Economía
12 trucos para reducir la boleta de los gastos en el supermercado
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con el costo de la vida subiendo constantemente, es normal que los consumidores busquen alternativas para poder abaratar los gastos mensuales que conlleva el ser un adulto responsable.

Como gran parte del presupuesto -sea familiar o individual- se va en las “compras de supermercado”, la situaci√≥n actual ha provocado que los chilenos deban tomar sus decisiones econ√≥micas con mayor cuidado y calculo para poder adquirir todo lo que necesitan, sin tener que aumentar el monto destinado para este √≠tem.

Esto ha provocado que los clientes tiendan a caer en la tentación de optar por las ofertas, y se dejen seducir por promociones.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. “Las tiendas y supermercados tienen varias razones para hacer ofertas. La m√°s frecuente es que el supermercado le exige en realidad al proveedor como parte de una negociaci√≥n, por tanto, es este √ļltimo el que en realidad rebaja el precio. Son t√≠picas, por ejemplo, las de pescados y mariscos en Semana Santa. Otras ofertas corresponden a liquidaciones de stock, por tener excesos o por estar pr√≥ximas las fechas de vencimiento“, explic√≥ a BioBioChile, V√≠ctor Valenzuela, economista de la Universidad Andr√©s Bello (UNAB).

“Hay ofertas que s√≥lo operan con la tarjeta del supermercado, en esos casos hay una actividad de fidelizaci√≥n y de fomento del uso de la tarjeta en que se pudieran cobrar intereses como compensaci√≥n de las rebajas en el margen de los productos. Estas debieran ser un esfuerzo de la tienda m√°s que del proveedor”, agreg√≥.

Por estas y varias otras razones los clientes deben saber que nadie cuidar√° su presupuesto m√°s que ellos, y es importante que preparen una estrategia adecuada si necesitan ahorrar. La revista norteamericana Time reuni√≥ varios √ļtiles y concretos consejos que cualquier persona puede aplicar y que le permitir√° disminuir el total de su boleta. Revisa a continuaci√≥n algunos de ellos.

Hacer un inventario

La publicación da bastante importancia a la preparación y planificación de las compras. El primer paso, por básico que parezca, es hacer un inventario de lo que hay en el hogar.

Puede sonar obvio, pero una gran cantidad de personas a√ļn no adquieren este h√°bito. Annette Economides, autora del libro Cut Your Grocery Bill in Half (Reduzca sus gastos de supermercado a la mitad), asegura que revisar la despensa y el refrigerador da una muy buena idea de las que cosas que puedes evitar comprar ese mes. Esto permite ahorrar o deja un margen para llevar otro producto con ese dinero.

La tecnología también ayuda bastante en este punto, ya que existen algunas aplicaciones que permiten llevar un registro de la lista del supermercado. Out of milk es una de ellas.

Utilice su despensa

Si la lista del inventario falla o en ocasiones anteriores hemos comprado cosas extra que no utilizamos, es el momento de usarlas. Una alternativa, es tratar de ordenar la mercadería y el refrigerador una vez a la semana, dejando al alcance lo que va a expirar primero.

Came in to #target for a purse and kids' toothpaste. And then this happened…

Una foto publicada por Sophie Spier (@amazingdaysevents) el

Disminuye las visitas al supermercado

“Cuanto menos va de compras, m√°s usted ahorra”, explica Economides. Planear los viajes al supermercado y reducirlo a m√°ximo una vez a la semana, ayuda a controlar los impulsos de compra y ahorrar bencina.

Por su parte, el acad√©mico de la Unab advierte que hay que tener cuidado con esta alternativa. “Cuando hay inflaci√≥n conviene hacer una sola compra para capear las alzas del mes, pero tambi√©n se tiene el riesgo de comprar cosas que luego pueden estar en oferta. Otra ventaja es que se ahorra en tiempo y transporte, pero requiere una buena planificaci√≥n para evitar los olvidos”, asegur√≥.

Busque productos sustitutos

El art√≠culo recomienda revisar la √ļltima boleta de tus compras y marcar los productos m√°s costosos. Cuando est√©s en el supermercado, intenta encontrar sustitutos m√°s econ√≥micos con los que te sientas c√≥modo. Hay ocasiones, donde la misma empresa fabrica pr√°cticamente el mismo producto pero para diferentes marcas y con diferentes precios.

Busque el mejor precio

Este dato puede ser un poco m√°s complejo, pero sirve. Lo primero es hacer una lista de los 10 items indispensables o los que compras m√°s com√ļnmente. Con eso en mano, visita a lo largo del mes diferentes supermercados o tiendas que le queden de camino y compare precios. Qu√©dese con el que le ofrezca mejores oportunidades.

