Internacional
Crece la extrema derecha tras elecciones legislativas en Suecia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La oposici√≥n de izquierda gan√≥ este domingo las elecciones legislativas en Suecia, en las que la extrema derecha logr√≥ un hist√≥rico avance, seg√ļn las primeras proyecciones de la televisi√≥n p√ļblica SVT al cierre de los colegios electorales.

Bas√°ndose en sondeos a boca de urna, estas proyecciones sit√ļan en primer lugar a los socialdem√≥cratas con 31,1% de votos. Los Dem√≥cratas de Suecia (extrema derecha) se convertir√≠an en el tercer partido del pa√≠s con 10,5% contra 5,7% en 2010.

El l√≠der de los socialdem√≥cratas Stefan Lofven, de 57 a√Īos, ser√≠a por ello el primero en ser llamado a formar gobierno.

Los socialdem√≥cratas y sus dos socios naturales, los Verdes y el Partido de Izquierda, totalizar√≠an seg√ļn SVT el 44,8% de los votos, superando claramente a la coalici√≥n de centro-derecha en el poder, cuyos cuatro partidos sumar√≠an algo menos del 40%.

Ese resultado, si se confirma, supondr√≠a el final de ocho a√Īos en el poder del primer ministro Fredrik Reinfeldt, de 49 a√Īos. EL objetivo de estos comicios era renovar los 349 esca√Īos del Parlamento.

Un cambio para Suecia

“Es agradable votar por un cambio en la vida pol√≠tica sueca”, hab√≠a declarado L√∂fven a la prensa tras depositar su papeleta en Estocolmo.

“Yo dir√≠a que hemos hecho una campa√Īa formidable. Y hemos demostrado que estamos preparados para seguir cuatro a√Īos m√°s”, dijo por su lado Reinfeldt.

Pero las reformas liberales promovidas por Reinfeldt y el aumento de las desigualdades económicas han cansado a muchos electores, en particular los jóvenes, más afectados por el desempleo.

Durante la campa√Īa, L√∂fven, cuya madre lo dej√≥ en un orfelinato cuando era ni√Īo, ha asegurado encarnar a la gente corriente, prometiendo un r√©gimen fiscal m√°s favorable a las clases modestas, inversiones en las infraestructuras y mejoras en la educaci√≥n.

Para la realizaci√≥n de estas promesas, L√∂fven podr√≠a apoyarse en la buena marcha de la econom√≠a y las finanzas p√ļblicas suecas.

Pero también corre el riesgo de partir con un gran inconveniente: el de ser el primer ministro socialdemócrata elegido con menos votos en la historia del país.

“Creo que tendremos una situaci√≥n muy complicada tras las elecciones”, declar√≥ a la AFP TV Mikael Sundstr√∂m, profesor de Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad de Lund.

Así, los socialdemócratas deberían negociar para formar gobierno, previsiblemente con los ecologistas y el Partido de Izquierda.

El grado de cohesión de esta eventual coalición no está claro por ahora, puesto que ninguno de los potenciales aliados se ha pronunciado.

La otra preocupación de la izquierda es el avance de los Demócratas de Suecia, que entraron en el Parlamento en 2010 con el 5,7% de los votos (20 diputados), un resultado histórico, ahora duplicado.

Europa ha sido escenario reciente de una fuerte progresi√≥n de formaciones de extrema derecha o de la derecha populista, como el Ukip de Gran Breta√Īa, el Frente Nacional de Francia o el Partido Popular dan√©s.

Los electores de los Demócratas de Suecia se sienten abandonados por los partidos tradicionales y rechazan el consenso pro-inmigración que reina en Estocolmo.

“Fundamentalmente, son (electores) de clases populares, de todas las edades, y dos tercios son hombres”, seg√ļn el polit√≥logo Anders Sannerstedt. “No son excluidos, son suecos con una vida normal”, agrega.

Electores interrogados por la AFP en Estocolmo se mostraban el domingo hostiles a ese partido.

“Quienes no los apoyamos debemos mostrarlo”, dijo Christina Lundvall, una abogada.

“Tenemos un partido que es un poco racista y que podr√≠a obtener mucha influencia si la gente no vota, por eso pienso que estas elecciones son muy importantes”, estim√≥ Emma Lindholm.

Este partido reivindica por un lado una protección social mayor para las clases desfavorecidas, pero es más bien conservador sobre las cuestiones sociales.

Pese a esta posición, no tiene la capacidad de hacer o deshacer coaliciones, al ser boicoteado por los otros partidos.

URL CORTA: http://rbb.cl/amlk
Tendencias Ahora