TV y Espect√°culo
Domingo 08 julio de 2018 | Publicado a las 11:02
Lady Sarah, la hermana de Diana que también conquistó al príncipe Carlos
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Antes de contraer matrimonio con la princesa Diana, incluso antes de su p√ļblico romance con Camilla Parker Bowles, el pr√≠ncipe Carlos era el soltero m√°s codiciado de Europa. No s√≥lo era considerado un buen partido, sino que adem√°s se convertir√≠a en el pr√≥ximo rey de Inglaterra.

Contrario a la creencia popular y gracias a las ense√Īanzas machistas que le dio su t√≠o, Lord Louis ‚ÄúDickie‚ÄĚ Mountbatten (quien fue una figura paterna para √©l), Carlos sab√≠a perfectamente c√≥mo conquistar a las mujeres y mantener su atenci√≥n mientras √©l lo deseara.

“El consejo que Dickie Mountbatten le dio fue: ‘Ten tantas relaciones como sea posible (‚Ķ) y luego encuentra a una chica dulce y con personalidad para ponerse un pedestal, y c√°sate con ella’‚ÄĚ, asegur√≥ la bi√≥grafa real Sally Bedell Smith, en el documental La vida de Diana.

Su t√≠o estaba tan orgulloso de las conquistas de Carlos, quien fue un ni√Īo bastante t√≠mido en su infancia, que lleg√≥ a decir a la prensa que el joven pr√≠ncipe ‚Äúten√≠a una vida sexual perfectamente normal‚ÄĚ.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

Entre las conquistas de Carlos se encontraba la reci√©n casada Lady Dale ‚ÄėKanga‚Äô Tryon; la joven que no quer√≠a ser Reina, Lady Jane Wellesley; la elegida por su t√≠o, Lady Amanda Knatchbull; y Anna Wallace, quien rechaz√≥ dos veces la propuesta de matrimonio de Carlos.

Además de Diana y Camilla, sin lugar a dudas, la relación que más marcó la vida del próximo rey de Inglaterra, fue con Lady Sarah Spencer, la mujer que le presentó a la madre de sus hijos y que lo convirtió en uno de los hombres más odiados del mundo.

Lady Sarah era la hermana mayor de Lady Di, y pas√≥ la mayor parte de su infancia estudiando en un internado, alejada de su familia. En noviembre de 1977, cuando ella ten√≠a 22 a√Īos, Carlos fue invitado a visitar Althorp, la propiedad de los Spencer.

Sarah de inmediato se sintió atraída por Carlos, incluso la misma Diana aseguró que era evidente el interés que ella sentía hacía el príncipe.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

‚ÄúMi hermana Sarah estaba siempre sobre √©l, y yo pensaba: ‚ÄėDios, c√≥mo debe odiar eso‚ÄĚ, asegur√≥ la princesa en el documental Diana: en sus propias palabras.

A Carlos, al parecer, no le molest√≥ tanto la actitud de Sarah y sigui√≥ reuni√©ndose con ella regularmente. No era raro ver fotograf√≠as de ellos juntos o que ella lo acompa√Īara a algunos eventos oficiales, como la legendaria carrera de caballos Royal Ascot. ‚ÄúSarah estaba realmente entusiasmada con todo esto‚ÄĚ, agreg√≥ Diana.

En una de las visitas de Carlos a Althorp, los Spencer organizaron un gran baile. All√≠, Sarah le present√≥ a Diana, quien fascin√≥ al pr√≠ncipe. ‚ÄúSe me acerc√≥ despu√©s de la cena y me dijo: ‚Äė¬ŅMe ense√Īas la galer√≠a?‚Äô. Para una joven de 16 a√Īos, que alguien as√≠ te preste atenci√≥n, es algo maravilloso. ¬ŅPor qu√© alguien como √©l se interesar√≠a en m√≠?‚ÄĚ, se√Īal√≥ Diana en la misma entrevista.

Pese al evidente inter√©s de Carlos en Diana, se acercaba su cumplea√Īos 30, por lo que la presi√≥n por encontrar esposa aument√≥, y los medios no paraban con las especulaciones.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

Debido a que Lady Di ten√≠a 16 a√Īos en aquella √©poca, Sarah era la opci√≥n m√°s evidente, sin embargo, cometi√≥ un error que la realeza jam√°s le perdon√≥.

