Internacional
“Acuerdos” entre amigos salen a la luz en juicio al cu√Īado del rey de Espa√Īa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La hermana del rey de Espa√Īa Cristina de Borb√≥n y su marido, I√Īaki Urdangarin, volvieron a sentarse este martes entre los acusados en un juicio por presunta malversaci√≥n, cuyo primer imputado rememor√≥ un episodio de amigos que juegan al p√°del y despu√©s concluyen “acuerdos” millonarios sin licitaci√≥n.

Cristina de Borb√≥n, de 50 a√Īos, segunda hermana de Felipe VI, y su marido I√Īaki Urdangarin, de 48, hab√≠an llegado por la ma√Īana al tribunal de Palma de Mallorca, en las mediterr√°neas islas Baleares.

Durante tres semanas, deber√°n sentarse en el banquillo para sus propias declaraciones y las de los otros 15 acusados en el primer juicio por presunta corrupci√≥n contra miembros de la familia real espa√Īola.

Empresas pantalla, falsas facturas, contratos inflados, empleos ficticios son, seg√ļn la acusaci√≥n, los ingredientes de un esc√°ndalo que hundi√≥ la imagen de la Corona, contribuyendo a la abdicaci√≥n de Juan Carlos I el 2 de junio de 2014 a favor de su hijo Felipe VI.

Al mando de una entidad sin ánimo de lucro, el Instituto Nóos, Urdangarin, exmedallista olímpico de balonmano, y su socio Diego Torres están acusados de malversar cerca de 6 millones de euros pagados entre 2004 y 2007 por los gobiernos regionales de Baleares y Valencia.

El primer acusado en declarar fue un antiguo amigo de Urdangarin, Cristina y Felipe: José Luis Ballester, más conocido como Pepote, campeón olímpico de regatas en Atlanta-1996 y director general de deportes del gobierno balear de 2003 a 2007.

Inc√≥modo por su condici√≥n de “arrepentido”, comenz√≥ explicando por qu√© desde 2010 decidi√≥ colaborar con la justicia a cambio de una reducci√≥n de pena. Quer√≠a dar a “conocer su verdad”, afirm√≥, mientras “otros continuaban con sus mentiras”.

Conoci√≥ a Urdangarin en sus a√Īos de juventud y gloria, antes de que ambos obtuvieran sus medallas ol√≠mpicas. Despu√©s, cuando Ballester trabajaba para el gobierno regional y el yerno de Juan Carlos I presid√≠a N√≥os, negociaron sus primeros contratos junto al entonces presidente de Baleares, Jaume Matas.

‘Presupuesto ficticio’

Este martes, Ballester detall√≥ como Matas, exministro del conservador Jos√© Mar√≠a Aznar y ya condenado en otro caso de corrupci√≥n, decidi√≥ atribuir contratos p√ļblicos sin licitaci√≥n a N√≥os para complacer a Urdangarin.

¬ŅD√≥nde se reun√≠an?”, le pregunt√≥ el fiscal. “En el palacio de Marivent”, residencia de verano de la familia real en Palma, respondi√≥. “¬ŅJugaron al p√°del y despu√©s hablaron?”, inquiri√≥ el fiscal. “Efectivamente”.

Urdangarin obtuvo contratos de oro para Nóos, como la organización de un congreso de dos días sobre turismo y deporte por 1,2 millones de euros.

“Un precio completamente desproporcionado” basado en un “presupuesto ficticio”, seg√ļn la fiscal√≠a, para quien Urdangarin y Torres crearon N√≥os con la “√ļnica finalidad” de “rodearse del prestigio social derivado de las actuaciones altruistas”.

Con semblante serio, Matas escuchó desde el banquillo la declaración de su antiguo subordinado.

Seg√ļn Pepote, al entonces presidente balear tomaba √©l solo unas decisiones que despu√©s eran validadas en falsas reuniones de un supuesto comit√© de direcci√≥n. “No se celebraba ninguna en realidad”, asegur√≥.

“Era una manera de vestir el santo, de dar forma a los acuerdos” cerrados entre Matas y Urdangarin, explic√≥.

Seg√ļn la acusaci√≥n, el dinero recibido por N√≥os despu√©s “acababa en manos de las (empresas) mercantiles controladas por Diego Torres e I√Īaki Urdangarin”.

Una de esas empresas, Aizoon, propiedad al 50% de la infanta, habr√≠a financiado gastos personales de Cristina y su esposo, como lujosos viajes, fiestas o cursos de baile, todo un esc√°ndalo en una Espa√Īa asfixiada por a√Īos de crisis.

Urdangarin y Torres est√°n acusados de prevaricaci√≥n, malversaci√≥n, fraude, delito fiscal, tr√°fico de influencias, falsedad, estafa, falsificaci√≥n y blanqueo. El fiscal pide 19,5 a√Īos y 16,5 a√Īos de c√°rcel respectivamente.

Doce testigos deben declarar antes que ellos. Cristina ser√° interrogada en √ļltimo lugar, previsiblemente el 26 de febrero.

El juicio, iniciado el 11 de enero, estuvo suspendido varias semanas, tiempo en que las tres magistradas decidieron que la infanta deb√≠a efectivamente ser juzgada como “cooperadora necesaria” en dos delitos de fraude fiscal.

Apartada hace a√Īos de todos los actos oficiales de la casa real y despojada por su hermano de su t√≠tulo de duquesa de Palma, se enfrenta ahora a una petici√≥n de ocho a√Īos de prisi√≥n.

Tendencias Ahora