Artes y Cultura
Miércoles 04 julio de 2018 | Publicado a las 15:41
Crítica de Teatro: "Arpeggione", brillantes actuaciones
Publicado por: Leopoldo Pulgar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Como una melod√≠a extra suave llega al o√≠do este relato que protagonizan dos m√ļsicos que ensayan la Sonata en La menor para violoncello y piano, de Frank Schubert.

Pero pronto el espectador percibe que el diálogo entre la pianista y el cellista contiene un fervor volcánico que emerge en gestos breves, manifiestos o ahogados, en miradas ingenuas o de sorpresa, con locuacidad o la palabra mínima.

Porque lo melodioso y susurrante de esta propuesta -buen ant√≠doto contra los gritos y exabruptos a menudo en escena- ayudan a rastrear el alma de Rosa y Lorenzo, dos desconocidos en una experiencia com√ļn.

 "Arpeggione" | Matucana 100
“Arpeggione” | Matucana 100

Y, adem√°s, ofrecen una puerta de entrada a la tercera parte de Buenaventura, de Luis Alberto Heiremans (1928-1964), dramaturgo chileno de la Generaci√≥n del 50, trilog√≠a escrita en 1962 y publicada en 1965 que incluye El a√Īo repetido y El mar en la muralla.

El título de la obra alude a un instrumento que inventó el lutier vienés Johann Staufer, en 1831, que deriva de la viola da gamba y de la guitarra, por su forma y sus seis cuerdas, afinadas como guitarra.

Se construy√≥ para producir arpegios y, aunque s√≥lo sobrevivi√≥ en la m√ļsica unos diez a√Īos, el arpeggione protagoniza una obra destacada: Sonata para arpeggione y piano de Schubert, hoy pieza cumbre para piano y violoncello.

Austeridad y alta intensidad

La soledad y la incomunicaci√≥n, rasgos del teatro de Heiremans, parecen presionar la vida del gran concertista en cello y de la pianista que lo acompa√Īa de emergencia en el ensayo: viven una relaci√≥n en desequilibrio que genera un antagonismo que relativiza el amor por la m√ļsica.

Esta opci√≥n del director Jes√ļs Urqueta (Violeta, Prefiero que me coman los perros), de mantener el relato en un tono cotidiano y de respeto entre los m√ļsicos, resalta la calidad y austeridad emotiva.

Una cuerda que permite que asome con intensidad por dos vías distintas esas sensaciones tan contemporáneas y corrosivas de encierro y encapsulamiento.

 "Arpeggione" | Matucana 100
“Arpeggione” | Matucana 100

Ella, al destilar sus experiencias de vida y aquellas frustraciones irreversibles; él, desde cierto autismo e incapacidad de comunicarse verbalmente.

A esto contribuye el minimalismo y la funcionalidad escenogr√°fica de Tamara Figueroa que crea un espacio despojado en blanco y negro, la m√ļsica de Marcello Mart√≠nez y la simulaci√≥n instrumental cuando ambos actores escenifican los ensayos.

Sin embargo, no se podría lograr ese resultado sin el accionar interpretativo en alto nivel de la gran actriz Claudia Cabezas y del actor Nicolás Zárate.

Construyen sobre el escenario caracteres y personalidades complejas y contenidas, al mismo tiempo intens√≠simas, por decirlo de una forma, casi sin mover un m√ļsculo.

Simpat√≠a, ingenuidad, frustraciones, recuerdos, esperanzas, incertidumbres, deseos, humor, temores, ambiciones‚Ķ hay en este di√°logo de un hombre y de una mujer unidos por el amor a la m√ļsica.

Una producción de Matucana 100 que revaloriza al gran dramaturgo Luis Alberto Heiremans y aporta una clase magistral de actuación y humanidad.

Matucana 100 (Microsala). Jueves a s√°bado, 20.00 horas; domingo, 19.00 horas. Entrada general $ 5.000; jueves popular, estudiantes y tercera edad, $ 3.000. Hasta el 29 de julio.

Tendencias Ahora