Internacional
Cooperantes de la ONU denuncian violaciones masivas en Sud√°n del Sur
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El pasado 11 de julio, tras una violenta batalla que dej√≥ 300 muertos, las fuerzas del gobierno de Sud√°n del Sur, derrotaron a los rebeldes en la capital Juba y tras expulsar a Riek Machar al Congo, comenzaron una “celebraci√≥n”.

Seg√ļn cuenta Jason Patinkin, reportero de la Associated Press, ese d√≠a las “celebraciones” se extendieron por tres d√≠as, que incluyeron saqueos, violaciones masivas y asesinatos, mientras los perros se com√≠an a los cad√°veres, consigna diario El Mundo de Espa√Īa.

“Si no tienes sexo conmigo har√© que cada uno de mis compa√Īeros te viole y luego te dispararemos en la cabeza”, fue la amenaza que realiz√≥ un soldado sursudan√©s contra una cooperante de la ONU, mientras apuntaba con un AK-47 a su cabeza en el Hotel Terrain, que fung√≠a como centro de operaciones para donaciones y ayuda humanitaria.

Ese día, la mujer amenazada fue violada por al menos 15 hombres, una situación que no fue sorpresiva pues los mismo cooperantes habían informado sobre el acoso del que eran víctimas por parte de militares de ambos bandos en las calles de Juba.

Pero el 11 de julio, la situaci√≥n de torn√≥ m√°s cr√≠tica, una vez que las fuerzas ingresaron al lugar, por lo que los cooperantes se encerraron en un sal√≥n conocido como “sala del p√°nico”, un espacio t√≠pico de edificios protegidos diplom√°ticamente, que est√° blindado y con guarniciones para casos de emergencias.

Una vez que lograron entrar a la “sala del p√°nico”, los soldados habr√≠an sometido a diferentes torturas a los hombres, incluso mataron a un periodista sudan√©s, adem√°s eran obligados a ver como 5 de sus compa√Īeras eran violadas de forma masiva.

Cascos azules

El hecho provocó una fuerte controversia con los cascos azules, pues tanto los cooperantes como desde la embajada de Estados Unidos solicitaron apoyo a las Fuerzas de Paz de la ONU, quienes nunca acudieron al recinto.

Finalmente, un grupo de seguridad militar privada fue hasta el lugar y prestó ayuda a las víctimas, logrando sacar a las mujeres del edificio.

Además de atacar a las mujeres, en los saqueos llevados a cabo también los soldados de Sudán del Sur robaron almacenes del Programa Mundial de Alimentos, llevándose comida y otros productos por un valor cercano a los 23 millones de euros.

Tendencias Ahora