Nacional
Rodrigo Pe√Īailillo, sus trabajos para Martelli y la sombra de Soquimich
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Rodrigo Pe√Īailillo Brice√Īo es un nombre f√°cil de reconocer en estos d√≠as, un nombre que representa poder y autoridad como cabeza pol√≠tica del Gobierno, pero tambi√©n un nombre que durante las √ļltimas semanas ha estado en la lengua de todos los sectores, y adem√°s, bajo fuertes cr√≠ticas de la opini√≥n p√ļblica.

Pas√≥ sus primeros a√Īos de vida en Cabrero, tuvo una breve estancia en Santiago tras la muerte de su padre y retorn√≥ a la regi√≥n del B√≠o B√≠o para vivir sus a√Īos de estudiante entre Coronel y Concepci√≥n. En la d√©cada del 90‚Äô se titul√≥ de ingeniero comercial en la Universidad del B√≠o B√≠o, tiempo en que se convirti√≥ en l√≠der de su federaci√≥n de estudiantes y m√°s tarde en miembro de la Confech, con un papel importante, pues fue qui√©n concret√≥ una negociaci√≥n con el Gobierno de Eduardo Frei en 1996. Negociaci√≥n que, por cierto, termin√≥ con un quiebre entre los universitarios de la √©poca.

De ah√≠ en adelante comenz√≥ su historia en las esferas de poder, uni√©ndose a la ‚ÄėFundaci√≥n Chile 21‚Äô, lo que lo acerc√≥ a Francisco Vidal y a Ricardo Lagos, a quien sigui√≥ en su campa√Īa en 1999. Con la victoria de este √ļltimo ingres√≥ a la Subdere y a partir del 2000 lider√≥ la juventud del PPD. S√≥lo un a√Īo despu√©s, el mandatario lo nombr√≥ Gobernador de la Provincia de Arauco, cargo al que lleg√≥ con s√≥lo 28 a√Īos (el m√°s joven de la √©poca) y en el que permaneci√≥ hasta 2005 antes de dejarlo en manos de su asesor jur√≠dico, el abogado Alex Matute Johns, cuando nuevamente decidi√≥ ser parte de una carrera presidencial, pero esta vez, la de Michelle Bachelet.

Cabe destacar que su periodo en la Gobernaci√≥n no pas√≥ inadvertido pues, por un lado, implement√≥ √Ārea de Desarrollo Ind√≠gena (ADI) con varios acercamientos a la etnia, y por otro, dej√≥ su firma en once querellas -una de ellas por Ley Antiterrorista y otra por Ley de Seguridad Interior del Estado- relacionadas con tomas de fundo por parte de mapuche.

Camino a la Moneda

En el primer mandato de la actual presidenta, Pe√Īailillo o ‚ÄúEl Pe√Īa‚ÄĚ, como le llaman sus amigos, jug√≥ un rol fundamental como jefe de gabinete, puesto al que lleg√≥ tambi√©n recomendado por Francisco Vidal (PPD) y con la venia de la propia Bachelet, ya que lo ubicaba de la √©poca en que compartieron en el comando de Lagos 7 a√Īos antes. Por esto pas√≥ a ser de confianza, llevando el control de la agenda presidencial entre 2006 y 2009 junto a su par, la conocida asesora y amiga de la presidenta, Mar√≠a Ang√©lica √Ālvarez, con quien logr√≥ buenas relaciones en aquellos a√Īos, un tiempo que tambi√©n le sirvi√≥ para fortalecer su cercan√≠a y lealtad con Bachelet.

Agencia UNO

Agencia UNO

Fue un buen periodo para Pe√Īailillo, pero lleg√≥ el fin de la administraci√≥n y un cambio en las caras pol√≠ticas con la llegada de La Alianza y Pi√Īera a La Moneda. Era hora de emprender el camino, y como es costumbre para muchos ex personeros de Gobierno, Pe√Īailillo lo hizo emigrando al extranjero para cursar un master en ‚ÄėAn√°lisis Pol√≠tico‚Äô con una beca en la Universidad Complutense.

Fidelidad y bajo perfil

No perdi√≥ el contacto con Bachelet, quien lo visit√≥ en 2011, mientras ella dirig√≠a ONU Mujer y √©l continuaba sus estudios en Madrid. Luego ‚Äď cuentan cercanos ‚Äď Rodrigo Pe√Īailillo viaj√≥ en m√°s de una oportunidad a Nueva York, incluso se les vio comprando en un mercado local de Manhattan. De ah√≠ en adelante comenz√≥ a pavimentarse el camino de regreso a La Moneda para el ingeniero, que mantuvo su fidelidad a la mandataria y su ya conocido bajo perfil en la esfera p√ļblica.

