Internacional
Obama hace histórica visita a Hiroshima y pide un mundo sin armas nucleares
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de Estados Unidos Barack Obama rindió este viernes homenaje a las víctimas de la primera bomba atómica en una histórica y emocionada visita a Hiroshima, en la que abogó por un mundo sin armas nucleares.

“Hace 71 a√Īos, la muerte cay√≥ del cielo”, record√≥ Obama ante al memorial de las v√≠ctimas de la bomba lanzada por Estados Unidos en esta ciudad japonesa el 6 de agosto de 1945, antes de abogar por un “mundo sin armas” nucleares.

Ese d√≠a, el mundo “cambi√≥ para siempre” y esta bomba “demostr√≥ que la humanidad tiene los medios para destruirse a s√≠ misma”, dijo el presidente estadounidense.

“¬ŅPor qu√© estamos aqu√≠, en Hiroshima ? Hemos venido a reflexionar sobre esta terrible fuerza liberada en un pasado no muy lejano. Hemos venido para rendir homenaje a los muertos” dijo Obama.

Acompa√Īado por el primer ministro japon√©s Shinzo Abe, Obama hab√≠a depositado momentos antes una corona de flores en el cenotafio de Hiroshima, que contiene decenas de vol√ļmenes donde est√°n consignados los nombres de las v√≠ctimas de la bomba nuclear

“Descanse en paz, no repetiremos esta tragedia”: esta frase, inscrita en el cenotafio pudo servir de hilo conductor en esta hist√≥rica visita.

Obama se convierte en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar el Parque del Monumento de la paz en Hiroshima para rendir homenaje a los 210.000 japoneses muertos por el fuego nuclear.

El mandatario estadounidense rindió un homenaje lleno de emoción a las víctimas, estrechando manos y abrazando a supervivientes de la bomba atómica.

Obama habl√≥ con un sonriente Sunao Tsuboi, de 91 a√Īos, quien previamente hab√≠a asegurado querer decirle al presidente estadounidense lo agradecido que estaba por esta visita.

Este desplazamiento de fuerte dimensión simbólica, en esta ciudad portuaria situada a unos 700 km al suroeste de Tokio, ha sido generalmente bien acogido a ambos lados del Pacífico y en la comunidad internacional.

“Esta visita dar√° un fuerte impulso al objetivo de un mundo desembarazado de armas nucleares”, subray√≥ el primer ministro japon√©s.

En Estados Unidos, ciertas voces se alzaron inicialmente contra lo que hab√≠an descrito de antemano como “una gira de las disculpas”, pero el conjunto de los electos salud√≥ la iniciativa, inimaginable durante d√©cadas.

Solamente Corea del Norte se desmarc√≥ y present√≥ la visita de Obama como una maniobra pol√≠tica “pueril” de un “fan√°tico de la guerra nuclear”.

Capitulación y fin de la guerra

El 6 de agosto el ejército estadounidense lanzó sobre Hiroshima la primera bomba atómica de la historia, seguida tres días más tarde por la de Nagasaki.

La utilizaci√≥n del arma nuclear, producto del Proyecto Manhattan llevado a cabo en el m√°s absoluto secreto durante a√Īos, iba a precipitar la capitulaci√≥n de Jap√≥n y el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Obama, 44¬ļ presidente de Estados Unidos lo hab√≠a anunciado claramente: en esta visita, no iba juzgar la decisi√≥n de su lejano predecesor Harry Truman ni a pedir perd√≥n.

“Compete a los historiadores plantear preguntas y examinarlas pero s√© bien, por llevar siete a√Īos y medio en mi cargo, que todo dirigente adopta decisiones muy dif√≠ciles, sobre todo en tiempo de guerra”, explic√≥ en una entrevista concedida a la televisi√≥n p√ļblica japonesa NHK.

Sin embargo, en la ceremonia de homenaje a las v√≠ctimas de este viernes, el presidente estadounidense aludi√≥ a √©stas: “Sus almas nos hablan, nos piden que miremos al fondo de nosotros mismos”.

Y admiti√≥: “Los progresos tecnol√≥gicos sin progreso equivalente de las instituciones humanas pueden ser fatales. La revoluci√≥n cient√≠fica que nos ha conducido a la fisi√≥n del √°tomo nos exhorta tambi√©n a una revoluci√≥n moral”.

Tendencias Ahora