Internacional
Papa Francisco recuerda a EEUU que fue “construido en gran parte por inmigrantes”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco puso de entrada su hist√≥rico viaje a Estados Unidos sobre el tema de la inmigraci√≥n, al subrayar este mi√©rcoles frente al presidente Barack Obama que viene como “hijo de una familia de inmigrantes”.

“Como hijo de una familia de inmigrantes, me alegra estar en este pa√≠s, que ha sido construido en gran parte por tales familias”, dijo el papa argentino en ingl√©s al inicio de su discurso en la Casa Blanca.

Asimismo, exigi√≥ impulsar cambios para lograr un “desarrollo sostenido” que incluya a los millones de excluidos en el mundo.

“Todav√≠a tenemos tiempo para hacer los cambios necesarios para lograr un desarrollo sostenible e integral (…) Estos cambios exigen que tomemos conciencia seria y responsablemente (…) de los millones de personas que viven bajo un sistema que les ha ignorado”, dijo el pont√≠fice frente al presidente Obama.

Discurso completo:

Se√Īor Presidente:

Le agradezco mucho la bienvenida que me ha dispensado en nombre de todos los ciudadanos estadounidenses. Como hijo de una familia de inmigrantes, me alegra estar en este pa√≠s, que ha sido construido en gran parte por tales familias. En estos d√≠as de encuentro y de di√°logo, me gustar√≠a escuchar y compartir muchas de las esperanzas y sue√Īos del pueblo norteamericano.

Durante mi visita, voy a tener el honor de dirigirme al Congreso, donde espero, como un hermano de este País, transmitir palabras de aliento a los encargados de dirigir el futuro político de la Nación en fidelidad a sus principios fundacionales. También iré a Filadelfia con ocasión del Octavo Encuentro Mundial de las Familias, para celebrar y apoyar a la institución del matrimonio y de la familia en este momento crítico de la historia de nuestra civilización.

Se√Īor Presidente, los cat√≥licos estadounidenses, junto con sus conciudadanos, est√°n comprometidos con la construcci√≥n de una sociedad verdaderamente tolerante e incluyente, en la que se salvaguarden los derechos de las personas y las comunidades, y se rechace toda forma de discriminaci√≥n injusta. Como a muchas otras personas de buena voluntad, les preocupa tambi√©n que los esfuerzos por construir una sociedad justa y sabiamente ordenada respeten sus m√°s profundas inquietudes y su derecho a la libertad religiosa. Libertad, que sigue siendo una de las riquezas m√°s preciadas de este Pa√≠s. Y, como han recordado mis hermanos Obispos de Estados Unidos, todos estamos llamados a estar vigilantes, como buenos ciudadanos, para preservar y defender esa libertad de todo lo que pudiera ponerla en peligro o comprometerla.

Se√Īor Presidente, me complace que usted haya propuesto una iniciativa para reducir la contaminaci√≥n atmosf√©rica. Reconociendo la urgencia, tambi√©n a m√≠ me parece evidente que el cambio clim√°tico es un problema que no se puede dejar a la pr√≥xima generaci√≥n. Con respecto al cuidado de nuestra ¬ęcasa com√ļn¬Ľ, estamos viviendo en un momento cr√≠tico de la historia. Todav√≠a tenemos tiempo para hacer los cambios necesarios para lograr ¬ęun desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar¬Ľ (Laudato si‚Äô, 13).

Estos cambios exigen que tomemos conciencia seria y responsablemente, no s√≥lo del tipo de mundo que podr√≠amos estar dejando a nuestros hijos, sino tambi√©n de los millones de personas que viven bajo un sistema que les ha ignorado. Nuestra casa com√ļn ha formado parte de este grupo de excluidos, que clama al cielo y afecta fuertemente a nuestros hogares, nuestras ciudades y nuestras sociedades. Usando una frase significativa del reverendo Martin Luther King, podr√≠amos decir que hemos incumplido un pagar√© y ahora es el momento de saldarlo.

Nosotros sabemos que la fe nos dice que ¬ęel Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atr√°s en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad a√ļn posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa com√ļn¬Ľ (Laudato si’, 13). Como cristianos movidos por esta certeza, queremos comprometernos con el cuidado consciente y responsable de nuestra casa com√ļn.

Se√Īor Presidente, los esfuerzos realizados recientemente para reparar relaciones rotas y abrir nuevas puertas a la cooperaci√≥n dentro de nuestra familia humana constituyen pasos positivos en el camino de la reconciliaci√≥n, la justicia y la libertad.

Me gustaría que todos los hombres y mujeres de buena voluntad de esta gran Nación apoyaran las iniciativas de la comunidad internacional para proteger a los más vulnerables de nuestro mundo y para suscitar modelos integrales e inclusivos de desarrollo, para que nuestros hermanos y hermanas en todas partes gocen de la bendición de la paz y la prosperidad que Dios quiere para todos sus hijos.

Se√Īor Presidente, una vez m√°s, le agradezco su acogida, y tengo puestas grandes esperanzas en estos d√≠as en su Pa√≠s. ¬°Que Dios bendiga a Am√©rica!

Tendencias Ahora