A poco de regresar a Chile, en noviembre de ese a√Īo, se integr√≥ al cuerpo acad√©mico de la escuela de postgrados de la Universidad Central, invitado por un ex asesor de Ricardo Lagos, y a la ‚ÄėFundaci√≥n Dialoga‚Äô, la plataforma del bacheletismo durante el gobierno de La Alianza.

Ya en 2012 contact√≥ al ex ministro Enrique Correa, l√≠der y due√Īo de la empresa de lobby y comunicaciones Imaginacci√≥n, para que se encargara de desarrollar la estrategia comunicacional para contener la crisis que se avecinaba debido al ‚ÄúCaso Tsunami‚ÄĚ, en el cual los diputados de La Alianza imputaban a Pe√Īailillo ‚Äúuna responsabilidad menor por ignorar peticiones de la Onemi‚ÄĚ y a Bachelet ‚Äúuna responsabilidad grav√≠sima‚ÄĚ.

Agencia UNO

Agencia UNO

El regreso

Las ideas de una precampa√Īa se instalaron en 2012, y aunque no fue confirmada, en marzo los medios ya hablaban de √©l como ‚Äúel embajador de Bachelet‚ÄĚ o ‚Äúla voz oficial‚ÄĚ, que se encargaba de coordinar las posturas de la Nueva Mayor√≠a y el Bacheletismo que promov√≠a la repostulaci√≥n de la, en ese entonces, directora de ONU Mujer.

Seg√ļn public√≥ la revista ‚ÄėQu√© Pasa‚Äô en su edici√≥n del 13 de junio de 2013, en marzo de ese a√Īo Pe√Īailillo volvi√≥ a viajar a Nueva York a reunirse con Bachelet, pero esta vez para ‚Äúexponerle a la ex mandataria su trabajo de los √ļltimos meses, con todos los preparativos para su regreso‚ÄĚ, ya que ‚Äúhab√≠a estado trabajando durante un a√Īo en la operaci√≥n, con un reducido equipo de militantes PPD de su plena confianza‚ÄĚ, entre ellos Harold Correa, compa√Īero de la llamada G-90 y el ex PC que fue expulsado del PS Robinson P√©rez.

Además, quedó enmarcado como el hombre logró encaminar las negociaciones con el Partido Comunista para que entregaran su apoyo a Bachelet.

De ah√≠ en adelante la historia es conocida: En marzo de 2013 se anuncia la postulaci√≥n presidencial de Michelle Bachelet y Pe√Īailillo es nombrado secretario ejecutivo de la campa√Īa, en la cual aparece escoltado por los voceros del comando, √Ālvaro Elizalde y Javiera Blanco, adem√°s del jefe program√°tico, Alberto Arenas.

Robinson P√©rez y Rodrigo Pe√Īailillo ingresando a la sede en calle Tegualda

Robinson P√©rez y Rodrigo Pe√Īailillo ingresando a la sede en calle Tegualda

Asimismo en el comando lo acompa√Ī√≥ uno de los hombres m√°s cercanos a ‚ÄúPe√Īa‚ÄĚ y que m√°s tarde se convirti√≥ en el jefe de asesores del Ministerio que dirige: Robinson P√©rez.

P√©rez es un hombre que trata de cultivar el bajo perfil y que es reconocido como el ‚Äúpepegrillo‚ÄĚ de Pe√Īailillo. A menudo parlamentarios como tambi√©n otros funcionarios de gobierno, se quejan en privado por c√≥mo ‚Äúopera‚ÄĚ P√©rez sobre el llamado hombre fuerte de Bachelet. Inclusive desde la nueva Mayor√≠a se responsabiliza a P√©rez por el quiebre y desorden que tiene Interior en su estructura y las diferencias con el subsecretario Mahmud ‚ÄúPancho‚ÄĚ Aleuy, que han llevado a que el patio de Los Canelos se le tilde de ‚ÄúKosovo‚ÄĚ.

Martelli, el hombre del dinero

El financiamiento de las campa√Īas pol√≠ticas es un tema que se instal√≥ firme tras darse a conocer las irregularidades de los casos Penta y SQM, precisamente en este √ļltimo apareci√≥ relacionado un personaje bastante conocido por el ministro Pe√Īailillo.

Giorgio Martelli | US Embassy

Giorgio Martelli | US Embassy

Se trata de Giorgo Martelli Robba, un ge√≥grafo de 55 a√Īos que no se identifica ni como pol√≠tico ni como empresario, pero s√≠ se reconoce p√ļblicamente como operador y recaudador de fondos.

