Internacional
Amnistía Internacional pide a gobiernos proteger derechos humanos de trabajadoras sexuales
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Amnist√≠a Internacional public√≥ 4 informes respecto a las violaciones que sufren las trabajadoras sexuales, que se desempe√Īan en pa√≠ses como Argentina, Noruega, Hong Kong y Pap√ļa Nueva Guinea.

El director general del Programa de Derecho Internacional y Pol√≠tica de Amnist√≠a Internacional, Tawanda Mutasah, afirm√≥ que “las personas que se dedican al trabajo sexual est√°n especialmente expuestas a sufrir toda una serie de abusos contra los derechos humanos, como violaci√≥n, violencia, extorsi√≥n y discriminaci√≥n”.

Por esta raz√≥n, la organizaci√≥n solicita a los gobiernos de todo el mundo desarrollar pol√≠ticas que “garanticen la protecci√≥n contra la violencia, la explotaci√≥n y la coerci√≥n de manera que nadie se vea obligado a entrar en el trabajo sexual por falta de oportunidades”.

La idea de Amnist√≠a Internacional de realizar investigaciones en Argentina, Noruega, Hong Kong y Pap√ļa Nueva Guinea fue cubrir 4 puntos distantes del planeta. En todas las indagaciones se confirm√≥ que las trabajadores sexuales desarrollan su labor sin ning√ļn tipo de protecci√≥n y/o seguridad.

‚ÄúFui a casa de un hombre. Me dio dos pu√Īetazos en la cara. No lo denunci√© a la polic√≠a. No quiero que figure en mi historial‚ÄĚ, afirm√≥ a AI una trabajadora sexual.

‚ÄúEl cliente me pag√≥ y estaba a punto de bajarme del auto cuando me agarr√≥ del cuello y me cort√≥ con un cuchillo. Le di todo el dinero que ten√≠a y mi tel√©fono celular, y me dej√≥ ir,‚ÄĚ fue el testimonio de Laura, trabajadora sexual que se desempe√Īa en Argentina.

En ambos casos, ninguna present√≥ alg√ļn tipo de denuncia, pues no quer√≠an que en su historial personal apareciera que hab√≠an ejercido la prostituci√≥n y, adem√°s, la polic√≠a no las toma en cuenta de forma seria.

A causa de estos testimonios, AI hizo un llamado a los gobiernos de todo el mundo a regularizar el trabajo sexual, por la seguridad tanto de trabajadores como de clientes, como también para diferenciarlo de manera adecuada de la trata de personas y la explotación sexual.

Tendencias Ahora