Blogs
Cr√≠tica de teatro: ‚ÄúEl amor de Fedra‚ÄĚ
Publicado por: Leopoldo Pulgar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas


Hip√≥lito: ¬ŅPor qu√© toda esta preocupaci√≥n por m√≠?
Fedra: Te amo. Silencio.
Hip√≥lito: ¬ŅPor qu√©?
Fedra: Eres dif√≠cil. Temperamental, c√≠nico, amargado, decadente, maleducado. Est√°s en la cama todo el d√≠a y miras televisi√≥n toda la noche, vas sin ning√ļn cuidado de un lado a otro de la casa con sue√Īo en tus ojos y sin ninguna consideraci√≥n por nadie. Est√°s sufriendo. Te adoro.
Hipólito: No es muy lógico.
Fedra: El amor no lo es.

Este di√°logo cotidiano e intenso de la escena cuatro de ‚ÄúEl amor de Fedra‚ÄĚ (1996), de Sarah Kane (1971-1999), revela lo que mueve a esta madrastra obsesionada por su hijastro.

Al mismo tiempo, lo que le atrae a ella de √©l, recoge la mirada de la dramaturga (‚ÄúMina de narco‚ÄĚ, ‚ÄúDevastados‚ÄĚ, ‚Äú4:48 Psicosis‚ÄĚ) sobre la sociedad y la monarqu√≠a de su pa√≠s.

Lo hace en el estilo in-yer-face (por in your face, en tu cara), una forma teatral de los a√Īos 90 cuyos relatos usan lenguaje violento, descarnado, cero hipocres√≠a, h√≠per sexual, propio del submundo de cualquier clase social.

En Sarah Kane equivale a una voz escénica estremecedora cuyo soporte emotivo y emocional permite observar al ser humano a corazón abierto y honesto hasta lo excesivo.

Una historia para hoy

Como reescritura de un texto griego, Kane instala a Fedra en la modernidad electr√≥nica actual y, traducida por Freddy Araya, llega al p√ļblico con algunos modismos chilenos bien logrados.

Jorge S√°nchez

Jorge S√°nchez

Pero tal vez lo que mejor recoge la traducción es el sentido profundo -cotidiano y trascendente- de los diálogos llenos de vitalidad de sus personajes, donde la poesía y la sensibilidad femenina están presentes. Algo de todo esto se observa en escena

En la versión griega, luego de enamorarse de Hipólito y ser rechazada por éste, la aristócrata mujer se suicida, acusando a su hijastro de violación. Entonces, el padre castiga al joven a través de la furia de un monstruo marino, enviado por Poseidón.

Para Kane, el despecho y muerte de Fedra (Paola Volpato en el montaje que dirige Francisco Krebs) vino después de declarar su amor y tener sexo oral con Hipólito (Diego Ruiz), mientras que el castigo fue entregarlo a la rabia del pueblo que defiende la monarquía.

Jorge S√°nchez

Jorge S√°nchez

El extenso inicio de la obra presenta a un reventado Hip√≥lito arriba de un autom√≥vil, en lugar de la cama original, y con un muro de pantallas con m√ļltiples pel√≠culas a todo volumen y h√©roes y antih√©roes que el sujeto imita est√ļpidamente.

Una referencia del mundo del protagonista, alrededor del cual van sucumbiendo las personas y la confianza en las instituciones, siempre con el sexo como estandarte (masturbación, incesto, violación).

Leopoldo Pulgar

Leopoldo Pulgar

El ambiente es generalmente crispado y la crueldad caracteriza las relaciones personales, verdades que -como casi siempre-, son pivotes para denunciar con desesperación la insoportable realidad y la necesidad de cambio.

Una obra con amplio despliegue escenográfico, iluminación y vestuario que recupera a una dramaturga estremecedora.

Leopoldo Pulgar Ibarra
Periodista

Sala GAM. Alameda 227. Miércoles a Sábado a las 20:30 horas. Entrada general $ 8.000; Tercera edad $ 4.000, Estudiantes $ 3.000. Hasta el 28 de Noviembre.

Tendencias Ahora