Martelli Robba tiene una amplia red de contactos y conocimiento de la legislaci√≥n sobre aportes privados y donaciones para fundaciones y campa√Īas pol√≠ticas. Fue Administrador Electoral de la primera incursi√≥n de Bachelet, asesor de Eduardo Frei en primera vuelta de 2009 y segunda de 2010, y recaudador de fondos para la campa√Īa de la actual mandataria en 2013.

A esta √ļltima la conoci√≥ cuando a√ļn era secretario ejecutivo en la Asociaci√≥n Chilena de Municipalidades, pero su relaci√≥n apunta con m√°s fuerza hacia el grupo PPD que fue parte del comando Bacheletista, en el cual estaba Carolina Echeverr√≠a, la recaudadora oficial y Rodrigo Pe√Īailillo, el general√≠simo.

De acuerdo a los antecedentes oficiales, Martelli pag√≥ durante un mes el arriendo de la casona de calle Tegualda, que sirvi√≥ como centro de operaciones para el comando de campa√Īa de Bachelet, antes de hacer el traspaso definitivo del arriendo.

El ge√≥grafo tambi√©n tiene lazos con personajes que han tenido repercusi√≥n medi√°tica en las √ļltimas semanas, como el caso de Michel Jorratt, director del Servicio de Impuestos Internos, que tambi√©n colabor√≥ en el grupo program√°tico de la campa√Īa presidencial y que actualmente est√° a cargo de la entidad que debe investigar a la empresa de Martelli, su ex empleador.

A fines de 2011, cuando ‘El Pe√Īa’ retornaba a Chile, Martelli cre√≥ Asesor√≠as y Negocios SPA (AyN), una empresa sin oficinas, sin tel√©fono ni informaci√≥n oficial en la web, destinada a realizar asesor√≠as, estrategias y contratos con movimiento de dinero y participaci√≥n en sociedades, ya sea para ellos o para terceros. Es decir, uno de sus servicios era comprar estudios para otras empresas.

Ministerio de Interior

Ministerio de Interior

Entre boletas y estudios

Precisamente fue AyN la que recibi√≥ boletas de Jorratt y Pe√Īailillo, por distintos estudios realizados entre enero de 2012 y marzo de 2013, mismo periodo en que se ha ligado a la empresa con una filial de la minera no met√°lica SQM, conocida en el marco del caso Soquimich.

En el caso del ministro de Interior, las documentos que emiti√≥ a Asesor√≠a y Negocios SPA fueron por tres informes basados en ‘c√≥mo la crisis econ√≥mica europea afecta las pol√≠ticas sociales del Estado y el impacto en empleo juvenil’, los cuales fueron remunerados a trav√©s de cuatro boletas del 31 de enero, 29 de febrero, 30 de marzo y 4 de mayo del 2012, por $4 millones cada una.

Son informes que el ministro asegura haber realizado en su calidad de profesional y magister en an√°lisis pol√≠tico, los cuales no han sido dados a conocer ni se sabe en qu√© se usaron, pero que fueron cuestionados desde ambos flancos pol√≠ticos, incluso por el l√≠der del PS, Osvaldo Andrade, quien dijo que ‚Äúhar√≠a bien‚ÄĚ presentar p√ļblicamente dichos documentos.

Pe√Īailillo ha descartado en reiteradas ocasiones que hayan irregularidades en los pagos hechos por AyN, que como ya es conocido, tambi√©n pag√≥ entre 2012 y 2013 por servicios al jefe de asesores del Ministerio del Interior, Robinson P√©rez, y al coordinador de actividades de Pe√Īaililo, H√©ctor Cucumides, los brazos fuertes de su gabinete.

Agencia UNO

Agencia UNO

La sombra de Soquimich

Martelli Robba se instal√≥ en los titulares a principios de abril, cuando El Mostrador inform√≥ que AyN aparec√≠a entre 2011 y 2013 en la contabilidad de Salar, una de las empresas cascada de Soquimich, esta √ļltima investigada por aportes irregulares a campa√Īas pol√≠ticas que ascienden a unos 11 millones de d√≥lares.

De hecho la sociedad de Martelli fue notificada por el Servicio de Impuestos Internos para que aclare la emisión de facturas a SQM, que ascenderían a un monto de $246 millones repartidos en 23 facturas que fueron emitidas entre 2012 y 2013, y que se suman una boleta de 2013 con rut 761827529 que aparece por $8 millones en la primera contabilidad de Soquimich que llegó a manos del SII.