‚ÄÉ

Resiste las ‚Äúgrandes ofertas‚ÄĚ

“Hay que sacar cuentas”, explic√≥ Economides. En muchas ocasiones s√≥lo se muestra el precio oferta, pero no el del producto individual, informaci√≥n que es vital para saber si la promoci√≥n es o no conveniente.

No siempre es necesario optar por estas ofertas, ya que a veces el producto extra que se lleva simplemente queda almacenado y no es usado. Llevar lo justo y necesario permitir√° ahorrar.

Es importante también aprender a leer las etiquetas y no irse directamente por el precio. A veces los productos en paquete que lucen como una gran oferta, resulta tener el mismo costo que comprar menos cantidad, pero con un mayor peso.

When you can't decide between cereals

Una foto publicada por Dave Ramos (@davidrr) el

Ser fiel

“Puede ser √ļtil en la medida que la tienda acompa√Īe el uso de su tarjeta o compras con una propuesta de valor. Por ejemplo, acumular puntos, descuentos en otros comercios, compras con descuento, etc.”, se√Īal√≥ el economista chileno, V√≠ctor Valenzuela.

‚ÄúSuscr√≠base a sus programas de fidelizaci√≥n y familiar√≠cese con las promociones que se ofrecen y las recompensas se dan”, explic√≥ Stephanie Nelson, creadora de CouponMom.com. Aunque muchos desconf√≠en, juntar puntos permite que tarde o temprano puedas conseguir al menos un producto gratis.

Visita sólo los pasillos necesarios

Mientras m√°s pasillos recorras, m√°s productos innecesarios ir√°s agregando al carro, especialmente en los hipermercados donde no s√≥lo se ofrecen elementos de necesidades b√°sicas, sino que tambi√©n se puede encontrar desde electrodom√©sticos hasta juguetes. “Las tiendas mayoristas promueven el comportamiento impulsivo, y esa es una de las cosas que odiamos”, dice Annette Economides.

Mommy is feeling sick today so I had the pleasure of picking up the boys from school and killing some time at #target to let her rest. I gave the boys their own little cart and told them to fill it up with ideas for their #christmaslist . They both filled their carts up in the first aisle (Legos), but if jack found something new that he wanted, he would just switch it out with another toy from his cart. Little Finn had a hard time doing this. Everything he picked up he said "oh i just have to have this." It got to the point where he stacked things so high that i started pushing his cart so he could carry stuff in his hands. He even asked jack if he could use some of the space that wasnt being used in his cart. Lol! I think i need to get a 3rd job! #crazykids #theyhadnoproblemputtingitback #lovemyboys #mostofitwasstarwars

Una foto publicada por Jon Kennedy (@socaljonkennedy) el

Lleve mentas

Un estudio de Journal of Consumer Research descubri√≥ que los consumidores tienden a gastar m√°s dinero cuando su apetito ha sido estimulado anteriormente. Es por ello que en muchos supermercados, se ofrece a la entrada alg√ļn tipo de degustaci√≥n de productos. Para combatir este impulso, lleve una pastilla de menta, la que ayudar√° a combatir el hambre y disminuir los olores.

Lleve su banda sonora.

Los estudios demuestran que las tiendas suelen poner m√ļsica con un ritmo m√°s lento para animarle a moverse m√°s despacio a trav√©s de los pasillos. Ese ritmo puede conducir a los clientes a comprar un 29% m√°s, as√≠ lo descubri√≥ Martin Lindstrom, autor de Trucos que utilizan las empresas para manipular nuestras mentes y Persuadirnos para comprar.

Utilice un carrito peque√Īos

Los especialistas tambi√©n explican que los carros grandes hacen que la gente compre un 40% m√°s. Asimismo, optar por esas cestas de mano puede ser igualmente peligroso. Un estudio de la revista Journal of Marketing Research encontr√≥ que el esfuerzo de cargar el cesto hizo m√°s propensos a los clientes a llevar productos como dulces y refrescos como una forma de recompensarse inconscientemente por aguantar la molestia. Opta en su lugar por un carro con ruedas m√°s peque√Īas.

Mira hacia arriba y abajo

Evite los estantes intermedios. Las compa√Ī√≠as de EE.UU. pagan para colocar productos al nivel de los ojos, por lo que es probable que encuentres mayor variedad de productos y precios en los estantes superiores e inferiores.

Tendencias Ahora