La creación de 178 mil nuevos puestos de trabajo evidencian una mejora en el mercado laboral, según los resultados de la Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago (EOD).

Los datos muestran señales de recuperación, pero a una baja velocidad. Asimismo, la tasa de desempleo sigue más alta que el promedio de los últimos veinte y diez años con 9,4% y 7,9% respectivamente.

El desempleo registrado en la semana comprendida entre el 29 de noviembre y el 5 de diciembre de 2020 indicó una tasa de 11,5%, equivalente a una baja de 1,3 puntos porcentuales respecto a septiembre de 2020 y un alza de 2,7 puntos porcentuales comparada con diciembre de 2019.

En detalle existen 399 mil personas desocupadas en el Gran Santiago, lo que significa un aumento de 26,3% en un año; y 3 millones de ocupados, situando la tasa de ocupación en 51,8%. Esta última cifra significa una caída de 6,2 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2019.

La Directora Ejecutiva del Centro de Microdatos, Lorena Flores, explicó que esta variación anual responde a una caída de 5,86% en el empleo total, junto a una disminución de 3,02% en la fuerza de trabajo.

Al distinguir por género, el desempleo en hombres llegó al 10,5% y en mujeres al 12,8%. Por primera vez, desde el inicio de la pandemia, las mujeres superan a los hombres en desempleo, debido a que ellas aumentaron levemente su participación en el mercado laboral.

En relación al rango etario, los jóvenes de 14 a 34 años presentan la mayor tasa de desempleo (25,7%), en comparación a las personas de 25 a 54 años que alcanzan un 11,2% y los mayores de 55 que sólo llegan al 6,9%.

Debido a la pandemia, durante 2020 se masificó el teletrabajo. La proporción de mujeres que ocupa esta modalidad es mayor a la de hombres, pero en términos absolutos, la cifra sigue bajando y hoy se ubica en 14,5%, una disminución de 5,2 pp en tres meses.