Uno de los nexos que se hicieron entre Giorgio Martelli, las boletas de Pe√Īailillo y SQM fue otro ex miembro del PPD, el empresario y pareja de la ministra Ximena Rinc√≥n, Jorge Rosenblud, quien ha estado en altos puestos dentro de la italiana Enersis y que el pasado 14 de noviembre asumi√≥ como presidente de la compa√Ī√≠a, la misma que financi√≥ a la ‘Fundaci√≥n Dialoga’ durante alg√ļn tiempo.

Si bien Rosenblud descart√≥ haber coordinado una reuni√≥n entre Martelli y Patricio Contesse, ex gerente general de SQM, s√≠ reconoci√≥ haber pedido a este √ļltimo dinero ‚Äúpara financiar la democracia‚ÄĚ, en este caso, a favor de Bachelet.

El manejo político

De aqu√≠ en adelante han decantado una serie de cr√≠ticas hacia el ministro Pe√Īailillo, primero por los lazos de la empresa para la que ‘bolete√≥’ con SQM, y segundo por la actitud tomada frente a los cuestionamientos.

Recordemos que ya se hab√≠a generado una divisi√≥n de discurso en La Moneda, entre las posturas del ‚Äúcaiga quien caiga‚ÄĚ a la que suscrib√≠a la presidenta Bachelet, y la de ‚Äúponer fin a la caza de brujas‚ÄĚ que fue manifestada por Pe√Īailillo durante la defensa que hizo al subsecretario Rodolfo Baier por los estudios que realiz√≥ para SQM.

Tambi√©n surgen dudas cruzadas con respecto a para qu√© Soquimich necesita tantos estudios de distintas personalidades ligadas a las campa√Īas pol√≠ticas, y para qu√© se usaron los estudios de la empresa Asesor√≠a y Negocios SPA, que eventualmente fueron pagados con dinero de la empresa del ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou.

Rodrigo Pe√Īailillo ya ha dejado clara su postura, y ha respondido a los llamados de los parlamentarios Juan Luis Castro (PS), Manuel Monsalve ( PS), Jorge Tarud (PPD) y Fuad Chahin (DC) , que lo instaron a mostrar sus informes.

‚ÄúYo los expliqu√©, los entregu√©. Son informes que tienen sus fundamentos, que est√°n entregados donde corresponde, a las instituciones que corresponde, y por supuesto que no tengo ning√ļn problema en comentarlos, en verlos, no tengo ning√ļn problema‚ÄĚ, dijo, pese a que a√ļn no se conocen p√ļblicamente. Es as√≠ como los cuestionamientos contin√ļan, apuntan a Pe√Īailillo, a sus asesores, a sus cercanos del PPD.

Osvaldo Andrade | Agencia UNO

Osvaldo Andrade | Agencia UNO

Cuestionamientos que incluso lo llevaron a mantener algunas diferencias p√ļblicas con el presidente del partido Socialista, el diputado Osvaldo Andrade, con el mismo que protagoniz√≥ un efusivo saludo durante la entrega del informe anticorrupci√≥n en La Moneda.

Lo anterior, como una forma para dejar atr√°s la tensa semana que se pudo observar entre ambos, y que incluso llev√≥ a que Andrade calificara como una ‚Äúestupidez‚ÄĚ las declaraciones de Rodrigo Pe√Īailillo sobre una supuesta rivalidad entre vieja y nueva guardia debido a los cambios y reformas.

Consultado por Radio B√≠o B√≠o, Andrade dijo que con Pe√Īailillo finalmente hab√≠an quedado de acuerdo para tomarse un caf√© en los pr√≥ximos d√≠as.

Agreg√≥ adem√°s que, sobre los cambios estructurales que Chile necesita, √©l los ha respaldado y promovido. ‚ÄúDesde el d√≠a siguiente en que gan√≥ el Presidente Pi√Īera, hace 5 a√Īos atr√°s, √©ste presidente del partido socialista ha estado hablando de ellas, no solamente colaborando. La reforma laboral es un planteamiento que hice cuando fui ministro del Trabajo por ejemplo‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Quiz√°s baj√≥ la tensi√≥n con el presidente del PS, pero mientras tanto Pe√Īailillo sigue a la defensiva frente al resto de los sectores pol√≠ticos, asegurando que se ha cruzado un l√≠mite, que espera un respeto m√≠nimo en el marco de un Estado de derecho, y pregunt√°ndose: ‚Äú¬ŅDesde cu√°ndo es una falta trabajar profesionalmente y pagar los tributos?‚ÄĚ.

Tendencias Ahora