Seg√ļn se consigna en el libro The Diana Chronicles, escrito por Tina Brown Sarah, Sarah conoci√≥ a los periodistas James Whittaker y Nigel Nelson, con quienes almorz√≥ en un resort en Kloster. All√≠ se sincer√≥ sobre su relaci√≥n con Carlos, sin sospechar que sus palabras aparecer√≠an en revista Woman‚Äôs Own.

Whittaker traicionó la confianza de la mujer y usando uno de sus muchos sobrenombres, Jeremy Slazenger, vendió la exclusiva a la publicación.

“No hay posibilidad de que me case con el Pr√≠ncipe Carlos. √Čl es una persona fabulosa pero no estoy enamorado de √©l”, dijo Sarah.”Y no me casar√≠a con nadie que no amara, ya fuera un barrendero o el Rey de Inglaterra”, agreg√≥.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

“Si √©l me preguntara, lo rechazar√≠a. El pr√≠ncipe Carlos es un rom√°ntico que se enamora f√°cilmente. Pero puedo asegurarle que si hubiera alg√ļn compromiso entre el Pr√≠ncipe Carlos y yo, ya habr√≠a sucedido”, se√Īal√≥.

“Soy una especie de torbellino, no una persona que participa en un largo y lento noviazgo. Nuestra relaci√≥n es totalmente plat√≥nica”, a√Īadi√≥.

Pero como si eso no fuera suficiente, Sarah también admitió que tenía un diario de vida con todos los recortes de prensa de su relación con Carlos. Asimismo habló sobre sus problemas de anorexia y el alcohol, producidos por la ruptura de su relación con Gerald Grosvenor, heredero del ducado de Westminster.

Cuando ella llam√≥ a Carlos para contarle lo que ocurr√≠a, obviamente √©l se enoj√≥ y le dijo: “Hiciste algo extremadamente est√ļpido“. De inmediato, la relaci√≥n lleg√≥ a su fin.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

Dos a√Īos despu√©s, Carlos y Diana se reencontraron en Petworth, Sussex, el hogar de unos amigos en com√ļn, donde iniciaron una relaci√≥n de amistad. Seg√ļn cont√≥ la misma Lady Di, esa primera noche conversaron durante horas bajo la luz de la luna.

Diana le dijo que la conmovi√≥ su tristeza cuando el pr√≠ncipe debi√≥ caminar tras el ata√ļd de su t√≠o Lord Mountbatten.

‚Äú‚ÄôDeber√≠as estar con alguien que cuidara de ti‚ÄĚ, le dijo Diana. ‚ÄúAl minuto siguiente, √©l pr√°cticamente salt√≥ sobre m√≠. Fue muy extra√Īo porque fue casi como si hubiera sido atra√≠do por un im√°n. Pero no pens√© que fuera correcto”, record√≥ Diana.

Pese al rechazo, el príncipe invitó a Diana al palacio de Buckingham, pero ella volvió a negarse. Esto sólo aumentó el interés de Carlos, quien la llamaba e invitaba a diario a salir.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix

Finalmente ella cedi√≥ y acept√≥ ir a Bamoral, la residencia de descanso de la familia real, donde fueron captados juntos por primera vez desatando toda una locura medi√°tica. Diana era la perfecta elecci√≥n para Carlos ya que pertenec√≠a a una familia arist√≥crata, ten√≠a 19 a√Īos, no hab√≠a tenido novio y era virgen.

A partir de ahí, su vida se transformó y cada uno de sus movimientos fueron seguidos con mucho interés por prensa.

Ese mismo a√Īo, Sarah se cas√≥ con Neil Edmund McCorquodale con quien tuvo tres hijos, Emily, George y Celia Rose, quien se cas√≥ hace pocas semanas y llev√≥ la misma tiara usada por Diana en su boda.

Sarah asumi√≥ el apellido de su esposo y durante muchos a√Īos se dedic√≥ a su familia. A medida que pasaban los a√Īos se convirti√≥ en una fiel compa√Īera de Lady Di, y tras la muerte de su hermana, se convirti√≥ en la directora de la fundaci√≥n Diana, princesa de Gales, que re√ļne fondos para diversas organizaciones de caridad que encabezaba Diana, la que finalmente cerr√≥ sus puertas en 2012.

Diana, en sus propias palabras | Netflix
Diana, en sus propias palabras | Netflix
Tendencias Ahora