las √ļltimas horas un sorpresivo tono conciliador, llamando a la “paz y el reencuentro” con el gobierno peruano, tras haber mantenido un sello beligerante desde la campa√Īa electoral de 2016, que perdi√≥ ante Pedro Pablo Kuczynski.

“Terminemos juntos esta guerra pol√≠tica reconociendo que todos hemos sido parte de ella”, declar√≥ Keiko, quien no dio tregua a Kuczynski hasta forzarlo a renunciar a la presidencia en marzo pasado.

Tras retirarse del tribunal, antes de que su abogada iniciara su alegato, Keiko anunci√≥ que hab√≠a suspendido los consejos directivos de su partido y designado un “comit√© de emergencia” para afrontar la crisis interna.

“Dentro de la reestructuraci√≥n general de nuestro partido, se ha nombrado un Comit√© de Emergencia que ser√° encabezado por el congresista Miguel √Āngel Torres (…). Por reestructuraci√≥n queda desactivado el Comit√© Pol√≠tico”, dijo Keiko en su cuenta de Twitter.

El partido de Keiko, Fuerza Popular (derecha populista), está sumido desde hace dos días en crisis interna, con las renuncias de varios dirigentes.

El desgaste causado por sus problemas judiciales y disputas familiares, as√≠ como por liderar durante dos a√Īos una oposici√≥n obstruccionista, ya le pas√≥ factura en las elecciones regionales y municipales del 7 de octubre, en las que el fujimorismo no gan√≥ ninguna de las 25 gobernaciones ni tampoco alcald√≠as importantes.

El partido cosechó menos del 3% de votos, mientras que en las presidenciales de 2016 Keiko había obtenido 40%.

La frustración por haber perdido una segunda elección presidencial (la primera fue en 2011 ante Ollanta Humala) indujo a Keiko a enviar a su mayoría parlamentaria a una guerra sin cuartel contra Kuczynski, hasta que el mandatario arrojó la toalla.

Tambi√©n intent√≥ dominar al actual presidente Mart√≠n Vizcarra, pero √©ste reaccion√≥ con energ√≠a ante los embates del Congreso, lo que termin√≥ por desplomar la popularidad de Keiko, quien adem√°s libra una guerra fratricida con su hermano menor Kenji, de 38 a√Īos, por el legado pol√≠tico de su padre.

Tendencias Ahora